¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Trabajadores del sector textil en Camboya en huelga por salarios impagados en pleno brote de COVID-19

Trabajadores de Canteran Apparel (Camboya) Co. Ltd. durante una protesta por salarios impagos en la fábrica de Nom Pen, 25 de marzo de 2020. Fotografía facilitada a VOD.

Este artículo editado por Saut Sok Prathna procede de VOD News, sitio web de noticias independiente de Camboya. Se reproduce en Global Voices como parte de un acuerdo para compartir contenidos. Traducido al inglés del artículo original en VOD Khmer.

Cerca de un millar de trabajadores textiles protestaron a las puertas de una fábrica de Nom Pen el 25 de marzo de 2020 tras el impago de su salario habitual. La empresa informó que esto se debía al descenso de los pagos de los compradores durante la pandemia de COVID-19.

Según declaraciones de la trabajadora Sann Sopha a VOD, los trabajadores de la fábrica empleados por Canteran Apparel (Cambodia) Co. Ltd. protestaron después de que la empresa no les pagara el salario íntegro del último periodo de dos semanas.

Los trabajadores de la fábrica Canteran Apparel Co. Ltd. de Camboya protestaron cuando la empresa no cumplió con pagarles sus salarios completos para las dos semanas más recientes, tal como contó la trabajadora Sann Sopha a VOD.

También añadió que el dueño de la fábrica declinó firmar un acuerdo según el cual los trabajadores recibirían los salarios pendientes a principios del mes siguiente.

Workers will continue their strike to force the company to respect the condition to pay workers regularly from today onward. Workers asked the company to make a written promise with them but the company did not dare to make a contract with us. The company just gave excuses for this and that.

Los trabajadores seguirán en huelga para forzar a la empresa a respetar la condicion de pagarles regularmente a partir de hoy. Pidieron a la empresa la promesa por escrito, pero esta no se atrevió a firmar un contrato. Se limitó a poner excusas para todo.

Sopha también declaró que la fábrica llevaba cuatro meses pagando a los trabajadores de forma irregular y que el dueño era chino, aunque según el registro de la Asociación de Fabricantes Textiles de Camboya (GMAC) el dueño es malasio. Según datos de esta asociación, la empresa tiene una plantilla de 935 trabjadores.

Kim Bou, jefe de administración de la fábrica, manifestó que la empresa había perdido compradores debido a la desaceleración de la economía global provocada por la propagación de la COVID-19, nueva enfermedad respiratoria detectada por primera vez en China a finales de diciembre de 2019.

Según Bou, Canteran se enfrentaba a una crisis financiera y, aunque no podía pagar a los trabajadores a tiempo, estaba intentando encontrar fondos para pagar sus salarios.

The company faces difficulties with the market, and buyers have also delayed transferring their payments because of the Covid-19 issue. Our company tried very hard to find a solution for our workers. However much money we have, we will pay with that and the owner will keep paying till they get full wages.

La empresa enfrenta dificultades con el mercado, los compradores también han retrasado sus pagos por el problema de la COVID-19. Nuestra empresa se esforzó mucho para encontrar una solución para nuestros trabajadores. Pagaremos con el dinero que tengamos y el dueño seguirá pagando hasta que reciban sus salarios completos.

El impacto de la COVID-19 sobre el PIB de Camboya podría superar el 1 % en el mejor de los casos y llegar al 3 % en el peor, como se desprende de un comunicado del Banco Asiático de Desarrollo del 6 de marzo. El impacto podría incluso acercarse al 4 % en el hipotético caso de que se produzca un brote importante en el país.

Al 26 de marzo, el Ministerio de Salud confirmó que se había contabilizado un total de 96 personas infectadas con el virus, y que 10 ya se habían recuperado.

Sopha contó a VOD que los trabajadores tendrían dificultades para hacer frente a sus pagos diarios (alquiler, facturas, tasas escolares o préstamos bancarios) si sus empleadores no les pagan el salario habitual íntegro.

Pav Sina, presidente del sindicato Collective Union Movement of Workers, dijo que la empresa infringía la ley al no pagar a los trabajadores el salario íntegro.

Sina declaró que el Ministerio de Trabajo debería encontrar una solución inmediata para ayudar a los trabajadores que tenían problemas para hacer frente a sus gastos.

We cannot let the employers give excuses to delay paying workers’ wages, because workers are in debt and they cannot make an excuse to delay their expenses. If [workers] cannot pay debts on the right date and time, they will be fined.

No podemos permitir que los empresarios pongan excusas para retrasar el pago de salarios, porque los trabajadores no pueden poner excusas para retrasar sus gastos. Si no pueden pagar sus deudas a tiempo, serán multados.

No fue posible obtener declaraciones de Peng Phoeun, jefe adjunto de la oficina de conflictos laborales del Ministerio de Trabajo, antes de la publicacón de este artículo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.