En Nigeria, funeral de alto perfil destaca doble moral durante el confinamiento

Asistieron muchas personal al funeral del jefe de gabinete, en violación de las normas oficiales de los funerales de COVID-19. Captura de pantalla vía TVC News Nigeria en YouTube.

Revisa la cobertura especial de Global Voices del impacto global de COVID-19.

Abba Kyari, jefe de gabinete del presidente de Nigeria, murió de COVID-19 en Lagos, Nigeria, el 17 de abril 2020. Kyari, de 68 años, fue enterrado al día siguiente en Abuja, según los ritos islámicos. El funeral fue televisado en todo el país.

Dio positivo a la prueba el 24 de marzo tras un viaje en Alemania y Egipto, informa la BBC.

El funeral de alto perfil de Kyari en plena pandemia del COVID-19 destaca una doble moral cuando se trata de directrices estatales sobre las mejores prácticas para mitigar la propagación de la mortal enfermedad.

El Gobierno de Nigeria emitió la orden de permanecer en casa en tres estados claves: Lagos, Abuja y Ogun. El confinamiento, que comenzó el 30 de marzo de 2020, inicialmente era de 14 días, pero el 13 de abril se prorrogó por dos semanas más.

¿Por encima de la ley?

El funeral de Kyari no cumplió con los procedimientos de seguridad para el entierro de un paciente de COVID-19 del Centro del Control de Enfermedad de Nigeria (NCDC por su sigla en inglés):

In the event a ceremony is held, the number of attendees should be limited. The ceremony should be held in a well-ventilated structure, attendees should be advised on social distancing throughout the event, ensuring practice of hand and respiratory hygiene.

En caso de que se lleve a cabo una ceremonia, el número de participantes debe ser limitado. Se debe celebrar en una estructura bien ventilada, se debe recomendar a los participantes el distanciamiento social durante todo el evento, y asegurar la práctica de la higiene de manos y respiratoria.

Los cientos de dolientes, miembros de la familia y altos funcionarios del Gobierno que asistieron a las oraciones para el difunto en la Casa de Defensa de Nigeria, superaron con creces el número estipulado por el NCDC.

Evidentemente, no hubo distancia social ya que la gente se mezcló libremente. La ceremonia continuó a pesar del consejo de NCDC de que los funerales “deberían posponerse, en la medida de lo posible, hasta el final de la pandemia”.

El 20 de abril, el Gobierno se disculpó por las “violaciones de los principios y protocolos” del NCDC durante el funeral de Kyari.

Pero la élite política no fue el único grupo que presumió de la ley a voluntad.

EL 5 de abril, la actriz nigeriana Funke Akindele organizó una fiesta en casa para celebrar el cumpleaños de su marido, el compositor Abdulrasheed Bello (Skillz o JJC Skillz) –lo que también constituye una violación de las leyes de confinamiento.

La fiesta en casa de Funke Akindele y su marido JJCskillz que hicieron con Naira Marley, Eniola Badmus.. ¿por qué esto durante este confinamiento total? 😩💔🤦🏽‍♀️

Akindele estuvo al frente de la campaña para dar a conocer al público las medidas de COVID-19, incluso la importancia del distanciamiento social para desacelerar la difusión de esta enfermedad altamente contagiosa.

Al parecer, Akindele no hizo caso a ese lema durante la fiesta.

Aquí está el video de asesoramiento de salud del NCDC por Funke Akindele

Luego se disculpó por haber organizado la fiesta.

El 7 de abril, un tribunal de Lagos condenó a la actriz y su marido a 14 días de servicio comunitario y a una multa de 100 000 naira (260 dólares estadounidenses).

¿Misma ley, diferentes aplicaciones?

Akindele y Bello fueron procesados a la velocidad de la luz, para disuadir a todos los que quieran violar las regulaciones de COVID-19.

Era bastante sorprendente, para los estándares nigerianos, que alguien estuviera en el tribunal apenas 48 horas después de haber cometido una infracción.

Pero la situación de la actriz no es nada comparada a la de Emmanuel Imhoudu, taxista de Abuja, que fue detenido en la capital de Nigeria tras haberse saltado la orden de permanencer en casa.

“El virus de la hambre supera el del corona”- enfurecido taxista dice que se desnudó en protesta por la confiscación de su coche en Abuja.

En el video, Imhoudu se desnudó en protesta por su detención y dijo:

I dey provoke. I get children. I get wife. Na money I dey find, money to chop. No money. You tell us to stay for us. Nothing. No food.

Estoy furioso. Tengo hijos. Tengo esposa. Estoy buscando dinero para alimentarme. No hay dinero y nos dicen que nos quedemos en casa. Nada. No comida.

El 16 de abril, un tribunal de Abuja condenó a Imhoudu a seis meses de prisión o a una multa de 10 000 naira (28 dólares estadounidenses), como informa el diario en línea Premium Times.

Organizar una fiesta durante el confinamiento está tan mal como saltarse las normas para un funeral durante esta pandemia. Akindele se disculpó por haber quebrantado las normas y el Gobierno nigeriano hizo lo mismo por saltarse las normas de los funerales de COVID-19. Conducir un taxi durante una pandemia para evitar el hambre también está mal.

Pero ninguna de estas infracciones es peor que la otra. La única diferencia es que cuando los políticos nigerianos al poder violan la ley, apenas hay consecuencias.

Parece haber dos tipos de leyes: una que la clase política viola impunemente y otra que sanciona a los menos privilegiados.

No es extraño que los nigerianos exijan una disculpa por lo de Akindele e Imhoudu, ya que también los funcionarios políticos han infringido la ley y aún no han sido procesados.

El Gobierno federal se disculpa por ignorar distanciamiento social durante el entierro de Kyari [VIDEO].
————
No se aceptarán disculpas hasta que no se anulen las sentencias de Funke Akindele Bello y del taxista de Abuja y se les pida también perdón. En este país, no podemos seguir teniendo dos leyes: una para los ricos/elitistas y otras para las masas pobres. ¡Basta ya de doble moral!

No debería haber normas distintas para la aplicación de la ley para los ciudadanos de Nigeria.

El principio básico de una sociedad democrática es que todos los ciudadanos son iguales ante la ley, independientemente de la clase o estado social. Pero parece que las élites políticas nigerianas no solo están por encima de ley –sino que son la ley.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.