No solo un número: Memorial en línea homenajea a las victimas de COVID-19 de Brasil

“El incontable” — memorial dedicado a la historia a todas las victimas del coronavirus en Brasil. Captura de pantalla.

El 23 de mayo, Brasil superó a Rusia y se convirtió en el segundo país más afectado por la pandemia de COVID-19 en el mundo, solo por detrás de Estados Unidos. Dos días antes, registró sus 24 horas más letales: 1118 muertos por la enfermedad, según el Ministerio de Salud. Hasta el 25 de mayo, COVID-19 ha cobrado 23 473 vidas en la nación de 200 millones de habitantes entre 374 898 casos confirmados.

Los brasileños se están acostumbrando gradualmente a que las estadísticas rompan récords todos los días. El 6 de mayo, cuando la cifra total alcanzó los 8500, el presentador William Bonner, presentador de noticias de TV Globo, Jornal Nacional, se tomó un momento para reflexionar sobre lo que significaban los números::

Oito mil vidas acabaram. Eram vidas de pessoas, amadas por outras pessoas. Pais, irmãos, filhos, amigos, conhecidos. Aí o luto dessas tantas famílias vai ficando só pra elas, porque as outras pessoas já não têm nem como refletir sobre a gravidade dessas mortes todas, que vão se acumulando todo dia.

Oco mil vidas han terminado. Eran vidas de personas, eran amadas por otras personas. Padres, hermanos, hijos, amigos, conocidos. Y entonces, el dolor de estas familias se queda sólo con esas familias, porque los demás ya no tienen cómo reflexionar sobre la gravedad de tantas muertes que se acumulan diariamente.

Las palabras de Bonner resonaron en muchos brasileños que sienten que las historias humanas se pierden detrás de cifras asombrosas; pero un grupo de artistas y escritores ha decidido asegurarse de que no se olviden.

Inumeráveis,” o “Incontables”, es un memorial en línea creado por los artistas brasileños Edso Pavoni y Rogério Oliveira que homenajea las vidas de quienes han muerto en la pandemia. La lista fue lanzada el 30 de abril, y contiene los nombres y la edad de las personas más un breve obituario. Alrededor de 20 personas se encargan del sitio, ya sea con investigación, escribiendo o revisando.

En una conversación WhatsApp con Global Voices, Pavoni dijo:

Você acorda e 68 pessoas morreram; você acorda no outro dia e 120 pessoas morreram; acorda no outro dia e 200 e tantas pessoas morreram. Depois de um tempo, esses números vão perdendo o significado, vão se tornando um tipo de relógio, de aviso, outra coisa que não pessoas. E a gente vai se tornando insensível.

Te despiertas y 68 personas han muerto: te despiertas al día siguiente y 120 personas han muerto; otro día y son más de 200 personas muertas. Al poco tiempo, esos números empiezan a perder su significado y se convierten en una especie de reloj, una alarma, cualquier cosa menos  personas. Y nos volvemos insensibles.

Pavoni tuvo la idea para el memorial tras la cancelación de su exhibición en Lisboa. Dice que quería encontrar una manera de trabajar el tema de la “conexión” durante el aislamiento social. Entonces se acercó a Oliveira, que también estaba inquieto por el creciente número de noticias

Los primeros obituarios del memorial fueron sobre los suegros de una amigo común- Edgar Farah, de 81 años, orgulloso propietario de un Volkswagen Beetle beige, y su mujer Eunice Farah, de 77 años– que pasaron el carnaval de este año de fiesta con sus hijos y nietos.

Actualmente la lista tiene un poco más de 600 nombres- muy lejos aún de las más de 20 000 muertes que Brasil ha registrado hasta ahora. Entre ellos, está Agatha de 25 años, que amaba los gatos y asistía a la escuela de enfermería mientras trabajaba en un centro de salud en una favela de Río de Janeiro.

Y del legendario compositor y músico brasileño Aldir Blanc, o de Julia Nieto Parra, de 101 años, que nació en una granja de café, vio la electricidad llegar a los hogares y las calles y tuvo 17 nietos.

En una conversación con Global Voices, Pavoni señaló que los brasileños están tan abrumados con su propia estabilidad financiera en medio de la crisis que es fácil que las estadísticas se conviertan en ruido de fondo. Dice:

Os números não são suficientes. Eles não são suficientes para cada indivíduo entender como sociedade a profundidade das transformações e do momento histórico que a gente está vivendo.

Los números no son suficientes. No son suficientes para que cada persona entienda la profundidad de las transformaciones y el momento histórico que estamos viviendo.

1 Comentario

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.