Datos secretos muestran que cifras oficiales de China de cero casos nacionales de COVID-19 excluyen portadores asintomáticos

La Televisión Nacional China informó que los doctores chinos estaban compartiendo sus experiencias en la lucha contra la COVID-19 con el mundo a través de videoconferencias. Captura de pantalla de CCTV.

La pandemia de COVID-19 ha disminuido en China hasta llegar a no tener casos nacionales desde el 18 de marzo y se ha informado que todos los nuevos casos confirmados a partir del 22 de marzo fueron importados. Sin embargo, el periódico South China Morning Post ha accedido a datos reservados y ha indicado que los anuncios oficiales de casos confirmados excluye a los portadores del virus asintomáticos que han dado positivo.

A finales de febrero, al menos 43 000 casos asintomáticos identificados se pusieron en cuarentena. Esta cifra es más de la mitad de los 81 689 casos totales confirmados informados al 23 de marzo de 2020 y constituye un tercio del número total de casos positivos.

La idea de que el Gobierno chino ha excluido casos asintomáticos de los anuncios oficiales ha estado circulando en las redes sociales como WeChat durante más de dos semanas, puesto que muchos se han dado cuenta de que las cifras sobre el terreno eran diferentes de las cifras oficiales.

En Twitter, el usuario @ding_gang publicó una serie de noticias sobre los nuevos casos confirmados en distritos residenciales en Wuhan y cuestionó las cifras oficiales:

¡Muchísimos nuevos casos en Wuhan y la cifra oficial es cero!

Algunos apuntan que la Comisión Nacional de Salud de China ha clasificado los casos asintomáticos y los casos confirmados en dos categorías separadas en la tercera edición de su “COVID-19. Guías de Control”, publicadas a finales de enero. Es más, la definición actual de “infección confirmada” usada por las autoridades sanitarias chinas ha cambiado en numerosas ocasiones desde enero.

Rojo: casos confirmados; amarillo: casos sospechosos. Captura de pantalla de la actualización sobre la COVID 10 de Tencent.

Como muestra la curva del brote indicada en la tabla de arriba, después de que las autoridades sanitarias eliminaron los casos asintomáticos de las cifras oficiales, el número de casos confirmados pasó de 4000 el 4 de febrero a ir reduciéndose poco a poco hasta llegar a los 2000 el 11 de febrero. Después, hubo una ola del 600 % cuando emergieron 15 152 casos confirmados el 12 de febrero, al que siguieron grandes cambios en el liderazgo en la provincia de Hubei y en la ciudad de Wuhan. Bajo el nuevo liderazgo, la definición de “confirmado” cambió de basarse en pruebas de laboratorio a basarse en diagnóstico clínico. En realidad, solo hubo 1820 casos confirmados en el laboratorio, mientras que los restantes 13 332 nuevos casos se habían confirmado clínicamente. Después del 12 de febrero, la curva de casos confirmados se redujo, ya que la definición de “confirmados” volvió a ser los casos que estaban probados en el laboratorio.

Muchos internautas creen que el objetivo de la manipulación de las cifras era preparar al país para reanudar la producción en marzo, ya que el impacto económico de no hacerlo generaría probablemente mayor inestabilidad política que la enfermedad. El escritor chino @laodeng89, por ejemplo, comentó en un análisis en Bloomberg sobre el impacto de la COVID 19 en la economía de China:

Para defender la economía, el Partido Comunista Chino intentó por todos los medios reducir el número de casos confirmados. Si Wuhan tiene cero contagios durante 14 días consecutivos, todo el país puede reanudar el trabajo. Sin embargo, según el análisis de Bloomberg, la reanudación del trabajo en China no aliviará la presión económica debido a que la fuerte difusión de la pandemia por todo el mundo golpeará también a China.

El disidente político @caojitw citó el reportaje de investigación del medio chino Caixin sobre la inminente crisis económica:

While the CCP claimed that Wuhan's rates of pneumonia had declined, foreign trade corporations in 19 provinces had resumed almost 100 percent of their business, and overall, 90 percent of the businesses in the country have resumed work, Caixin reported that the shrinking in demand and contracts from the US and Europe because of the pandemic had taken away work. The situation was more devastating than during the financial tsunami. No contracts, no foreign currency, but the annual importation of oil, food and chips would cost US 400 billion dollars. What would become of China’s economy?

Mientras que el Partido Comunista Chino afirmó que los índices de neumonía de Wuhan habían descendido, que las corporaciones de comercio extranjero en 19 provincias habían reanudado casi el 100 % de su actividad y, sobre todo, que el 90 % de las empresas del país habían reanudado el trabajo, Caixin informaba que el descenso de la demanda y de los contratos de Estados Unidos y Europa por la pandemia había reducido el trabajo. La situación era más devastadora que durante el tsunami financiero. Ningún contrato, nada de moneda extranjera, pero la importación anual de petróleo, comida y patatas costará 400 000 millones de dólares estadounidenses. ¿Qué será de la economía de China?

Al mismo tiempo, la amenaza de transmisión de los casos con infecciones asintomáticas todavía es patente. Aunque China ha mantenido un seguimiento de las infecciones asintomáticas, a medida que el país ha reanudado sus actividades económicas muchos portadores asintomáticos del coronavirus podrían haber vuelto al trabajo y haber contagiado el virus a otros. Al menos existe un estudio que indica que los contagiados pueden ser altamente contagiosos aunque tengan síntomas leves o ningún síntoma. En un estudio independiente, se estimó que el índice de la “transmisión silenciosa” es del 10 % aproximadamente.

Epoch Times, medio extranjero y crítico político, también informó que un gran número de pacientes dados de alta habían dado positivo otra vez.

Además, tanto Hong KongTaiwán se están enfrentando a una segunda ola del brote. El número de casos confirmados en Hong Kong se duplicó en 10 días de 150 el 14 de marzo a 317 el 22 de marzo. Aunque la mayoría de casos son importados, un número creciente de casos no se pudo conectar con casos existentes, lo que indica que la transmisión asintomática podría haberse asentado en la comunidad local.

Según la actualización de Tencent sobre la COVID-19, el 23 de marzo existían 191 casos confirmados en todo el país (incluidos Hong Kong, Macau yTaiwán), de los cuales el 60 % eran importados. Aunque la página ha eliminado las ubicaciones específicas de los casos confirmados, la tendencia indica que la COVID-19 está volviendo a China.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.