¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

En Pakistan, la petición de prohibir una importante manifestación de mujeres ahoga las voces feministas

Carteles de la “Marcha Aurat” de 2020. Imagen de Shehzil Malik (CC BY-NC-ND 4.0

El día internacional de la mujer se celebra el 8 de marzo en todo el mundo para reivindicar el movimiento por los derechos femeninos. En Pakistán, la celebración ha ganado relevancia desde 2018, cuando una plataforma de organizaciones feministas pakistaníes denominada Hum Auratien —”Somos mujeres” en urdu— organizó marchas en tres ciudades. En 2019, consiguieron organizar con éxito marchas en más ciudades por todo el país.

Pero este año, Hum Auratien se enfrenta a un problema: la petición presentada por el abogado Mohammad Azhar Siddique ante el Tribunal Supremo de Lahore el lunes 24 de febrero de 2020 con la pretensión de que se prohíba permanentemente esta marcha, y la califican de “antiestatal” y “contraria al islam”

¿Qué es la Marcha Aurat?

El 5 de marzo de 2018, un grupo de organizaciones feministas y sociales —como The Feminist Collective, Women's Collective y Girls at Dhabas— se unieron para fundar Hum Auratien y anunciaron la celebración de la “Marcha Aurat” o “Marcha de las Mujeres” el 8 de marzo en Karachi, Lahore e Islamabad para exigir justicia económica, reproductiva y ambiental para las mujeres.

Poster of Aurat March 2020. courtesy the Facebook Page of Aurat March Lahore.

Poster de la Marcha Aurat 2020. Imagen de Shehzil Malik. CC BY-NC-ND 4.0

Durante los dos últimos años, las mujeres se han manifestado por todo Pakistán para dar a conocer los problemas de las mujeres y exigir la igualdad de derechos. Organizaron marchas en las principales ciudades, en las que participaron mujeres, niñas y también hombres de todas las edades. Los manifestantes portaban pancartas con mensajes que criticaban el patriarcado.

La Marcha Aurat Pakistán emitió un manifiesto que habla de inclusividad para las mujeres feministas, personas transgénero, personas no binarias y minorías sexuales y de género que enfrentan estructuras patriarcales que conducen a la explotación sexual, económica y estructural de las mujeres.

“La libertad de expresión no puede doblegarse”

El tribunal admitió a trámite la petición de Siddique, que declaró que el Día Internacional de la Mujer debería consagrarse a “reconocer y agradecer a las mujeres sus logros, además de mostrar solidaridad (…) pero no hay que cruzar los límites ni criticar o insultar a los hombres”.

En la petición, menciona además que la Marcha Aurat es una “distracción y un intento fallido de tratar los graves problemas que suelen enfrentar las mujeres”, ya que “siempre hay mensajes ofensivos en las pancartas”. La petición también afirma que “varios partidos antiestatales están financiando la llamada ‘Marcha Aurat’ con el único fin de propagar la anarquía entre las masas. Sus intenciones ocultas incluyen propagar la anarquía, la vulgaridad, la blasfemia y el odio contra las normas más esenciales del islam”.

SIN CENSURA | El presidente del Grupo de Activismo Judicial, Azhar Siddique, explica por qué ha presentado una petición contra la Marcha Aurat ante el Tribunal Supremo de Lahore.

La conversación completa en el siguiente enlace.

La Marcha Aurat ha sufrido una fuerte respuesta negativa en los medios sociales. Muchos internautas celebraron que se presentara la petición ante el alto tribunal:

¡¡Qué buena noticia!!

¡Más que antiestado, son antiislam!

¡En un país musulmán debe prohibirse toda manifestación o campaña contra el islam!

¡Gloria a quien presentó la petición para parar esta vulgaridad! ¡¡Bien hecho!!

Prohíban la Marcha Aurat

Los partidarios de la Marcha Aurat condenaron estas reacciones negativas, alegando que organizar una protesta pacífica es un derecho democrático:

Marcharemos, venga lo que venga.
Voluntaria de Marcha Aurat responde a petición
.
—————-
“¿Por qué el Tribunal Supremo no se ha limitado a desestimar la petición? No somos violentos, no hemos hecho nada ilegal, solo exigimos los derechos que la Constitución ya nos prometió”, responde Shmyla a la petición presentada en el TSL contra la Marcha Aurat

Cada vez que creo que entiendo lo frágil que es la masculinidad, me reeduco. Presentar una petición en el Tribunal Supremo para vetar la Marcha Aurat 2020 es muy revelador. Esa es la razón por la que marchamos, imbéciles.

En la vista de la petición del 27 de febrero, el juez del Tribunal Supremo de Lahore Mamoon Rashid Sheikh afirmó que “no se puede restringir la libertad de expresión“, según un informe del diario Dawn.

A la vista asistieron abogados y activistas de derechos humanos, como la abogada y activista Hina Jillani, que era una de las partes. Jillani respondió a varias preguntas y defendió la Marcha Aurat. El juez pidió a ambas partes que presentaran sus réplicas en la siguiente vista y se asesoró con agencias de seguridad y la sociedad civil para evaluar las medidas de seguridad y las potenciales amenazas.

Tras la vista, Jilani dijo a los medios:

Hina Jilani enseña lo que significa la decencia.

As far as decency is concerned, we know more about decency than these petitioners. We learn it from our parents; these people will not tell us about our values; we know what our social values are. These are just dirty mindsets that seek out obscenity in everything.

En lo que respecta a la decencia, sabemos más de decencia que los que han presentado la petición. La aprendimos de nuestros padres: esa gente no tiene que hablarnos de nuestros valores, ya sabemos cuáles son nuestros valores sociales. Solo son mentes sucias que ven obscenidad en todas partes.

Algunos organizadores de la Marcha Aurat en Sukkur (provincia de Sindh) sufrieron amenazas de partidos políticos religiosos, que fueron condenadas por el capítulo de Marcha Aurat en Karachi.

El jefe del partido Jamiat Ulema-e-Islam (JUI-F), Sindh Maulana Rashid Mehmood Soomro, dijo en un mensaje de video que la Marcha Aurat tenía como objetivo difundir vulgaridad y desnudez. También dijo que el JUI-F apoyaba los derechos que concede el islam a las mujeres, pero no pueden permir lemas como  “Mera Jism Meri Marzi” (“Mi cuerpo, mi elección”).

En una alocución durante un mítin en Karachi (Sindh) el 29 de febrero de 2020, Maulana Fazlur Rehman apremió a los trabajadores del partido para que se aseguraran de que no se llegara a celebrar la Marcha Aurat:

Wherever you see such elements, ask the law [enforcement authorities] to stop them, but if the authorities provide protection to such protests, then get ready for any sacrifice. We cannot let religion and our cultural values be bad-named.

Cuando vean ese tipo de elementos, pidan a las fuerzas de la ley que les obliguen a parar, pero si las autoridades dan protección a esas protestas, prepárense para cualquier sacrificio. No podemos permitir que se insulte a la religión y a nuestros valores culturales.

En otra vuelta de tuerca, el 28 de febrero, una mujer llamada Rubina Jatioi presentó una petición ante el Tribunal Supremo de Sindh para que se prohíban los “lemas inmorales” en la Marcha Aurat, que según su opinión “no ayuda a que las mujeres consigan ningún derecho”. Aunque el TS declaró que no había razones sólidas para presentar esa petición, puesto que Jatioi no facilitó documentos que avalaran su reclamación, le pidieron que viniera preparada a la siguiente vista.

Conforme se acerca el día de la marcha de 2020, todos los ojos están vueltos hacia el Tribunal Supremo de Lahore, a la espera de su decisión sobre la validez de la petición, para comprobar si la ley defiende el derecho de las mujeres de manifestarse pacíficamente o se rinde ante las mismas fuerzas contra las que ellas están levantando la voz.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.