¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Tanzania se enfrenta a COVID-19 con medidas estrictas para desacelerar la propagación

Escena callejera en Dar es Salaam, Tanzania, importante centro de transporte. Tanzania se prepara mientras la COVID-19 pueda requerir un gran cambio en el estilo de vida de la sociedad. Foto por Pernille Bærendtsen, utilizada con autorización.

Revisa la cobertura especial de Global Voices de la cobertura mundial para COVID-19.

Tanzania se prepara para COVID-19 ahora que la nación confirmó su primer paciente el 16 de marzo de 2020 y cinco casos subsiguientes.

El caso cero es el de la tanzana Isabel Mwambapa, de 46 años, que viajó a Bélgica, Suecia, Dinamarca y Alemania antes de regresar a Tanzania con la RwandaAir el 15 de marzo. Se enfermó tras su llegada y actualmente permanece en aislamiento en Arusha.

Tanzania se une a varias naciones africanas que han tomado una serie de medidas importantes para desacelerar la difusión de la enfermedad, mediante restricciones y prohibición de viaje, rastreo de contactos, lavado de manos y recomendaciones de distanciamiento social. Sin embargo, los ciudadanos siguen luchando por vadear una avalancha de comunicación en torno al virus.

La ministra de Salud tuiteó un mensaje urgente de “no cunda el pánico” al público:

#covid-19 No tengamos miedo.

Sin embargo, es importante cumplir con las instrucciones de los expertos para proteger a vosotros mismos.

Este puede ser también el motivo de la conferencia de prensa celebrada en la oficina del comisionado regional en Arusha el 18 de marzo, en la que la ministra Mwalimu puso a la paciente Mwambapa en modalidad manos libres para que confirmara su mejoría, que se disculpó “por haber sido la primera víctima del virus en el país”.

Al 19 de marzo, seis casos se confirmaron en Tanzania, de los cuales se conocen los detalles de un ciudadano alemán de 24 años en Zanzíbar, un estadounidense de 61 años en Dar es Salaam y dos tanzanos que había viajado respectivamente uno a Dinamarca y Francia y el otro en Sudáfrica. Según la BBC, este último es el popular rapero Mwana FA.

El altamente contagioso coronavirus se ha propagado en toda África durante las últimas semanas. Hasta el 19 de marzo, hay por lo menos 635 casos de COVID-19 con al menos 15 muertes confirmadas. Se desconoce la cura para la enfermedad, y aunque no es necesariamente mortal para las personas en buena salud, es particularmente peligrosa para las personas con un sistema inmunitario débil.

Los líderes mundiales del sector salud han instado a los ciudadanos a tomar precauciones extremas ya que los números siguen aumentando exponencialmente en Europa –el actual epicentro del virus.

Un rápido aumento en la respuesta

En Tanzania, el Gobierno ya había tomado algunas medidas antes de que se informara del caso cero, pero el aumento de casos en la segunda quincena de marzo ha visto un rápido incremento en las acciones preventivas que plantean un cambio radical en la rutina cotidiana de los tanzanos.
El 17 de marzo, el primer ministro Kassim Majaliwa decretó la ampliación a 30 días de la prohibición de reuniones públicas para incluir escuelas, ligas de fútbol, deportes, conciertos musicales, mitín políticos y actividades comunitarias.

Para mostrar la gravedad de la situación, el 16 de marzo, el presidente John Magufuli canceló la prestigiosa ceremonia del Mbio wa Mwenge wa Uhuru (Carrera de la Antorcha de la Libertad) que iba a tener lugar en abril en Zanzibar, región semiautónoma de Tanzania.

El mismo día, el presidente Magufuli también detuvo su caravana en Dar es Salaam, la mayor ciudad de Tanzania, para confrontarse con una gran multitud que se había reunido. Irónicamente, al final de su discurso instó a la multitud a “evitar las grandes reuniones”.

Zanzibar —popular destino turístico, sobre todo para los italianos– decidió el 7 de marzo prohibir todos los vuelos chárter desde Italia, que actualmente cuenta con 35 713 casos reportados y 2987 muertes al 19 de marzo. Además, varios negocios locales de las costas sureste y norte de Zanzíbar (Unguja) –populares entre los turistas– tomaron la decisión de cerrar temporalmente como medida para desacelerar la difusión del virus.

El 13 de marzo, el presidente Magufuli también habló del virus durante siete minutos en una actividad oficial, y pidió a los medios y a los líderes religiosos que ayudaran a difundir mensajes de prevención.

“Si el viaje no es absolutamente necesario, no viajen”, dijo en su discurso, una orden para los funcionarios civiles pero un consejo para los demás.

Se ha ordenado a los ministerios e institutos que pospongan las reuniones y conferencias en las que participen personas de países con un elevado número de casos de COVID-19, y se ha dicho oficialmente a los tanzanos que eviten los “viajes innecesarios” a los países afectados.

Hasta el 13 de marzo, la COVID-19 no ha sido abordada de manera directa ni por el presidente ni por el Gobierno, como señaló este cibernauta:

Tanzania, ¿por qué no estamos hablando más sobre el corona[virus]? ¿Donde están los avisos de salud pública para decir a la gente que no se reúna ni se dé la mano, y que se las lave con jabón? ¿Como autoaislarse e informar? ¿Estamos aconsejando a las mezquitas y a los fieles?

En el aeropuerto de Kigoma, en el noroeste de Tanzania, la habitual revisión médica del ébola se prorrogó el 14 de marzo, con solicitudes de “distancia social” entre pasajeros en cola para facturar y el registro de los detalles personales de viaje.

En la península, una próspera área de Dar es Salaam, se introdujeron desinfectantes de manos en la entrada de los restaurantes y se restringió su venta:

El supermercado Village Market, de la parte privilegiada de Dar es Salaam, Tanzania, restringe la venta de desinfectantes para manos a dos por persona.

El 17 de marzo, el Ministro de Salud, Ummy Mwalimu, anunció la creación de un grupo nacional de trabajo que será presidido conjuntamente por el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el país y el director médico.

Tras mí declaración del 16 de marzo sobre la presencia de un paciente con coronavirus (COVID-19) en el país, el Gobierno sigue tomando medidas para asegurar que la enfermedad se controle rápidamente para que no se difunda entre la comunidad. Prometan que cada uno puede tomar las medidas para protegernos entre nosotros.

Mensajería y desinformación

En las semanas previas al caso cero, los ciudadanos han ido hablando sobre el virus dentro de su propio circulo. Las autoridades oficiales no habían todavía proporcionados detalles sobre las medidas preventivas y la ausencia de un caso cero creaba una aparente exención de la crisis entre algunos.

El 14 de marzo, circuló un video en WhatsApp que resumía esta negación, que simplemente rechazaba su existencia en Tanzania:

Adaptando el popular proverbio suahili “hakuna matata” a “karibuni Tanzania. Hakuna corona”- “Bienvenidos a Tanzania, aquí no hay corona”. Origen desconocida –vía WhatsApp. Nota: Tanzania no ha reportado ningún caso de corona, pero en estos días ha aplicado diferentes acciones preventivas.

Otros ejemplos de comunicación perturbadora circularon con el mismo estilo: el pastor Josephat Gwajima predicó que los tanzanos no se verán afectados por el virus, pues afirmó que están protegidos por Jesús:

Gwajima de la “Elección de sangre” ¡presenta los ANUNCIOS DE SALUD PÚBLICA DE CORONA! Dice que Tanzania no tiene [casos de] corona y no habrá por que la gente cree en él.

La emergencia del virus en Tanzania ha provocado una aluvión de reacciones en las redes sociales, donde los cibernautas han expresado a la vez miedo e informaciones prácticas.

El 16 de marzo, Mohammed Dewji, exdiputado tanzano, empresario y filántropo tuiteó una foto suya con una mascarilla, aunque es poco probable que sea totalmente preventiva, ni una solución para muchos:

Mañana cuando entre en la oficina con desinfectantes para manos y mascarillas.
😷
Corona, ¿estás listo?

El 17 de marzo, Elsie Eyakuze repitió el aviso del Ministerio de Salud dado a través de WhatsApp:

Las noticias sobre el corona y cómo evitar la infección ha sido proporcionada por el Ministerio de Salud. Recibí información a través de WhatsApp, no puedo ponerlas todas aquí.
Importante: 1. Anda a cualquier centro de salud.
El médico que te vea sabrá si… ¿1 /?

A pesar de los avisos del Gobierno para un estricto distanciamiento social, este cartel que circula en redes sociales, anunciaba una fiesta de “noche de máscaras” en Arusha, Tanzania, para “unidos contra Corona” para el 19 de marzo.

Sin embargo, sensiblizar y al mismo tiempo ofrecer soluciones realistas a los ciudadanos es un tremendo desafío –especialmente en lo que respecta a la forma de comunicar los consejos de la OMS para hacer frente al virus mediante el lavado de manos y el distanciamiento social.
El 18 de marzo, The Citizen señaló el gran desafío de decirle a las personas que eviten multitudes en Dar es Salaam al ir y venir del trabajo.

¿Cómo pueden los ciudadanos practicar el distanciamiento social y el lavado de manos en lugares donde la mayoría vive en lugares con viviendas saturadas y escaso saneamiento?

Esas preguntas siguen sin respuestas.

Nota del Editor: Gracias a Peter Bofin por contribuir con este reportaje.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.