Trinitense Tony Hall, visionario del “representación y actuación”, deja valioso legado

Retrato del dramaturgo, actor y director Tony Hall, por Maria Nunes. Utilizado con autorización.

El 27 de abril 2020, el actor, dramaturgo y director Tony Hall –uno de los pilares de la comunidad cinematográfica y teatral de Trinidad y Tobago– murió repentinamente de un ataque cardíaco y dejó con el corazón destrozado a una nación. Tenía 71 años.

Hall dedicó toda su vida a las artes escénicas, escribió guiones de cine y teatro, dirigió obras teatrales y películas y a menudo  compareció en el escenario y en la pantalla como actor o interlocutor.

Tras su licenciatura en teatro y educación en la Universidad de Alberta en 1973, se inició en el teatro comunitario de Canadá; trabajó también en prisiones, donde creó talleres para los reclusos utilizando el juego de roles como técnica. Aprendiz permanente que disfrutaba tanto de las preguntas como de las respuestas, obtuvo un diploma en Producción Cinematográfica y Televisiva Avanzada del Instituto Tecnológico del Norte de Alberta en 1980.

Ambas calificaciones le ayudaron cuando regresó a su casa y se convirtió en parte integral del grupo pionero de productores televisivos que creó “Gayelle” [en este videoclip presenta a su hermano, Dennis “Sprangalang” Hall] una serie tipo revista cultural que empezó a transformar el panorama de la televisión regional a mediados de la década de 1980.

Durante muchos años, Hall fue aprendiz de actor y director con el ganador del Premio Nobel Sir Derek Walcott, en el importante Taller de Teatro Trinidad (TTW en inglés), donde actuó en el estreno mundial de “El burlador de Sevilla” y “O'Babylon” (1975-81).

Realicé una entrevista telefónicaa a Bruce Paddington, uno de los fundadores de Banyan Limited, productora de videos a través de la cual Hall puso su singular sello artístico en varias telenovelas indígenas, series dramáticas y programas de actualidad. En la entrevista, Paddington recordó que Hall estaba tan involucrado en la TTW que “se le consideraba comúnmente como el heredero de Walcott”. Describió Hall como un “artista y renacentista por excelencia” que a menudo elaboraba guiones a partir de sesiones improvisadas con otros gigantes del teatro como Errol Jones y Eunice Alleyne.

“Amaba la sátira y la crónica social”, dijo Paddington. “Siempre tenía ideas absurdas, pero era auténtico y muy comprometido socialmente”. Califica la asociación con su colega Errol Sitahal en la serie “Gayelle” como “maravillosa”, y señala que Hall insistía en que abordaran los temas desde un ángulo inesperado. “Por lo tanto, Tony hacía entrevistas para actividades como el Festival Hindú de Phagwa, explicó Paddington, mientras que Sitahal, de ascendencia india, presentaba temas diversos como la religión orisha. En Trinidad y Tobago, donde la población está dividida en partes iguales entre personas de ascendencia africana e india, Hall ayudó a que la rica diversidad cultural del país fuera más inclusiva y accesible para todos.

Niala Maharaj, que patrocinó “Gayelle” con Hall, dijo en Facebook:

Tony’s pursuit of truth had no room for pettiness, for jostling for stardom, for ethnic competition, pretense and pappyshow. […] Making Gayelle was always a hunt for the unexpected twist that would flip a situation out of the mundane.

En la búsqueda de la verdad de Tony no había espacio para la mezquindad, para luchar por la fama, para la competitividad étnica, la pretensión ni la tontería. Hacer a Gayelle fue siempre una búsqueda del giro inesperado que sacaría una situación de lo mundano.

Una instantánea publicitaria de la obre de Tony Hall “Jean y Dinah”. Foto por Abigail Hadeed, utilizada con permiso.

En una carrera que abarca cinco décadas en varios medios –en sus palabras, “juego y actuación en el espacio, en la calle, en el escenario y en la pantalla”– en nada de lo que Hall trabajó faltaron ideas originales. Algunas de sus obras más reconocidas, representadas con su Compañía Teatral LordStreet incluyen la aclamada obra “Jean y Dinah” (basada en una famosa canción calipso de The Mighty Sparrow con el mismo nombre), “The Brand New Lucky Diamond Horseshoe Club” (colaboración musical con el cantante de calipso David Rudder) y “Miss Miles, Woman of the World”, obra basada en la vida de la denunciante política Gene Miles. Codirigió también el premiado documental de BBC/Banyan titulado “And The Dish Ran Away With The Spoon”.

La productora de cine Danielle Dieffenthaler trabajó con Hall en Banyan desde 1990 y lo recuerda como “el hombre de las ideas”. “El cerebro de Tony trabajó siempre mucho más rápido que el de los demás”, me dijo por teléfono. “Siempre estaba reflexionando sobre algún concepto u otro”.

La actriz Penelope Spencer (izq) trabaja con Tony Hall. Foto por Abigail Hadeed, utilizada con autirización.

Hall era un apasionado de la cultura de Trinidad y Tobago, y en la década de 1990, según Dieffenthaler, contribuyó a revivir la conmemoración de los Disturbios de Canboulay, acontecimiento que llevó al ritual j'ouvert, que se traduce aproximadamente con “la apertura del día” y que anuncia el inicio oficial de las celebraciones anuales del Carnaval de Trinidad y Tobago. En esa época, Hall era profesor del Trinity College en Connecticut y llevaba a sus estudiantes estadounidenses a Trinidad para que vivieran la experiencia del festival de primera mano, ya que siempre creyó que la educación y el carnaval –arte escénico por excelencia– estaban estrechamente entrelazados.

Sin embargo, Dieffenthaler también recuerda la frustración que a veces sentía Hall como miembro del sector creativo de Trinidad y Tobago. Pese a sus muchos éxitos, algunos de sus proyectos quedaron en el limbo a la espera de una financiación adecuada.

El dramaturgo, actor y director trinitense Tony Hall. Foto por Abigail Hadeed, utilizada con autorización.

En un homenaje publicado en la página del Festival de Cine de Trinidad y Tobago, Paddington señaló:

Tony played the leading role in the local film, ‘Obeah’ (1987) – initially known as ‘The Haunting of Avril’ – which was directed by Hugh Robertson [the director of the classic Trinidadian feature film, “Bim”]. Unfortunately, the film is still awaiting post-production funds, and it would be a great tribute to Tony if the government or private sector would pay for the completion of this film. […]

Tony always had great plans to complete major film projects such as a film version of his play, ‘Jean and Dinah’, and a major documentary on the life of [Trinidad-born civil rights advocate and Pan-Africanist] Kwame Ture. Unfortunately, he did not receive the support for these and many other worthy cultural projects which he developed.

Tony desempeñó el papel principal en la película local “Obeah” (1987)- inicialmente conocido como “The Haunting of Avril” –dirigido por Hugh Robertson [director del clásico largometraje trinitenste “Bim“]. Lamentablemente, la película todavía está a la espera de financiación para posproducción y sería un gran homenaje a Tony si el Gobierno o el sector privado pagaran para que esa película se finalice. […]

Tony siempre tuvo grandes planes para completar sus grandes proyectos cinematográficos como una película basada sobre su obra “Jean y Dinah” y un importante documental sobre la vida de Kwame Ture [abogado trinitense de derechos civiles y panafricanista]. Lamentablemente, no recibió el apoyo para estos ni muchos otros proyectos culturales valiosos que desarrolló.

Le tenía especial cariño a “Yankees Gone”, la versión cinematográfica de “Jean y Dinah”, a la que se refiere Paddington; estuvo trabajando en esa versión con la cineasta canadiense Mary Jane Gomes durante más de una década.

A través de WhatsApp dijo que esta colaboración fue la “relación laboral más gratificante de toda [su] carrera”. “Aprendí tanto” me dijo. “Tony era un amigo y un maestro, un colega y un compañero, un hermano –todo, todo en uno– y siempre, siempre será una inspiración”:

He was one of the most creative forces, and so insightful. He'd never compromise for anything he didn't believe in, but he would always embrace the journey to learn. He lived to provoke thought. Tony represented the best of that kind of extempo wordsmithing that Trinidad is famous for; he was a master of it.

Fue una de las fuerzas más creativas y más perspicaces. Nunca se comprometía en algo en lo que no creía, pero siempre emprendía el viaje para aprender. Vivió para incitar el pensamiento. Tony representó lo mejor de esa clase de oratoria extempo por la que Trinidad es famosa; era un maestro.

Es más, Hall ayudó en crear el Proceso Teatral Popular Jouvay, enfoque de taller de teatro basado en un tipo de improvisación nacido de esta forma extemporánea y líricamente improvisada de calipso, junto con la narración oral de cuentos con personajes tradicionales del Carnaval de Trinidad y folclore regional.

Su compañera académica Lorna Baez explicó en Facebook:

Tony always emphasized play and performance as tools for self-emancipation and as a life-organizing principle. […] He was inspired by Garveyism in the Grand Caribbean and opening up spaces of self- discovery and introspection.

Tony siempre enfatizó la obra y la actuación como herramientas para la autoemancipación como principio organizador de la vida […]. Se inspiró en el garveyismo en el Gran Caribe y abrió espacios de autodescubrimiento e introspección.

Los actores Michael Cherrie y Penelope Spencer en el Proyecto Teatral Popular Marcus Garvey de Tony Hall. Foto de Abigail Hadeed, utilizada con autorización.

El estilo inimitable de Hall dejó su marca en los miembros de la comunidad artística regional e internacional, muchos de los cuales publicaron sus homenajes en las redes sociales, especialmente porque las actuales medidas de permanencia en casa por la COVID-19 les impedirán reunirse para celebrar su vida.

Además de los homenajes en video, hay un plan para celebrar a Hall vía Zoom, donde sus amigos y colegas puedan honrar su memoria a través de historias y canciones.

Baez lo recordó así:

Our resilience, he once said to me, ‘is not in spite of being from the Caribbean but BECAUSE WE ARE from the Caribbean’. I honor his rebellious spirit and mind. ‘Most of us’ he once wrote, ‘have allowed all sorts of schemes to disconnect us, sometimes through no direct fault of our own. We are all born connected. There are many ways and means through play and performance in which we can allow ourselves to realise our connection to the energy of the universe.’ I am grateful to have met someone with such an elevated sense of courage, clarity and artistry. May you Rest In Peace and Power.

Une vez me dijo que “nuestra resistencia no es a pesar de ser del Caribe sino PORQUE SOMOS del Caribe”. Honro su espíritu y mente rebeldes. Una vez escribió la “muchos hemos permitido todo tipo de esquemas para desconectarnos, a veces sin culpa directa nuestra. Nacimos todos conectados. Hay muchas maneras y medios a través del juego y la actuación en los que podemos permitirnos realizar nuestra conexión con la energía del universo”. Estoy agradecida de haber conocido a alguien con un sentido tan elevado de coraje, claridad y arte. Que descanses en paz y en poder.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.