Malasia ordena “acciones serias” contra medios que desinformen declaraciones del Gobierno sobre COVID-19

Captura de pantalla del sitio web del Ministerio de Comunicaciones y Multimedia de Malasia (KKMM).

Revisa la cobertura especial de Global Voices sobre el impacto global de la COVID-19.

Los grupos sociales civiles de Malasia expresaron preocupaciones acerca de la declaración del Consejo Nacional de Seguridad que ordenó a la Policía y el Ministerio de Comunicaciones y Multimedia (KKMM) tomar “acciones serias” contra los sitios web digitales que desinformen intencionalmente acerca de las declaraciones del Gobierno sobre COVID-19. Muchos grupos de medios también criticaron la publicación de una infografía con detalles de varios tipos de “noticias falsas”, lo que incluye la publicación de críticas contra las autoridades.

El 11 de abril de 2020, el ministro principal Datuk Seri Ismail Sabri Yaakob anunció que el KKMM y la Policía habían ordenado la toma de “acciones serias” contra los portales de noticias que publicaran noticias que fueran “erróneas y que prestasen a confusión”. Explicó que esto era necesario para brindarle al público información precisa sobre la COVID-19.

Muchos grupos sociales civiles criticaron la orden y advirtieron que atentaba directamente contra la libertad de expresión:

A disproportionate response by directing punitive actions against media institutions can be counter-productive as it could shut down the flow of information and related public discourse that is crucial in dealing with public health issues.

Una respuesta desproporcionada y la orden de tomar acciones punitivas contra las instituciones de prensa pueden ser contraproducentes, ya que el flujo de información y los discursos públicos relacionados, cruciales en la salud pública, pueden verse interrumpidos.

Además, cuestionaron por qué los sitios web digitales habían sido señalados por el ministro y declararon que es peligroso dejar que el Gobierno decida qué declaración los medios “citan o comunican de manera errónea”.

Governments cannot be the sole arbiters of truth by having the power to arbitrarily decide what information can and cannot be in the public domain and what has been “misquoted” or “misreported”.

Los Gobiernos no pueden ser los únicos moderadores de la verdad por tener el poder de decidir arbitrariamente qué información puede o no puede estar en el dominio público y qué se ha “citado o comunicado de manera errónea”.

El punto cuatro del hilo escrito en Twitter por Article19 de Malasia instó a las autoridades a proteger el trabajo de los medios mientras el país combate la pandemia de la COVID-19:

2. Un medio independiente, libre y transparente es importante durante una crisis de salud pública. Los medios y los periodistas cumplen el rol importante de informar al público. Esto promoverá la transparencia y la responsabilidad en el cumplimiento de las políticas del Gobierno y las medidas de salud pública para el público.
———–
El Gobierno perderá credibilidad cuando se comience a atacar a los periodistas y a los medios. El Gobierno debe hacer un esfuerzo para proteger el trabajo de los periodistas. Los medios y los periodistas se encuentran en la primera línea, trabajando arduamente para brindarle información al público y se debe proteger su trabajo en lugar de desautorizarlo.

Infografía sobre las “noticias falsas”

El 10 de abril, el Departamento de Información de Malasia dio a conocer una infografía para informar al público acerca de varios tipos de “noticas falsas”. Los siguientes tipos de contenido son considerados “noticias falsas” (traducido por el Centro de Periodismo Independiente o CIJ):

[content that] brings down the dignity and image of an individual, the reputation of an organisation and the country; instills hate towards the ruling government and leaders; relates to the infrastructure of critical information about the country; involves teachings of extremist beliefs; touches on the sensitivity of religion and race; and contains elements of pornography, gambling and lies.

[El contenido que] atente contra la dignidad o la imagen de una persona, la reputación de una organización y del país; incite al odio contra los líderes y el Gobierno; esté relacionado con la infraestructura de la información crucial sobre el país; contenga enseñanzas de creencias extremistas; afecte la sensibilidad religiosa y racial; y contenga elementos de pornografía, apuestas o información falsa.

El CIJ dijo que la lista dada a conocer por el Departamento de Información podría acabar con la libertad de expresión:

The dangers of generalising and listing the alleged ‘types’ of ‘fake news’ alludes to tactical attempts by the government at cracking down legitimate speech aimed at crushing dissent or differences of opinion or disproportionately restricting various forms of expression.

Los peligros de generalizar y listar los supuestos “tipos” de “noticias falsas” aluden a intentos tácticos de parte del Gobierno para acabar con el discurso legítimo que apunta a terminar con los desacuerdos, las diferencias de opinión o las restricciones desproporcionadas a distintas formas de expresión.

El grupo de derechos humanos Aliran dijo que esto refleja la inseguridad del Gobierno:

We take issue especially with the government’s attempt to punish those whose criticisms are deemed to have caused ‘distrust in the ruling government’.

Resorting to censorship, especially in its extreme form, in a time of crisis reflects the insecurity of the government of the day.

No estamos de acuerdo, en particular, con el intento del Gobierno de castigar a aquellos cuyas críticas se consideran como la causa de la “desconfianza hacia el Gobierno”.

Recurrir a la censura, especialmente de esta manera extrema, en tiempos de crisis refleja la inseguridad del gobierno de turno.

El parlamentario Fahmi Fadzil tiene algunas preguntas para el departamento. Escribió en Facebook:

Is the government saying we can no longer comment or be enraged when a minister says warm water can help kill the Covid-19 virus?

Or if when there are graphics released by the government that invites wives to address their husbands while mimicking the voice of Doraemon?

When it’s right, it’s right. When it’s wrong, it needs to be corrected.

¿Acaso el Gobierno está diciendo que ya no podemos hacer comentarios o enojarnos cuando un ministro dice que el agua tibia puede ayudar a matar al virus causante de la COVID-19?

¿O cuando el Gobierno da a conocer gráficos que invitan a las esposas a hablarles a sus maridos imitando la voz de Doraemon?

Lo que está bien, está bien. Lo que está mal, debe ser corregido.

El parlamentario se refiere a las noticias recientes sobre el ministro que sugirió que beber agua tibia podía ayudar a matar el coronavirus y al material informativo del Gobierno que les aconsejaba a las amas de casa utilizar la voz del dibujo animado Doraemon para prevenir casos de violencia doméstica.

El CIJ confeccionó un extenso programa sobre cómo defender la libertad de expresión durante la pandemia de la COVID-19. Esta es la recomendación del CIJ sobre cómo combatir la desinformación:

6. “Noticias falsas” – educación antes que persecución. Se debe escuchar las voces en desacuerdo, lo que promueve la democracia.

Es necesario tener canales de información amplios y eficientes de parte del Gobierno y los medios para que el público verifique información y denuncie información falsa.

¡Se deben derogar y modificar leyes que repriman arbitrariamente la libertad de expresión!

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.