Nuevo pedido para la liberación de poeta kurdo İlhan Sami Çomak, preso en Turquía por 26 años

İlhan Sami Çomak. Foto de İpek Özel, usada con autorización

Turquía cuenta con tantos presos políticos (actualmente hay hasta 70 000 estudiantes en la cárcel) que se puede sentir el agotamiento de derechos humanos cuando se informa sobre el país. Sin embargo, recientemente, una nueva campaña ha ido ganando terreno para llamar la atención sobre uno de los presos políticos más antiguos del país, el poeta kurdo İlhan Sami Çomak.

Un preso político con más tiempo en prisión

Çomak ha estado en prisión en Turquía durante 26 años –cuatro más que Nâzım Hikmet, uno de los poetas más famosos de Turquía sirvió. Nació en 1973, y fue arrestado mientras estudiaba Geografía en la Universidad de Estambul en 1994. Según una reciente carta publicada en The Guardian:

He was charged with starting a forest fire and of being associated with the banned Kurdistan Workers’ party, charges he denied and to which he confessed only under torture.

Se le acusó de haber iniciado un incendio forestal y de estar asociado al proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán, cargos que negó y que solamente confesó bajo tortura.

Nurcan Baysal, periodista de la ciudad de Diyarbakır (conocida como Amed en kurdo), dijo a Global Voices que Çomak fue condenado por un Tribunal de Seguridad del Estado (Devlet Güvenlik Mahkemeleri en turco), presidido por un juez militar, cuando fue juzgado en 1994. Durante el conflicto del Estado turco con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en la década de 1990, estos tribunales militares juzgaron casos de personas consideradas como amenaza para la seguridad nacional, y por lo general dictaron duras sentencias de prisión.

Su condena a cadena perpetua fue aprobada de nuevo en 2013, y de nuevo en 2016, lo que significa que debería ser liberado en 2024. Cuando el tribunal le preguntó sobre su defensa, respondió: “No voy a decir nada porque ustedes no son justos”.

El caso de Çomak lo está defendiendo Norwegian PEN, que organizó una actividad para dar a conocer el caso en el Poetry Cafe de Londres en febrero de 2020. Después de esto, se escribió una carta al periódico británico The Guardian, mientras que el escritor británico-húngaro George Szirtes publicó un artículo en The Guardian sobre el caso de Çomak.

Caroline Stockford de Norwegian PEN habló con Global Voices, dijo que actualmente está traduciendo la poesía de Çomak, y espera encontrar un editor en inglés. Mientras tanto, Norwegian PEN también está planeando una campaña en Noruega con una actividad pública programada para mediados de año.

Stockford también espera reunirse con el embajador de Turquía en Noruega para tratar el caso y obtener una opinión jurídica experta al respecto para presentarla al Tribunal Constitucional de Turquía. En una declaración, Stockford comentó sobre el caso:

Ilhan is innocent. He is the forgotten case, a mild man who collects bird feathers and writes the poetry of nature, the outside world, of folk traditions and of the suffering of those other unjustly imprisoned men he has come into contact with over 27 years. We ask the Foreign Ministers not only of the UK but of Europe as a whole to intercede on his behalf, to raise his unjust case and demand the freedom of İlhan Çomak.

Ilhan es inocente. Es el caso olvidado, un hombre apacible que colecciona plumas de pájaro y escribe poesía de la naturaleza, del mundo exterior, de las tradiciones populares y del sufrimiento de esos otros hombres injustamente encarcelados con los que ha estado en contacto durante más de 27 años. Pedimos a los ministros de Asuntos Exteriores no solamente del Reino Unido sino de toda Europa que intercedan por él, que planteen su caso injusto y exijan la libertad de İlhan Çomak.

Un mensaje desde la prisión

Global Voices también habló con İpek Özel, que visita regularmente a Çomak en la prisión. Dijo que Çomak quiere que el mundo exterior sepa que es inocente del delito por el que lo condenaron. Dijo que no se le ha dado la oportunidad de un juicio justo, ni después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminara que su condena era ilegal. Añade:

There was no military judge at the court this second time but the mentality of the military court and judge was there. They didn't listen to him, to his lawyers and to the witnesses at all. It was such a lousy court, that even the prosecutor was watching a webpage selling watches on his computer during the trials openly. We, in the observer seats saw that.

No había ningún juez militar en el tribunal esta segunda vez, pero estaba la mentalidad del tribunal militar y del juez. No lo escucharon en nada, a sus abogados ni a los testigos. Era un tribunal tan mal que hasta el fiscal estaba viendo abiertamente una página web de venta de relojes en su computadora durante los juicios. En los asientos de los observadores lo vimos.

Özel añadió que a Çomak también le gustaría que la gente leyera su poesía, que la compartiera con otros, y que al hacerlo le ayudara a levantar la voz mientras está en prisión.

His poetry only talks about love and innocence and life with all its beauty, so he thinks that if he is read, liked and understood as a poet, then his voice will be pass through all the boundaries and prison walls, and he will be unstoppable. This will free him, even though his body is still kept in a prison. His verse, thoughts, feelings, ideology will be independent. If you would like to write to Ilhan in prison, his address is as follows: İlhan Çomak, Silivri L Tipi Cezaevi, F9 Alt Silivri Istanbul, Turkey.

Su poesía solamente habla del amor y de la inocencia y de la vida con toda su belleza, por lo que piensa que si lo leen, lo quieren y lo entienden como poeta, su voz atravesará todos los límites y muros de la prisión, y será imparable. Esto lo liberará, aunque su cuerpo siga en prisión. Sus versos, pensamientos, sentimientos e ideología serán independientes. Si deseas escribirle a Ilhan en la prisión, su dirección es la siguiente: İlhan Çomak, Silivri L Tipi Cezaevi, F9 Alt Silivri Estambul, Turquía.

En su poema “La vida es ver el vuelo de una mariposa”, Çomak le dice al lector: “Ninguna jaula puede contener los colores de mi corazón”. A través de su poesía, argumenta que la fuerza de su imaginación es mayor al poder del Estado turco para mantenerlo en la cárcel. Dice con sus propias palabras sobre su vida y sus esperanzas:

The contentment of my childhood years and my imagination was enough to ensure that I lived my whole life in happiness. When that peace was lost, the happiness too was taken with it. The only thing I have left now is the power of my imagination… I have many reasons, of course, for writing poetry. However, I should like to emphasise most strongly that I am in search of the life that was stolen from me; I am seeking my lost happiness and contentment. I was a lovely child. I really miss and love the little child that I was. That is why I write poetry. For him.

La satisfacción de mis años de infancia y mi imaginación fueron suficientes para asegurar que viviera toda mi vida en la felicidad. Cuando esa paz se perdió, la felicidad también se fue. Lo único que me queda ahora es el poder de mi imaginación… Tengo muchas razones, por supuesto, para escribir poesía. Sin embargo, me gustaría enfatizar que estoy buscando la vida que me robaron; estoy buscando mi felicidad y satisfacción perdidas. Yo era un niño encantador. Realmente extraño y amo al pequeño niño que fui. Por eso escribo poesía. Para él.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.