- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Confinamiento, más peligroso que el coronavirus para migrantes y jornaleros nepalíes

Categorías: Asia del Sur, Nepal, Derechos humanos, Desarrollo, Desastres, Gobernabilidad, Medios ciudadanos, Migración e inmigración, Periodismo y medios, Política, Relaciones internacionales, Respuesta humanitaria, Salud, Trabajo, COVID-19
A man is sitting at the banks of Tilicho lake, Nepal, holding a Nepali flag. Image via Pxfuel, used under a Creative Commons Zero - CC0 license. [1]

Hombre a la orilla del lago Tilicho sostiene la bandera nepalí en Khangsar, Nepal. Imagen vía Pxfuel. Uso bajo la licencia de Creative Commons Zero – (CC0) [2].

Sigue nuestra cobertura especial de Global Voices sobre el impacto global de COVID-19 [3].

Nepal, uno de los países en el Himalaya, enfrenta el gran reto de organizar el retorno seguro y la protección de miles de trabajadores migrantes nepalíes, que quedaron varados en la frontera entre Nepal e India, así como en otras partes del mundo.

El país ya tiene un mes en confinamiento: [4] cerraron tanto espacios públicos como aeropuertos; servicios de transporte quedaron suspendidos, y cerraron completamente las fronteras con China e India. Todos los viajes dentro y fuera del país también están restringidos, incluso para los nepalíes. Este confinamiento está impactando a todos de diferente forma. Por ejemplo, los trabajadores y jornaleros migrantes son de los grupos más vulnerables [5] ante estas restricciones.

En décadas pasadas, muchos nepalíes viajaban a países [6] como Arabia Saudita, Kuwait, Malasia, Corea del Sur y la vecina India: casi un tercio de la economía nepalí se compone [7] de las remesas que estas personas envían a sus familias.

El Gobierno comenzó el proceso de rastreo [8] de aproximadamente 4.5 millones de nepalíes que viven actualmente en el extranjero y que son trabajadores migrantes. Por otro lado, casi 500 trabajadores migrantes nepalíes, varados [9] en la frontera Nepal-India, están desesperados por regresar a casa, pues no cuentan ni con albergue ni comida. Es más, muchos duermen en las calles, mientras que otros tantos arriesgan su vida al cruzar la frontera ilegalmente.

Jornaleros migrantes varados en la ciudad fronteriza indo-nepalí de Dharchula, Uttarakhand, a causa de confinamiento por brote de coronavirus. El Gobierno Central ordenó a todos los estados que cerraran sus fronteras y monitorearan el tránsito de las personas.

Los jornaleros migrantes nepalíes que viven en países como Emiratos Árabes Unidos [14] también se encuentran en grave riesgo, pues en medio de la pandemia y el confinamiento, Catar deportó repentinamente  [15]a cientos de nepalíes sin ningún apoyo. También hay miles de trabajadores que aún viven  [16]en los campos de Catar sin empleo y sin contar con albergues adecuados.

Chandar Kumar del Kathmandu Post tuiteó:

Catar utilizó la pandemia de coronavirus como una treta para expulsar a los trabajadores migrantes nepalíes, dice Amnistía Internacional
Más de 400 nepalíes fueron deportados a Nepal en marzo después de que las autoridades locales los acusaran de no respetar las medidas gubernamentales, mientras que decenas de miles de trabajadores nepalíes siguen viviendo en marchitos campos de trabajo en Qatar
.
———-
Grupo de defensores de derechos humanos acusó a las autoridades cataríes de agrupar y expulsar a decenas de trabajadores migrantes con el argumento de que se los llevarían para hacerles pruebas de detección de COVID-19 en marzo. Aquí mi informe [21].

Asimismo, más de 655 trabajadores migrantes nepalíes que viven en el extranjero dieron positivo a COVID-19. Muchos jornaleros migrantes están pidiendo el apoyo del gobierno para poder regresar a casa. Sin embargo, el gobierno nepalí no está dispuesto ni preparado [14] para facilitar un retorno seguro.

Los trabajadores migrantes de Medio Oriente viven con el miedo de que haya más despidos y deportaciones. El periodista Dewan RAI tuiteó:

Emiratos Árabes Unidos advierte enviar de vuelta a trabajadores, incluidos nepalíes.
Migrantes en los países del Golfo se han encontrado confinados en dormitorios hacinados, insalubres, sin ingresos y sin poder regresar a casa por las restricciones de viaje
.
———–
Reto inminente para el gobierno nepalí: traer a casa a trabajadores migrantes nepalíes que están en Medio Oriente. Emiratos Árabes Unidos exige que los trabajadores migrantes sean repatriados; de lo contrario, cobrarían una cuota por los trabajadores cuyos países se rehúsen a repatriar a sus ciudadanos. Nepali Times informa [26].

En un artículo de opinión [27] del sitio de noticias nepalí My Republica, los sociólogos Prakash Bhattarai y Rajendra Senchurey destacaron los posibles retos a los que se enfrentará Nepal si un gran número de trabajadores migrantes regresaran eventualmente a casa como consecuencia del COVID-19:

A growing negative narrative on migration and migrants is identified as another significant impact with the beginning of the COVID-19 crisis. [..] It is quite important to create new narratives to challenge these stigmatizing narratives. [..] Post-COVID-19 development policy should also emphasize making use of the knowledge and skills that returnee migrants have brought along.

Se ha identificado una creciente narrativa desfavorable sobre la migración y los migrantes, que ha generado un impacto significativo adicional desde que comenzó la crisis del COVID-19. […] Es de suma importancia crear nuevas narrativas que contrarresten las que son estigmatizadoras. […] La política de desarrollo, después del COVID-19, debe enfatizar en los conocimientos y en las habilidades o destrezas con las que los migrantes han regresado.

De acuerdo con algunos informes [28], desde que se estableció el confinamiento, miles de personas (incluidos estudiantes varados y jornaleros desempleados) han llegado a sus pueblos desde grandes ciudades como Katmandú, Pokhara y Chitwan. Muchos trabajadores migrantes nacionales se toparon con un gran dilema ante la suspensión de los servicios de transporte, ya que el regreso a sus distritos se les dificultó. Así, muchos comenzaron su travesía a pie.

COVID-19 en Nepal: Lee la historia de los 17 jornaleros que recorrieron 575 km. a pie, desde Katmandú a Rajapur, Bardiya una vez declarado el confinamiento.

El Record Nepal [40], publicación independiente de Katmandú, publicó una entrevista que le hizo a un constructor migrante. Le preguntaron por qué sus compañeros estaban huyendo de la capital:

¿Por qué los migrantes se están yendo de Katmandú?

Rohinda Manda, constructor de Sarlahi:

Rohinda Manda: Desde que empezó el confinamiento, nos quedamos sin trabajo, y esto se ha dado cada semana. Aunque nos estamos quedando en casa, ya casi no tenemos comida ni dinero. No tenemos amigos que nos apoyen ni tampoco programas de apoyo como los hay en nuestro pueblo. La situación es incierta y se nos ha hecho muy difícil sobrevivir en Katmandú. Por eso es que nos vemos en la necesidad de hacer este viaje a pie, aunque sea peligroso y difícil. Somos un grupo de diez amigos, y todos vamos al mismo lugar. Nos tomará mínimo cuatro días llegar a casa, pero poco a poco nos abriremos paso y llegaremos porque no tenemos otra opción.

Record Nepal también publicó otra historia [46] en la que relataba la muerte de un hombre mientras hacía la travesía a pie para llegar a casa.

Un hombre que regresaba a casa caminando muere en medio de la desesperanza.
———-
Se informa de la primera muerte de Nepal relacionada con el COVID-19, que no se debió al virus, sino a la desesperación. Lectura obligada de Record Nepal. Una vez más, ¡El estado nepalí les falla a sus ciudadanos más vulnerables!

El 17 de abril de 2020, la Suprema Corte de Nepal aprobó [51] una orden en la que obliga al Gobierno a repatriar [52] a los trabajadores migrantes que viven en el extranjero y que están en una situación vulnerable. También le ordenó hacer todo lo necesario para proveer transporte gratuito a todos los ciudadanos que vayan a casa para asegurar su retorno seguro. Asimismo, esta orden tiene como requisito poner en cuarentena a todas las personas con sospecha de tener COVID-19 antes de enviarlas a casa.

Corte Suprema pide al Gobierno que traiga de vuelta a migrantes nepalíes varados en tierras extranjeras.
————-
La Suprema Corte de Nepal ordena al Gobierno que use sus embajadas para identificar a todos los migrantes nepalíes que trabajen en el extranjero. Todo esto con la finalidad de que les den el tratamiento adecuado contra el COVID-19, de acuerdo con los lineamientos de la OMS sin ser discriminados. También deberán llevar a casa a cualquier trabajador migrante que esté en situación vulnerable.

Es muy pronto para saber qué tan eficientemente actuará el Gobierno, una vez que lleve a cabo estas órdenes, mientras el país está en confinamiento.

De acuerdo con las estadísticas, desde el 24 de enero, cuando se confirmó el primer caso  de COVID-19, Nepal solamente ha confirmado 30 casos [55] y, hasta el 19 de abril, dos casos recuperados. La lista incluye [56] a 13 personas que regresaron hace poco de Reino Unido y algunas partes de Europa; por otro lado, también incluyen 12 casos de indios que viajaron a Nepal para asistir a un acto religioso [57]. Aunque en Nepal el número de casos es relativamente bajo, aún se teme que haya un brote epidémico, ya que no se han hecho suficientes [58] pruebas de detección.

Si bien el Gobierno nepalí se está enfocando [59] específicamente en las necesidades más inmediatas de salud, debería también abordar los problemas de los ciudadanos en situación vulnerable para salvar al país de una crisis socioeconómica. El Gobierno también debería estar diseñando [60], con ayuda de expertos, las estrategias a largo plazo para estar en la posibilidad de levantar el actual confinamiento del país.