- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Emergencia COVID-19 en Italia: Médicos, enfermeros, trabajadores de salud comprometidos y solidaridad civil para derrotar al virus

Categorías: Europa Occidental, Italia, Ciencia, Desastres, Medios ciudadanos, Respuesta humanitaria, Salud, Últimas noticias, COVID-19
Coronavirus, dottoressa che culla l'Italia, immagine di Franco Rivolli

Imagen simbólica del ilustrador veneciano Franco Rivolli, divulgada por el Arma de Carabineros. Una doctora con mascarilla y alas en la espalda, acuna una febril Italia. Fuente: Artstation [1], sito web del autor.

Revisa la cobertura especial de Global Voices sobre la COVID-19 [2].

Una imagen simbólica del ilustrador veneciano Franco Rivolli, divulgada por el Arma de Carabineros, se volvió viral en medios sociales italianos. Ilustra a una doctora que acuna a Italia, febril y envuelta en la tricolor italiana. Las alas en su espalda simbolizan a los trabajadores sanitarios como ángeles guardianes de sus pacientes. La idea surgió del deseo de agradecer a médicos, enfermero y trabajadores sanitarios, comprometidos en la primera línea en la lucha contra la epidemia del nuevo coronavirus que ha pueso de rodillas al país.

La pandemia de la COVID-19 de 2019-2020 [3] llegó a Italia en las últimas semanas. Se trata de una enfermedad respiratoria, COVID-19 [4], causada por el coronavirus SARS-CoV-2 [5], que puede terminar en pulmonía. No es una simple influenza que aflige solamente a ancianos con patologías. Puede llegar a ser una pulmonía intersticial bilateral. Como explica el Ministerio de Salud [6] italiano, los síntomas más comunes sonl fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden tener dolores musculares, congestión nasal, nariz congestionada, dolor de garganta o diarrea. En los casos más graves, la infección puede causar pulmonía, síndrome respiratorio acudo grave, insuficiencia renal y hasta la muerte.

Mapa y actualización de la COVID-19 en Italia y el mundo

El 30 de enero de 2020, la Organización Mundial de la Salud declaró que esta epidemia representa una emergencia internacional de salud pública. Con datos del 11 de marzo de 2020, la OMS declaró que la COVID-19 se puede definir como pandemia. La situación epidemiológica está en constante evolución. La OMS publica todos los días una actualización epidemiológica [7]. Acá la actualización de la situacióne del mundo [8] y en Italia [9].

La Universidad Johns Hopkins [10] creó un mapa en línea de la propagación del COVID-19 [11] que informa de las actualizaciones mundiales con datos de las autoridades sanitarias mundiales.

La región y la ciudad más afectadas en Italia: trayecto del virus en Lombardía, de Codogno a las provincias de Bérgamo y Brescia

Hasta el 20 de marzo de 2020, en el mundo había 275 000 casos de COVID-19, casi 11 400 muertos y 88 256 recuperados.

Los datos de Protección Civil Italiana a las 18:00 horas del 20 de marzo de 2020 [12] de la progresión de la epidemia de coronavirus en Italia:

Esercito trasporta bare da Bergamo in altre regioni

Unos 30 camiones del Ejército trasportan 130 féretros de Bergamo a hornos crematorios en otras regiones. Fuente: Ansa. [13]

El 20 de febrero de 2020, el primer caso registrado de COVID-19 en Italia: un muchacho sano y deportista de 38 años de Codogno [14], provincia de Pavia. Después de su recuperación en terapia intensiva, se hicieron pruebas y así se descubrió al “paciente número uno” en Lombardia, y luego los otros casos positivo. Annalisa Malara, 38 años, es la anestesióloga del hospital de Codogno que diagnosticó primero el virus. Lamentablemente, el “paciente cero” es desconocido, también porque el “paciente uno” nunca estuvo en China. Probablemente, en un bar de la ciudad han quedado contagiadas muchas personas, residentes y no. Por tanto, la ciudad fue declarada zona roja. El coronavirus ha afectado sin piedad sobre todo a la ciudad y provincia de Bérgamo [15] (con 5154 contagiados hasta el 20 de marzo de 2020 [12]) y la provincia de Brescia [16].

El 13 de marzo de 2020, el periodista David Carretta publicó en Twitter un video [17] en el que echa un vistazo a la página de avisos necrológicos del 9 de febrero de 2020 (primera desde la difusión del coronavirus) y luego diez páginas de avisos necrológicos el 13 de marzo de 2020.

Diario de Bérgamo.

La provincia de Brescia es la segunda más afectada después de Bérgamo: 4648 contagiados al 20 de marzo de 2020 [12]. Como en otros lugaresm ahí también se procede a esterilización de las calles con hipoclorito de sodio.

El impacto económico de la epidemia de la COVID-19 en Lombardía es enorme. Lombardía y Véneto son las regiones italianas con mayor PIB per cápita, sobre el promedio de la Unión Europea [20]. El ministro de Bienestar de la región, Giulio Gallera [21], anunció un gran proyecto que prevé la construcción de un hospital con 500 camas de terapia intensiva para los enfermos de coronavirus en la antigua Fiera de Milán [22].

Hospitales colapsados, escasez de camas y médicos, riesgo por pocos dispositivos de proteción individual

Los enfermeros hicieron un llamado a la población con un video [23], en el que afirman que estamos en el extremo y que no hay más tiempo. Todos debemos quedarnos en casa para detener la epidemia:

Médicos sin Fronteras denuncia [24] la escasez de dispositivos de protección:

Secondo gli ultimi dati dell’Istituto Superiore di Sanità, circa 1.700 operatori sanitari in Italia, pari all’8% dei casi totali di coronavirus nel paese, sono stati contagiati mentre assistevano giorno e notte il crescente numero di pazienti gravi, che richiedono degenze lunghe e cure specialistiche in terapia intensiva.

Según los últimos datos del Instituto Superior de Salud, unos 1700 trabajadores sanitarios en Italia, lo que equivale al 8 % del total de casos de coronavirus en el país, se han infectado mientras asistían día y noche al creciente número de pacientes graves, que requieren estancias prolongadas y tratamiento especializado en cuidados intensivos.

Industria dispositivi medici

In Italia il mercato delle imprese nel settore dei dispositivi medici è rivolto per il 66% verso il Servizio sanitario nazionale e rappresenta il 7,4% della spesa totale, che corrisponde a circa 190 euro pro-capite, valore inferiore alla media dei principali paesi europei. Fonte: Centro studi Confindustria [25], Dispositivi Medici, 2017.

Y luego especifican:

In Italia, dove stiamo supportando quattro ospedali nel lodigiano [26], la carenza di dispositivi di protezione nonostante tutti gli sforzi delle autorità sanitarie è allarmante e lascia il personale medico in prima linea pericolosamente esposto al virus. […] Anche in ospedali europei di altissimo livello [24] vediamo medici e infermieri sopraffatti, che accolgono fino a 80 ambulanze al giorno, mentre la drammatica carenza di dispositivi di protezione – per cui alcuni indossano la stessa mascherina per 12 ore – li pone ad alto rischio di contrarre il virus.

En Italia, donde estamos apoyando cuatro hospitales en Lodi [26], es alarmante la falta de equipo de protección, a pesar de todos los esfuerzos de las autoridades sanitarias, y deja al personal médico en primera línea peligrosamente expuesto al virus. […] Incluso en los hospitales europeos de altísimo nivel [24] vemos a los médicos y enfermeras abrumados, reciben hasta 80 ambulancias al día, y la dramática falta de equipo de protección –por lo que algunos usan la misma máscara durante 12 horas– los pone en alto riesgo de contraer el virus.

El coronavirus ha cobrado víctimas también entre los profesionales de la primera línea:

Roberto Stella, 67 años, médico de familia y presidente del la Orden de Médicos de Varese, fue la primera víctima laboral [27], como anunció la fundación ENPAM [28].Se contagió de coronavirus en el poliambulatorio de Busto Arsizio, y murió el 11 de marzo de 2020 tras una semana en terapia intensiva. El primer médico caído en la guerra contro el virus es Chiara Filipponi, 57 años, anestesióloga de Portogruaro: ya enferma, contrajo el virus en otro hospital.

El 2 marzo murió Ivo Cilesi, 62 años, psicopedagogista y terapeuta especializado en Alzheimer. Su situación se precipitó en tres días: de cansancio asintomático a la muerte tras una crisis respiratoria en el hospital de Parma. El 14 de marzo murió Diego Bianco, de 46 años, operador técnico, por una crisis respiratoria repentina en casa por la noche, nueve horas después de haber manifestado los primeros primeros síntomas del coronavirus. El 17 de marzo de 2020 en Bérgamo murió Mario Giovita, 65 anños, el primer médico de familia contagiado de coronavirus (en Bérgamo hay al menos cien médicos de familia contagiados). El 18 de marzo de 2020 murió Marcello Natali, 57 años, secretario de la Federación Italiana de Médicos de Familia [29] de Lodi, después de haber estado intubado en terapia intensiva por una grave pulmonía bilateral.

El 19 de marzo de 2020, la agencia de cnoticias ANSA informó [30]:

Altri cinque medici sono deceduti a causa del nuovo coronavirus in Lombardia, portando a 13 vittime il tragico bilancio tra i camici bianchi, secondo quanto riferisce la Fnomceo. Le ultime vittime sono Luigi Ablondi, ex direttore generale dell'Ospedale di Crema; Giuseppe Finzi, medico ospedaliero di Cremona, e Antonino Buttafuoco, medico di base di Bergamo. Altri due medici sono morti a Como: Giuseppe Lanati, pneumologo, e Luigi Frusciante, medico di famiglia. Erano entrambi in pensione ma operativi.

Otros cinco médicos han muerto debido al nuevo coronavirus en Lombardía, con lo que hay un saldo de 13 víctimas entre las batas blancas, según la Federación Nacional Médicos Cirujanos. Las últimas víctimas son Luigi Ablondi, ex director general del Hospital de Crema; Giuseppe Finzi, médico del hospital de Cremona, y Antonino Buttafuoco, médico generalista de Bérgamo. Otros dos médicos murieron en Como: Giuseppe Lanati, neumólogo, y Luigi Frusciante, médico de familia. Ambos estaban retirados, pero trabajando.

Nino Cartabelotta, médico y fundador de la Fundación GIMBE, tuiteó [31]:

Coronavirus: hablamos de un problema gravísimo.
El contagio de los trabajadores sanitarios:
– Hasta el 11-3 de marzo no conocíamos números
– Hoy son 2629 (8,3 % de total de casos)
– Procedimientos y dispositivos de protección aún inadecuados
Cuidar a quien cuida.

Es alto el contagio entre médicos, enfermeros, carabineros, policías y otras personas en primera línea contra el coronavirus. El Instituto Nacionale de Aseguraciones de Accidentes Laborales (Inail) declara que “El contagio del personal sanitario se encuadra como accidente laboral [36]”.

“La vida te pone delante de momento que ni puedes imaginar: un pediatra que vista a un asdulto con pulmonía de COVID-19 mientras su esposa da a luz contagiada en cuarentena. La cercanía no es física sino en espíritu. ¡Ámate desde casa! Ya habrá tiempo para demostrar nuestro afecto”.
Lorenzo Norsa [37], médico de la unidad de hepatología y gastroenterologia pediátrica y de trasplantes del hospital de Bérgamo, trabaja también en la sección de la Covid-19 y ve a su esposa por videollamada quem contagiada en cuarantena, acaba de dar a luz por cesárea Captura de pantalla del perfil de Facebook de Loreno Norsa.

Medios sociales y movilización civil

La sociedad civil expresó en medios sociales las etiquetas #IoRestoACasa [38] [Yo me quedo en casa], #IoRestoInCorsia [39] [Yo me quedo en la guardia], #IoEscoPerDonare [40] [Yo salgo para donar] y donaciones para los hospitales italianos con #SostieniUnOspedale [41] [Sustenta un hospital].

El decreto ministerial del 9 de marzo de 2020 [42], denominado el Decreto “Yo me quedo en casa” [43] contiene disposiciones para todo el territorio italiano, hasta el 3 de abril de 2020. La prohibición de viajar se extiende a toda la península, excpeto por razones comprobadas de salud, necesidad o trabajo. Todo traslado debe estar documentado con una autocertificación con los motivos del traslado y declaración de no estar sujeto a cuarantena [44]. La policía está verificando con actividades intensas de control para contener la emergencia epidemiológica [45].

Por miedo a la COVID-19, en la primera semana de marzo las donaciones de sangre cayeron en promedio un 10 % en toda Italia y el peligro es que la situación empeora. Una reducción prolongada de las donaciones “pone en riesgo a los 1800 pacientes que todos los días necesitan trasfusiones. Por medio de la etiqueta #IoEscoPerDonare [40] [Yo salgo para donar] se usa para pedir a los ciudadanos que donen sangre. Todos los italianos deben respetar el #IoRestoACasa [38] [Yo me quedo en casa], para no volver vanos los esfuerzos del personal médico en toda Italia, que se publica con la etiqueta #IoRestoInCorsia [39] [Yo me quedo en la guardia]:

Lo hacemos sobre todo por ellos, recuérdenlo.
Porque si enfermamos todos, estamos reventados. Yo estoy en casa. Yo me quedo en casa. 👍 Yo me quedo en la guardia, tú quédate en casa. 👏
Con esto busco darme fuerza porque solamente quiero llorar un poco. Coronvirus en Italia pandemia.

Los verdaderos Avengers.
Con saludos de Marvel.

La foto tomada por la enfermera Alessia Bonari se volvió viral, junto con su fuierte mensaje: “Yo debo hacer mi parte, ustedes hagan la suya”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Sono i un'infermiera e in questo momento mi trovo ad affrontare questa emergenza sanitaria. Ho paura anche io, ma non di andare a fare la spesa, ho paura di andare a lavoro. Ho paura perché la mascherina potrebbe non aderire bene al viso, o potrei essermi toccata accidentalmente con i guanti sporchi, o magari le lenti non mi coprono nel tutto gli occhi e qualcosa potrebbe essere passato. Sono stanca fisicamente perché i dispositivi di protezione fanno male, il camice fa sudare e una volta vestita non posso più andare in bagno o bere per sei ore. Sono stanca psicologicamente, e come me lo sono tutti i miei colleghi che da settimane si trovano nella mia stessa condizione, ma questo non ci impedirà di svolgere il nostro lavoro come abbiamo sempre fatto. Continuerò a curare e prendermi cura dei miei pazienti, perché sono fiera e innamorata del mio lavoro. Quello che chiedo a chiunque stia leggendo questo post è di non vanificare lo sforzo che stiamo facendo, di essere altruisti, di stare in casa e così proteggere chi è più fragile. Noi giovani non siamo immuni al coronavirus, anche noi ci possiamo ammalare, o peggio ancora possiamo far ammalare. Non mi posso permettere il lusso di tornarmene a casa mia in quarantena, devo andare a lavoro e fare la mia parte. Voi fate la vostra, ve lo chiedo per favore. [57]

Una publicación compartida de Alessia Bonari [58] (@alessiabonari_) el

Soy enfermera, y estoy lidiando con esta emergencia médica. También tengo miedo, pero no de ir de compras, tengo miedo de ir a trabajar. Tengo miedo porque la máscara podría no adherirse bien a mi cara, o podría haberme tocado accidentalmente con los guantes sucios, o tal vez los lentes no cubren todos mis ojos y algo podría haber pasado.
Estoy físicamente cansada porque el equipo de protección me duele, la bata me hace sudar y una vez vestida no puedo ir al baño o beber durante seis horas. Estoy psicológicamente cansada, como lo están todos mis colegas que han estado en la misma condición que yo durante semanas, pero esto no nos impedirá hacer nuestro trabajo como siempre lo hemos hecho. Seguiré tratando y cuidando a mis pacientes, porque estoy orgullosa y me encanta mi trabajo. Lo que pido a quien está leyendo esto es que no frustre el esfuerzo que estamos haciendo, que sea desinteresado, que se quede en casa y así proteja a los más frágiles. Los jóvenes no somos inmunes al coronavirus, también podemos enfermarnos, o peor aún, podemos hacer que otros enfermen. No puedo permitirme el lujo de volver a casa en cuarentena, tengo que ir a trabajar y hacer mi parte. Haz la tuya, te lo pido por favor.

Para la emergencia, el Gobierno italiano ha asignado 25 000 millones de euros con el Decreto Cura Italia, según ha declarado [59] el primer ministro Giuseppe Conte. Tras el decreto del 11 de marzo de 2020 [60], el Gobierno italiano analizó el 16 de marzo de 2020 una maniobra económica extraordinaria, que incluía apoyo económico e inyección de liquidez para apoyar al sistema de producción. El paquete incluye también un plan extraordinario para hacer frente a la emergencia sanitaria y aumentar los puestos de cuidados intensivos en Lombardía: acuerdos con clínicas privadas, dos hospitales militares de campaña, requisitos de alojamiento para pacientes en régimen de aislamiento, 400 contrataciones de Instituto Nacional de Aseguraciones, incluidos cien gerentes médicos, 320 médicos y enfermeros militares, servicio de un año para los trabajadores sanitarios del Ejército, trabajadores sanitarios del extranjero con procedimientos simplificados, bonificación de mil euros para niñeras, un excedente salarial para el personal hospitalario por las horas extraordinarias:

Los recaudadores de fondos sociales están usando la etiqueta #SostieniUnOspedale [41] [Sustenta un hospital]. Roberto Burioni, médico italiano, divulgador académico y científico [61], actualiza cada día los progresos de la nueva sala del Hospital San Raffaele [62] de Milán, realizados gracias a la recaudación de fondos iniciada [63] por la famosa influente Chiara Ferragni y su esposo, el cantante Fedez, seguida de donaciones por más de cuatro millones de euros de sus seguidores de más de 56 países [64] de todo el mundo y muchos otros famosos. Publicó un video de los trabajos en curso, casi terminados.

En el sitio web de Italia Non-Profit [65] se puede encontrar una “lista de hospitales a los que se puede donar directamente y campañas de recaudación de fondos autorizadas por los centros de atención de salud”. Entre los muchos hospitales que figuran en la lista, los de Lombardía: Hospital San Raffaele de Milán, Hospital Sacco de Milán, Policlínico de Milán, Hospitales de Lodi y del distrito de Lodigiano, Hospital Papa Juan XIII de Bérgamo, Spedali Civili de Brescia. El Hospital Papa Juan XIII de Bérgamo, uno de los más afectados por la emergencia del coronavirus en Lombardía, explica [66] que los fondos recaudados se utilizarán para la compra de ventiladores, dispositivos de ventilación no invasiva, monitoreo hemodinámico, auriculares, batas y gafas desechables.

Además, como informa la agencia ANSA [67], las regiones más afectadas como Lombardía, Véneto, Emilia Romagna y Piamonte han recibido cientos de donaciones, desde pocos euros hasta varios millones para ser utilizados en reforzar los departamentos de cuidados intensivos de los hospitales o para construir nuevos, de muchas empresas privadas italianas (industria alimentaria, banca, gigantes de la moda) hasta la donación del papa Francisco y la NBA internacional.