- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Indignación en Indonesia: Políticos están en primera línea para pruebas de COVID-19

Categorías: Asia Oriental, Indonesia, Gobernabilidad, Medios ciudadanos, Política, Protesta, Salud
[1]

El complejo de edificios legislativos en Senayan, Yakarta. Foto de Davidelit. Fuente: Wikipedia (Dominio Público) [1].

Revisa la cobertura especial de Global Voices sobre el impacto global del COVID-19 [2].

Muchos usuarios de internet indonesios han expresado su enfado [3] acerca de la decisión de la Cámara de Representantes de examinar a sus 575 miembros por COVID-19.

Indonesia tiene una población de más de 260 millones de personas. El 25 de marzo de 2020, el país presentaba 790 casos [4] positivos de COVID-19 y 58 muertes. Pero muchos creen que hay más casos de los que se están reportando y que no se están detectando por las pocas pruebas de COVID-19 que se están llevando a cabo en las comunidades. El 24 de marzo, el Gobierno había realizado [5] solamente 2756 pruebas.

El presidente Joko Widodo (también conocido como Jokowi) se ha mostrado reacio [6] a imponer un confinamiento para contener el virus debido a su drástico impacto en el sector informal y en los asalariados. En cambio, el Gobierno se ha mostrado agresivo en promover el distanciamiento en las principales ciudades para frenar la expansión del coronavirus. Jokowi ha ordenado la adquisición masiva de equipos de prueba rápidos con la intención de que se despliegue en determinado lugares en todo el país.

Pero mientras la ciudad espera a que las pruebas lleguen de China y de otros países, la noticia de la decisión de la Cámara de Representantes de examinar a sus miembros ha indignado a muchos en redes sociales. Los parlamentarios pueden además nombrar a dos o tres miembros de su familia o de su personal como chóferes o ayuda doméstica para que se hagan las pruebas.

Esta decisión ha enfurecido a muchos que cuestionan la razón de priorizar que los políticos se hagan las pruebas de COVID-19 en vez de trabajadores del sector Salud u otros miembros en la primera línea de atención, incluidos quienes ya han tenido síntomas de la enfermedad.

Estos son algunos comentarios de Twitter:

Los 575 parlamentarios y miembros de su familia se harán exámenes de COVID-19 mediante pruebas rápidas esta semana, según ha anunciado la Cámara de Representantes. A diferencia de nosotros los plebeyos, podrán hacerse la prueba aunque no muestren síntomas o no tengan historial de contacto.

Todos los parlamentarios y sus familias se realizarán las pruebas Covid-19.
La prueba del coronavirus para los parlamentarios consejo y sus familias es parte de las facilidades de salud que obtienen del seguro
.
———-
Mientras los enfermos de todo el país luchan por hacerse las pruebas en medio de la escasez de suministros médicos, todos los parlamentarios indonesios y sus familias recibirán pruebas gratuitas de COVID-19.

Todos los parlamentarios y sus familias se realizarán las pruebas Covid-19.
La prueba del coronavirus para los parlamentarios consejo y sus familias es parte de las facilidades de salud que obtienen del seguro.
———-
al ver a todos los diputados y funcionarios de alto nivel del Gobierno hacerse la prueba COVID-19 fácilmente (incluso sin síntomas) me siento como si estuviéramos en la película Snowpiercer [14] de Bong Jon Hoo. Y definitivamente no estamos en los trenes delanteros de primera clase…

El investigador de derechos humanos Andreas Harsono ha compartido el sentir de muchos. Declaró [5] al periódico Sydney Morning Herald:

A lot of people are angry with parliamentarians as even doctors, nurses, ambulance drivers – the people on the front lines – are not being tested. It has made people very angry. This reinforces the idea that they are selfish.

Mucha gente está enfadada con los parlamentarios ya que no se están haciendo pruebas a médicos, enfermeros, conductores de ambulancias, las personas en la primera línea de defensa. Esto refuerza la idea de que son unos egoístas.

Como respuesta, los oficiales de la Cámara de Representantes indicaron que las pruebas son autofinanciadas por los miembros. Un compañero de partido del presidente argumentó que los miembros de la Cámara de Representantes deben examinarse “para asegurarse de que el Gobierno funcione con eficacia”.