¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

La lucha contra la “infodemia” de COVID-19 en el Sudeste Asiático

Captura de pantalla de la página principal de CekFakta

Este artículo de Sara Pacia fue publicado por EngageMedia, organización sin ánimo de lucro de medios, tecnología y cultura. Se publica en Global Voices dentro de un acuerdo de contenidos compartidos.

Consulte la cobertura especial de Global Voices sobre el impacto global de la COVID-19.

Mientas Gobiernos y trabajadores sanitarios de todo el mundo se centran en combatir la pandemia de COVID-19, también tienen que ocuparse de otra pandemia relacionada que afecta a todos los sectores de la sociedad: una “infodemia” masiva igual de extendida y dañina.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe esta infodemia como una “sobreabundancia de información —a veces rigurosa y a veces no— que dificulta la búsqueda de fuentes fidedignas y guías fiables cuando se necesitan”.

La información verificada y puntual es más importante que nunca, pero también es más complicada de conseguir. Estos son los que están en la primera fila global de esta lucha contra la desinformación sobre el coronavirus:

  • Organizaciones internacionales de la salud, como la OMS, que tienen una página dedicada a desmentir mitos relacionados con el COVID
  • Plataformas de medios sociales que han publicado una declaración colectiva en la que prometen eliminar contenidos cuestionables
  • Periodistas y reporteros, que difunden recursos sobre la COVID-19 en múltiples idiomas
  • La Red Internacional de Verificación que conforma la alianza #CoronaVirusFacts/ #DatosCoronaVirus
  • Verificadores específicos por continente como EU vs Disinfo
  • Iniciativas para desmentir datos falsos, como la de Tencent para WeChat
  • Tecnólogos que proporcionan herramientas verificadoras

Esfuerzos similares se llevan a cabo en la región Asia-Pacífico, donde grupos específicos por región y país recurren a una verificación colectiva constante para combatir la infodemia. En este artículo queremos darte a conocer algunos.

Por ejemplo, en Filipinas, los periodistas comparten sus buenas prácticas sobre cómo informar rigurosamente sobre la pandemia. Internews también financió una serie de tres videos sobre la forma en la que la organización verificadora filipina VERA Files combate la infodemia de la COVID-19. Por ejemplo, este video desvirtúúa afirmaciones inexactas sobre los murciélagos y los informes falsos sobre un supuesto caso positivo de coronavirus en una provincia filipina. Otro video explica cómo protegernos de la COVID-19.

En India existe un proyecto similar a Internews, cuyos socios llevan a cabo continuas verificaciones de los rumores relacionados con la COVID-19.

En Malasia se difunde en internet una enorme cantidad de desinformaciones, como un video viral en el que se afirma que el coronavirus hace que las personas afectadas se comporten como zombis. La organización mediática malasia The Star desmiente regularmente informaciones de ese tipo sobre la pandemia.

En Indonesia, CekFakta se encuentra también en la vanguardia al desmentir informaciones falsas sobre el virus, como el mito de que tomar ajos hervidos en agua puede curar la enfermedad. Este colectivo de verificación de datos colabora con la Asociación Indonesia de Medios en Línea y la Alianza de Periodistas Independientes.

En Taiwán, la organización Taiwan Fact-Check Center ha dedicado un proyecto a la desinformación relacionada con la COVID.

En Birmania, el Ministerio de Salud y Deportes ofrece la última información sobre la COVID-19 en su sitio web para combatir las innumerables desinformaciones y engaños que se difunden en el país. El ministerio también intenta dar a conocer por medio de videos cómo puede mantenerse seguro el personal médico y el público en general.

La BBC también ha recurrido a la thangyat (música folclórica tradicional) para enseñar a los ciudadanos birmanos cómo luchar contra la infodemia. Además, apoya esfuerzos similares en Indonesia, India, Camboya y Nepal.

Mientras esta infodemia —que puede considerarse la primera infodemia real de los medios sociales de nuestro tiempo— sigue sin tener un final claro a la vista, es seguro que cada vez se iniciarán y desarrollarán más iniciativas. De nosotros depende seguir bien informados y poner nuestro granito de arena para apoyar estas iniciativas, o acabaremos por perder la gran batalla contra la desinformación.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.