¿Puede Zimbabue manejar el coronavirus en medio del colapso del sistema sanitario?

Un trabajador sanitario señala los pocos medicamentos que quedan en sus tiendas en un centro de salud, Mazoe, Zimbabue, 22 de abril de 2009. Foto de Kate Holt / AusAID vía Wikimedia Commons (CC BY 2.0).

Revisa la cobertura especial de Global Voices del impacto global de COVID-19

Mientras el Gobierno de Zambabue confirma la primera victima de COVID-19 en el país, muchos zimbabuenses han cuestionado la capacidad de Zimbabue para manejar una pandemia de salud pública de esta magnitud.

El frágil sistema de atención médica de la nación combinado con su baja tasa de acceso a internet tiene a los ciudadanos en alerta máxima –y afligidos.

Zororo Makamba, de 30 años, sucumbió a las complicaciones del coronavirus en la mañana del lunes 23 de marzo de 2020 en el Hospital de Enfermedades Infecciosas Harare Wilkins, donde fue ingresado tras mostrar síntomas.

Makamba era muy conocido por su serie de videos explicativos “Estado de Nación con Zororo”. Era el hijo del destacado empresario James Makamba.

El ministro de Salud y Atención Infantil, el doctor Obediah Moyo, ha confirmado la muerte de Zororo Makamba, la segunda persona en dar positivo a la prueba para la COVID-19 en Zimbabue.

Mutumwa escribió en Twitter: “detengámonos y reflexionemos”:

El señor Zororo Makamba, hijo del señor James Makamba, ha muerto. Que su alma descanse en paz. Acabo de enterarme de esta trágica pérdida de una vida por el virus. Un gigante con mucho potencial ha caído. Corona es real. Detengámonos y reflexionemos. La vida es demasiado preciosa.

Zororo es el segundo caso de coronavirus reportado por el ministro de Salud y Atención Infantil, Obadiah Moyo, la última semana de marzo.

Moyo anunció el primer caso confirmado de un británico residente en Victoria Falls. El hombre, de 38 años, había viajado a Mánchester, Inglaterra, el 7 de marzo y regresó a Zimbabue el 15 de Marzo vía Sudáfrica.

Al llegar, el paciente se puso en autocuarentena por consejo de Moyo, según The Chronicle. Sin embargo, tras desarrollar “una dificultad respiratoria grave” fue ingresado al Hospital Wilkins, donde dio positivo para el virus.

Con dos casos confirmados hasta el 26 de marzo, según la OMS, a los zimbabuenses no les queda otra alternativa que prepararse para un posible desastre.

¿Puede Zimbabue manejar el coronavirus?

El miércoles 25, los médicos y enfermeros de Zimbabue hicieron una huelga para protestar por la falta de equipos de protección personal (EPI) necesarios para tratar a los pacientes contagiados por el virus.

Incluso antes de que la crisis del coronavirus llegara a Zimbabwe, su sistema de atención médica estaba colapsando, y se esperaba que las familias proporcionaran sus propios guantes y agua limpia para el tratamiento básico en los centros de atención de la salud, según la revista Time.

Médicos y enfermeros volvieron a trabajar en enero tras una huelga de cuatro meses para exigir mayores salarios y mejores condiciones de trabajo, según el Time.

El presidente Emmerson Mnangagwa anunció el 18 de marzo que quedaban prohibidas las reuniones de más de cien personas en un esfuerzo para desacelerar la propagación del virus. El martes 24, Mnaangagwa también ordenó el cierre de escuelas y universidades.

Em Twiter, el usuario Rashida Abbas Ferrrand preguntó por qué no había un “discurso más realista” sobre la COVID-19:

¿Por qué no tenemos un discurso realista sobre la COVID-19 en África? La primera victima en Zimbabue murió jadeando, con médicos en huelga por no tener equipo de protección, sin agua en los hospitales. Las personas que están en casa no tienen ni ingresos ni comida.

Thobekile Matimb, defensora de derechos humanos en Zimbabue, escribió en Facebook el 23 de marzo sobre sus preocupaciones sobre la falta de preparación de Zimbambue:  

I am concerned about the state of unpreparedness that our country is in. A friend of mine battling to save lives in UK while at risk said the Covid Beast is real. I see my fellow citizens in denial that this can happen to us. No one is immune. The cities and towns are buzzing with life. Business as usual. What signs do we need? People are dying. Are we seriously waiting to be told to stay at home.

Me preocupa la falta de preparación de está nuestro país. Un amigo mio que está luchando para salvar vidas en el Reino Unido mientras está en riesgto dijo que la Bestia COVID es real. Veo que mis compatriotas niegan que esto pueda pasar a nosotros. Nadie es inmune. Las ciudades y los pueblos están repletas de gente. Los negocios siguen igual. ¿Qué señales necesitamos? Hay gente muriendo. ¿Estamos esperando seriamente que nos digan que nos quedemos en casa?

El 26 de marzo, Matimbe también planteó sus preocupaciones sobre el intercambio de informaciones básicas de salud pública relacionadas con la COVID-19, por la falta sistemática de acceso a internet y el elevado precio de datos en Zimbabue:

Access to information is a fundamental right. This means internet access is most critical as we stay home. I wonder how our communities are faring with all the news on Covid-19. What are the strategies our governments have put in place for this? How can we all access the internet? Sadly, in the remote parts of our country, some are clueless of this pandemic. Digital access is a fundamental component of the right to information. A friend of mine keeps highlighting that she can't open some of these informative videos in circulation and she is right. The price of data at this point must promote access to information.

El acceso a la información es un derecho fundamental. Eso significa que el acceso a internet es más critico cuando nos quedamos en casa. Me pregunto cómo les va a nuestras comunidades con todas las noticias de COVID-19 ¿Qué estrategias ha puesto en marcha el Gobierno para esto? ¿Cómo podemos acceder todos a internet? Lamentablemente, en las partes más remotas del país, algunos no tienen ni idea de esta pandemia. El acceso digital es un componente fundamental del derecho a la información. Una amiga sigue destacando que no pueda abrir algunos vídeos informativos que circulan, y tiene razón. El precio de los datos en este momento debe promover acceso a la información.

La ONG Foro de Derechos Humanos en Zimbabwe, junto con la Asociación de Médicos de Derechos Humanos de Zimbabue (ZADHR por su sigla en inglés) y los Defensores de Derechos Humanos de Zimbabue (ZLHR) hicieron una declaración en la que imploraban un esfuerzo nacional concertado dirigido por el Gobierno para fortalecer el sistema de atención de la salud y la vigilancia centrándose en cuestiones clave.

Éstas van desde la detección temprana y la mitigación, la capacitación del personal sanitario, la descentralización y la capacitación de los trabajadores sanitarios y el acceso a la información, entre otras medidas de mitigación.

La declaración afirma:

As civil society, we commit to assist and work with government in fighting COVID 19, and we implore everyone in Zimbabwe to be compliant with directives from the health and national authorities in the interest of our health and the collective interests of our nation. As much as possible, we must drive prevention while preparing for the worst.

Como sociedad civil, nos comprometemos a ayudar y a trabajar con el Gobierno en la lucha contra la COVID-19, e imploramos a todos los zimbabuenses a obedecer las directrices de las autoridades sanitarias y nacionales, en interés de nuestra salud y de los intereses colectivos de nuestra nación. En la medida de lo posible, debemos impulsar la prevención mientras nos preparamos para lo peor.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.