Un sentimiento de desesperanza: Entrevista con un refugiado uigur en Turquía

Imagen creada por Ershat Abdul'ehed que representa al Gobierno chino como un dragón rojo y a un hombre con camisa azul y sombrero tradicional de Asia Central como símbolo del movimiento a favor de la independencia de Turquestán Oriental. Usada con autorización.

La identidad del autor se mantiene en el anonimato por motivos de seguridad.

Desde que empezó 2017, la comunidad uigur que vive en China ha estado sufriendo cada vez más ataques y encarcelamiento indiscriminado de parte de las autoridades chinas. Esta política de evaluación por perfil racial y religioso ha conllevado a que los jóvenes uigures se marchen del país si pueden y a permanecer en exilio principalmente en otros países musulmanes, como Egipto, Turquía y Malasia.

Los once millones de uigures que viven en la provincia occidental de Sinkiang en China constituyen una nación turca musulmana a la que Pekín ha atacado de manera más sistemática desde que el líder chino Xi Jinping asumió el poder en 2012. A los los uigures se les representa generalmente como ‘separatistas de la madre patria‘ o simplemente ‘terroristas‘ en el discurso convencional chino –como declaraciones del Gobierno y medios de comunicación– y se han visto privados de sus derechos humanos más básicos, entre los que se pueden mencionar la libertad de religión, de movimiento y también de transmitir su lengua materna.

La persecución de los uigures se ha manifestado de diferentes maneras: encarcelamiento, a menudo con extensas condenas de más de 10 años, y más recientemente, internamiento en campos donde hay recluidos más de un millón de uigures –y otras minorías musulmanas– según varios testimonios y fuentes. Por a la reserva sobre los campos de internamiento, que China insiste en presentar como ‘centros de formación vocacional‘, es difícil obtener cifras exactas, pero se cree que cientos o posiblemente miles han muerto en ese lugar. Para obtener información más detallada al respecto visita la página de la Base de datos de Víctimas de Sinkiang.

Global Voices entrevistó a Ershat Abdul'ehed, joven de 22 años originario de Hotan, ciudad ubicada en el desierto de Taklamakán en Sinkiang. Ershat ahora está atrapado como refugiado en Turquía, mientras que su padre y hermano mayor están en China, condenados a 18 y 10 años en prisión respectivamente. Ershat no puede regresar a China ya que estudió en Egipto, nación que Pekín incluyó en una lista de 26 países que considera “susceptibles”, esto significa que cualquier uigur que fue lo suficientemente afortunado de haber podido viajar, comercializar o estudiar en el extranjero será interrogado al regresar a China y, a menudo, sufrirá de hostigamiento o, a veces, lo enviarán a la cárcel o a los campos.

La entrevista se llevó a cabo por medio de una llamada telefónica en uigur y fue editada por motivos de brevedad. 

Global Voices (GV): ¿Por qué decidiste viajar a Egipto? 

Ershat Abdul'ehed (EA): I just wanted to learn more about my religion, Islam. My plan was to study and then go back home. When I went to Egypt for studies in 2015, there was absolutely nothing illegal about doing such a thing. My father Abdul’ehed Jume, accompanied me to Egypt to get settled, and then returned home to Hotan, in Xinjiang, where he was running a successful business selling car parts. My older brother, Abubekir Abdul’ehed, was also working in the family business. In February 2016, Abubekir came to Egypt to visit me for two weeks.  

Ershat Abdul'ehed (EA): Quise aprender más sobre mi religión, el islam. Mi plan era estudiar y después regresar a casa. Cuando viajé a Egipto por motivos de estudio en 2015, no había absolutamente nada ilícito en eso. Mi padre Abdul'ehed Jume me acompañó a Egipto para instalarme, luego regresó a casa en Hotan, Sinkiang, donde dirigía un exitoso negocio de venta de piezas de automóvil. Mi hermano mayor, Abubekir Abdul'ehed, también trabajaba en el negocio familiar. En febrero de 2016, Abubekir fue a visitarme en Egipto por dos semanas.

GV: ¿Qué sucedió con ellos? 

EA: Both got arrested in early 2017, but we never got any information about the reason for that arrest, so I just have my own theory. The only reason I can think of, is that my father is punished for sending me to study in Egypt. And for my brother – that he went to Egypt to visit me. Plus, the Chinese authorities have targeted many wealthy and successful Uyghurs in recent years, and my father is one of them. All my family knows is that both are held in a prison in Ürümqi [the capital of Xinjiang region]. We have no news about their health status or about their charges, and I am particularly worried about my brother because just a month before his arrest, he went through kidney surgery.

EA: Ambos fueron arrestados a principios de 2017, pero nunca obtuvimos información alguna sobre la razón que justificara el arresto, así que tengo mi propia teoría. La única razón que puedo pensar es que castigaron a mi padre por enviarme a estudiar a Egipto. Y en el caso de mi hermano, fue por visitarme a Egipto. Además, las autoridades chinas han atacado a muchos uigures ricos y exitosos en los últimos años, y mi padre es uno de ellos. Lo único que sabe mi familia es que ambos están recluidos en una prisión ubicada en Urumchi [capital de la región de Sinkiang]. No tenemos ninguna noticia acerca de su estado de salud ni los cargos en su contra, y estoy particularmente preocupado por mi hermano ya que justo un mes antes de su arrest, se sometió a una cirugía de riñón.

GV: ¿De qué manera te comunicas con tu familia en Sinkiang? 

EA: I am completely cut off now. My relatives deleted us from their Wechat accounts [the main social media app in China], and in the current situation I am also worried that they will get some kind of retaliation from the authorities if I try to contact them. In June 2017, I moved with my mother and sister, who had been visiting me, from Egypt to Turkey, This is the only family I am in touch with now. 

EA: Estoy completamente aislado ahora. Mis parientes nos eliminaron de sus cuentas de WeChat [la principal aplicación de medios sociales en China], y en la situación actual también me inquieta que sufran de alguna represalia de parte de las autoridades si intento contactarlos. En junio de 2017, me trasladé con mi madre y hermana, que estaban de visita, de Egipto a Turquía. Esta es la única familia con la que mantengo comunicación ahora.

GV: ¿Cómo lidias con tu nueva vida en Turquía? 

EA:  Here I am studying sociology, but I find it very hard to perform. Many Uyghur students in Turkey face a similar situation: we are deeply affected by the fact we are being separated from our parents, and are not able to contact them. We are living in a nightmare. We are constantly worried and feel hopelessness. It’s really difficult to focus on our studies in a situation like this. To me, the future looks very dark, and it’s not possible for me to lead a normal life.

EA: Aquí estoy estudiando sociología, pero he descubierto que me es muy difícil rendir en las clases. Muchos estudiantes uigures en Turquía encaran una situación similar: nos afecta profundamente el hecho de permanecer separados de nuestros padres y no poder comunicarnos con ellos. Estamos viviendo una pesadilla. Sentimos inquietud y desesperanza constantemente. Es realmente difícil concentrarnos en nuestros estudios en una situación como esta. Para mí, el futuro se ve muy sombrío, y no me es posible vivir una vida normal.

Imagen creada por Ershat Abdul'ehed que representa la celebración de Ramadán en China. Usada con autorización.

GV: ¿Cómo decidiste convertirte en activista a favor de la causa uigur? 

EA: Following the initial shock and despair after learning about the arrests of my father and my brother, I didn’t know what to do. I just hoped that what really had happened wasn’t true. After two years passed without any news from them, I wanted to make a video testimony for them. But my mother stopped me. She was afraid that I would make the situation worse for them. But by 2020, we still had no news, so she agreed to let me do it. I have since posted some videos. Besides I started drawing caricatures as another way to draw attention.

EA: Luego de superar la conmoción y desesperación inicial tras enterarme del arresto de mi padre y hermano, no supe qué hacer. Albergué la esperanza de que lo que realmente había sucedido no fuera cierto. Después de que transcurrieron dos años sin recibir ninguna noticia de ellos, quise realizar un testimonio en video por ellos. Pero mi madre me detuvo. Temía que al hacerlo empeorara su situación. Pero estamos en 2020, y todavía no hemos recibido ninguna noticia, por lo tanto, ella estuvo de acuerdo en permitirme realizarlo. Desde entonces he publicado algunos videos. Además, comencé a dibujar caricaturas como otra forma de atraer atención.

El video a continuación es una de las súplicas que realiza Ershat para que liberen a sus familiares en YouTube:

La comunidad de Global Voices toma muy en serio la seguridad de nuestros miembros. Omitimos el nombre del autor de este artículo en un esfuerzo para proteger la seguridad e integridad de esta persona.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.