Rusos lanzan protestas virtuales masivas con aplicativo

“Protesta digital” en Rostov-on-Don, Rusia, 20 de abril de 2020. Captura de pantalla vía Yandex.Navigator / Facebook. Uso justo.

Revisa la cobertura especial coverage de Global Voices del impacto global del COVID-19.

Rusia está en medio de una estricta cuarentena por el COVID-19. Aunque los manifestantes no pueden tomar las calles, siguen realizando manifestaciones masivas —digitalmente.

El lunes 20 de abril, los habitantes de la ciudad sureña de Rostov se reunieron fuera del edificio del Gobierno local para protestar contra el estricto régimen de autoaislamiento, vigente en la región desde comienzos de abril. También exigen el pago de beneficios sociales a quienes han perdido el trabajo mientras el país lucha para contener la pandemia.

Estas “reuniones” se están realizando a través de Yandex.Navigator, aplicativo administrado por los mayores gigantes digitales de Rusia. La popular herramienta SatNav permite a los propios conductores informar de la situación del tráfico en las pistas en tiempo real. Esa función ha permitido que los usuarios con intereses creados se etiqueten en lugares políticamente simbólicos y escribir lemas de protesta en sus comentarios. Muchos están furiosos por las pérdidas financieras que han sufrido como resultado del autoaislamiento, y culpan al Estado por no ofrecer suficiente apoyo. “¡No hay dinero para pagar los préstamos! ¿Qué debemos hacer?”, dice el comentario en la captura de pantalla de la izquierda en la imagen de arriba. “Bien, entonces cancelen impuestos, préstamos y lo demás”, y “declaren estado de emergencia o dejen de lado las restricciones de la personas”, dicen los del centro y la derecha.

Los medios locales, como el canal de televisión Don-TV, pronto se percató de la protesta:

Se está realizando una protesta virtual en Rostov debido a la introducción de nuevos permisos [es decir, las restricciones del régimen de cuarentena].

Apenas unas horas después, estas “manifestaciones en ausencia” se difundieron en todo el país, desde Moscú a San Petersburgo, Ekaterinburgo y Nizhny Novgorod. De un momento a otro, el aplicativo mostraba las plazas y calles vacías de ciudades en cuarentena como “congestionadas”. Para cuando la función surgió en la ciudad siberiana de Krasnoyarsk, el popular bloguero Alexander Plushchev hizo una pregunta en su canal de Telegram:

Чувствую, к вечеру цифровые митинги охватят всю страну. В Кремле еще ничего не поняли?

Alexander Plushchev, Telegram, 20 April 2020

Creo que para esta noche, las manifestaciones digitales habrán invadido todo el país. ¿Los que están en el Kremlin ven eso?

Estas manifestaciones resuenan más dadas las ya concoidas dificultades burocráticas de realizar protestas “en persona” en años recientes. En Rusia, las protestas masivas necesitan autorización previa de la Policía —sin eso, los ciudadanos deben protestar solos, lo que ha hecho de los “piquetes solitarios” un clásico de las manifestaciones políticas rusas en años recientes. Con esas condiciones, la protesta en línea es una alternativa atractiva, particularmente cuando ha habido tanta protesta en contra últimamente. En el término de un año, Rusia ha visto protestas masivas contra la exclusión de candidatos opositores independientes en las elecciones locales y más recientemente contra las modificaciones constitucionales propuestas que permitirán al presidente Vladimir Putin más términos en el cargo. El movimiento ¡No! ha declarado una protesta en línea contra esas modificaciones, a llevarse a cabo el 28 de abril.

No hay obstáculos legales para las “manifestaciones en línea” actuales. Pero puede ser muy pronto para presumir.

Aunque los usuarios de medios sociales rusos están cada vez más a merced de las autoridades por sus fuertes declaraciones opositoras en línea, al comienzo los comentarios en el aplicativo Yandex.Navigator no tenían moderación alguna. Lo cierto es que la plataforma no es la más obvia para el desacuerdo político. Sin embargo, un portavoz de Yandex dijo al diario Vedomosti que “todos los mensajes que no se refieren a la situación en las calles o que contengan groserías siempre se eliminan”, y agregó que la mayor cantidad de esos mensajes podrían interferir con la carga del aplicativo y, por tanto, con la navegación.

Al final, Yandex empezó a “dispersar” las protestas en línea eliminando los comentarios. Oleg Stepanov, coordinador de las oficinas del destacado opositor Alexey Navalny, sugiere escribir más, con renovado vigor:

En este momento, ¡Yandex está dispersando una “protesta no autorizada” contra Putin en la Plaza Roja!

Los moscovitas están dejando cientos de comentarios, pero los administradores los están borrando en multitudes. Prueba [para que veas].

Yandex, como otros gigantes digitales de Rusia, tiene cada vez más fuerte influencia del Gobierno en meses recientes. Se requiere conservar los datos de los usuarios rusos en jurisdicción rusa y transferir estos datos en los servicios de seguridad según solicitud. Sarkis Darbinyan de Roskomsvoboda, ONG que vigila las libertades en línea en Rusia, señaló en comentarios a Kod Durova que aunque los manifestanres rusos pueden haber sido particularmente ingeniosos para encontrar otra plataforma para el desacuerdo, no necesariamente hacía que estuvieran más seguros:

Конечно, лавочку эту могут быстро прикрыть. Всем понятно, что Яндекс уже давно на короткой ноге и если будут соотвествующие указания из АП, то Яндекс либо просто выключит «Разговорчики», либо начнёт ручками своих модераторов всё чистить. При этом не забывайте, что информация о пользователях, кричащих про некого Хутина, что он Пуй, может быть передана в правоохранительные органы для принятия процессуального решения о возбуждении уголовного либо административного дела.

Por supuesto, pueden parar esto fácilmente. Todos entienden que Yandex está en buenos términos con la gestión presidencial, y si emite órdenes apiadas, entonces Yandex simplemente apagará esas “pequeñas conversaciones” o empezará a limpiarlas manualmente con ayuda de sus moderadores. Además, no olvidan ninguna información sobre usuarios que gritan sobre un tal “Cutin” que es un “tanto” que se puede entregar a las autoridades, que luego pueden evaluar si inician un proceso penal o administrativo en su contra.

Con estos antecedentes para esta colorida historia, es importante recordar que algunos ciudadanos rusos están infringiendo el régimen de autoaislamiento y están protestando de verdad. El 20 de abril, cientos de habitantes de Vladikavkaz, capital de la República de Osetia del Norte, tomaron las calles para pedir la renuncia del gobernador de la empobrecida región del norte del Cáucaso. Sostienen que no pueden permitirse el autoaislamiento, y piden compensación financiera. Esa no es una protesta  virtual —y lo más preocupante es que algunos destacados manifestantes tienen teorías conspirativas sobre la pandemia, y creen que el virus no supone amenazas para su salud.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.