Africanos en China afectados por xenofobia ante temor por segunda ola de contagios por COVID-19

Calle Baohan Straight (hacia el norte), corazón de la zona africana, subdistrito de Dengfeng, distrito de Yuexiu, Guangzhou, provincia de Guangdong, China. Foto publicada por Anna Frodesiak en Public Domain.

Revisa la cobertura especial de Global Voices del impacto global del COVID-19.

A medida que el epicentro de la pandemia de COVID-19 se desplaza de China al resto del mundo, un sentimiento antiextranjero se ha propagado como un incendio descontrolado en las redes sociales chinas.

En las últimas semanas, China ha tenido un aumento en los casos de COVID-19 importados por extranjeros y chinos que regresan de fuera del país y las autoridades comenzaron a apuntar a los extranjeros como un intento de evitar una segunda ola de contagios de COVID-19.

La comunidad africana no es la población extranjera más grande en China, pero los africanos se transformaron en el objetivo más visible de las medidas de control del virus y de la xenofobia.

Desalojo de africanos en Guangzhou

En los últimos días, varios medios de comunicación informaron que un gran número de africanos han sido desalojados de viviendas y hoteles en Guangzhou, además de ser obligados a tomarse exámenes de COVID-19 y a estar en cuarentena por 14 días:

“Hemos pagado la renta, estamos de forma legal en el país y aún así nos desalojan y nos dan una hora para irnos”, palabras de miembros de la comunidad africana en Guangzhou.

Muchos de esos desalojos ocurrieron en Pequeña África, distrito cerca del centro de Guangzhou donde muchos africanos se han establecido por negocios y educación.

El 7 de abril, el Gobierno municipal de la ciudad aseguró que al parecer cinco nigerianos se habrían infectado al comer en un restaurante en el distrito de Yuexiu, donde se ubica Pequeña África. El pequeño brote provocó el término de las actividades comerciales de Pequeña África, además de pánico en los habitantes locales. Los arrendadores y dueños de hoteles decidieron echar a los africanos de sus propiedades.

Este usuario de Twitter tomó un video panorámico de la escena en la calle y lo publicó en la plataforma:

Esto es lo que los africanos están viviendo ahora en Guangzhou, China, [ya que] luego de salir de centros de cuarentena, los hoteles no los reciben. Es perverso.

Debido a que cientos de africanos de Nigeria, Kenia, Ghana y otros países quedaron sin hogar y se vieron obligados a dormir en la calle, representantes de países africanos expresaron su indignación.

El 10 de abril, el presidente de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, convocó al embajador chino para expresarle la preocupación que sentía por las acusaciones de maltrato a los africanos en Guangzhou.

La misma noche, el cónsul general nigeriano en Guangzhou, Anozie Maduabuchi Cyril, enfrentó a agentes de policía y protestó contra el acto discriminador de “molestar a los africanos” en la última ronda de medidas para controlar el virus en el país:

In Nigeria, we have a lot of Chinese, I don’t think you have ever received any information that the Government of Nigeria go to their various houses and pick them for quarantine, so why are Africans and indeed Nigerians being targeted in China?

En Nigeria hay muchos chinos, no creo que ustedes alguna vez hayan recibido información acerca de que el Gobierno de Nigeria va a diferentes casas y los elige para ir a cuarentena, así que, ¿por qué a los africanos y, por supuesto, a los nigerianos se les atacando en China?

Miedo, rumores, xenofobia

La reciente hostilidad contra los africanos emergió luego de un incidente ocurrido el 1 de abril en Guangzhou, cuando un nigeriano atacó a una enfermera al tratar de escapar del aislamiento después de dar positivo por coronavirus.

Cuando el video del incidente se hizo viral, más rumores acerca de una segunda ola de contagios entre los africanos que habitan Guangzhou provocaron pánico en la ciudad.

El rumor sugiere que más de 300 000 africanos viven en Guangzhou, pero las autoridades municipales intentaron aclarar que aproximadamente 4000 africanos viven en la ciudad. Sin embargo, muchos residentes se apegaron a la creencia de que la mayoría de los africanos viven de forma ilegal, por lo tanto, viven fuera del radar.

A partir del 11 de abril, la mayoría de casos actuales de COVID-19 en Guangzhou se han transmitido de manera local, con 347 casos. Hay 119 casos importados y la mayoría son chinos que regresaron del extranjero.

El 10 de abril, el Gobierno municipal de Guangzhou también reveló que hay solo 30 768 residentes extranjeros en la ciudad, la mayoría son de Corea del Sur (4600) y de Japón (2987), y el número total de africanos es 4553. Debido al brote de coronavirus, muchos extranjeros se han ido de China y la prohibición de viajes ha reducido la cantidad de viajeros extranjeros a China.

Mientras que datos oficiales demuestran que la “amenaza” aparente de la comunidad africana no es mayor a la de otras comunidades en Guangzhou, en las últimas semanas, los medios locales han minimizado el número de casos nacionales y en cambio han destacado los casos importados del extranjero.

Esto ha retratado a los extranjeros como “contagiosos” en potencia y, entre la población extranjera, los africanos son los más visibles debido al color de su piel, lo que los hace objetivos más fáciles del acoso.

“Trato extranacional”

El brote de xenofobia en Guangzhou ha tenido lugar en el contexto de discursos patrióticos populares que etiquetan a los extranjeros como poco colaboradores y que reciben un “trato extranacional”, popular término político utilizado para describir a las clases que disfrutan de más privilegios que los del ciudadano común.

Además del ataque a la enfermera en Guangzhou, varios relatos y videos han encendido este discurso xenofóbico en internet. En un relato, tres extranjeros (uno de piel negra), se saltaron una fila de examinación por coronavirus y gritaron “¡Váyanse chinos! luego de que una multitud los rodeara en el distrito Loshan de la ciudad Qingdao. En otro relato, un estudiante chino que regresó del extranjero se escapó de un centro de aislamiento. Mientras que en otra historia, un británico emparentado con una familia de Shanghai disfrutó del privilegio de hacer cuarentena en casa, en vez de quedarse en un centro estatal de cuarentena.

Un abogado de Beijing denominó estos actos poco colaboradores como un comportamiento de “basura extranjera” en Weibo:

我不排斥洋人,但我排斥洋垃圾,反对超国民待遇。在地球村里,我们是个法治国家,自然应当是个开放的国家,但对于洋垃圾和超国民待遇,我希望相关行政机关和社区服务组织,依法履职,依法行政,不要自降人格,瞬间丧失权利带来的自信…

No rechazo a los extranjeros, rechazo a la basura extranjera y me opongo al trato extranacional. En esta aldea global, somos un país regido por la ley. Es necesario que estemos abiertos, pero deseo que las organizaciones administrativas y de servicios comunitarios sigan la ley y no pierdan la dignidad, además de perder la confianza al entregarle a la basura extranjera un trato extranacional.

El 10 de abril, la Administración Nacional de Inmigración de China emitió un comunicado en el que se aseguraba que los extranjeros que rechazaran cooperar con las medidas de control del virus serían expulsados. Los extranjeros expulsados podrían tener una prohibición para ingresar a China por un máximo de 10 años. El Diario del Pueblo, medio afiliado al Partido Comunista Chino, reflejó este sentir popular en línea:

在华外国人拒绝检疫将承担法律责任,一条红线划在所有人身前。从“中国人出去”到“洋女婿大人”,出的是不逊言行,大的是自以为是。法律面前,不存在肆意妄为,更没有委曲求全。依法依规、合情合理,这是一个开放国家、热情民族的待客之礼,也是一名来华人员、外籍人士的做客之道。 ​​​​

Los extranjeros que rechacen la cuarentena van a tener que asumir la responsabilidad legal. La línea roja está frente a todos. Los chinos que se han ido regresan con mal comportamiento, los yernos extranjeros actúan de una forma santurrona. Frente a la ley, nadie puede portarse mal y nadie debería ser humillado para mantener la armonía. Actuar conforme a la ley es la forma razonable. Este es un país abierto y recibimos a nuestros invitados con hospitalidad, pero los invitados extranjeros también deberían seguir las mismas reglas.

Patriotas digitales

Debido a que líderes africanos, como el cónsul general nigeriano, rechazan el maltrato y la discriminación de los africanos en China, hay comentarios con reacciones que contienen patriotismo y racismo. A continuación una reacción típica asegura:

不谈其他东西,就目前爆出来的视频来说,在中国真的有好多洋垃圾,赶紧全部遣返吧,对于违反中国法律的国外人,国人不能底气十足吗?别跪了,别一扯到国外人就说会有外交争端,违反了中国法律,就该处理

No quiero hablar de otras cosas, échenle un vistazo a los videos que circulan en internet. Hay tanta basura extranjera en China, solo échenlos a todos. Tengamos confianza al castigar a los extranjeros que violan la ley de China. No se arrodillen. Siempre que los extranjeros están involucrados, alguien saltará a hablar de diplomacia. Tenemos que defender la ley china.

De forma similar al discurso de extrema derecha en otros países, los patriotas digitales chinos también expresan preocupación por la pureza racial en China. Este usuario de Weibo dijo:

依法驱逐违法长期滞留中国的“洋垃圾”!驱逐广州的违法滞留的黑人!否则广州若干年后第一个肤色被改变城市!星星之火可以燎原之势!为了民族底色!加油广州!

¡Expulsen a esa “basura extranjera” abandonada en China conforme a la ley! ¡Expulsen a los negros ilegales que prolongan su estadía en Guangzhou, de lo contrario, la ciudad será la primera en cambiar su color! Una chispa puede quemar. Para proteger el color de nuestra nación, Guangzhou se mantiene en alto.

Un video viral que muestra a un extranjero negro mientras expresa su “amor por China” atrajo comentarios xenofóbicos como el siguiente:

你爱中国?你懂中国历史?你知道中国文化?你能跟中国一起承担灾难?你能和中国一起迎击侵略者?你是爱中国给你提供的种种好处罢了,因为你在西方白人世界是受歧视的,若西方世界给你更大的好处,你立马转投他国,利己者居然敢说自己爱国?别拿脏手碰五星红旗!在我们不兴动不动拿国旗表衷心这一套!

¿Quieres a China? ¿Conoces la historia china? ¿La cultura china? ¿Puedes sufrir junto a los chinos en un momento de desastre? ¿Puedes batallar junto a China contra los invasores? Quieres a China porque te ha hecho muchos favores, porque los blancos te han discriminado. Si los países occidentales se interesaran más en ti, te convertirías en uno de ellos. Te atreves a decir que quieres a China. No toques nuestra bandera nacional con tu mano sucia. Esta no es la manera en la que usamos nuestra bandera.

Muchos chinos estuvieron en aislamiento obligatorio por más de dos meses. No obstante, muchos extranjeros, en particular la comunidad africana, están en situaciones vulnerables, ya que no tienen la residencia permanente en China y muchos tampoco tienen visas de trabajo..

Apenas en marzo, un proyecto de ley para que los extranjeros solicitaran residencia permanente en China resultó en una reacción violenta de los patriotas digitales que criticaron a los extranjeros por casarse con chinas y abandonar o traicionar a China durante el brote de COVID-19.

El rechazo de los patriotas digitales chinos por el otorgamiento de la nacionalidad a extranjeros se contradice con el argumento acerca de que los extranjeros requieren un “trato extranacional”. En vez de abordar el tema de la nacionalidad de una manera racional, muy a menudo, las autoridades chinas fomentan el discurso patriota contra los extranjeros.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.