Sangrientas manifestaciones en Guinea por barreras sanitarias contra COVID-19

Captura de pantalla de un video de www.guineesud.com en YouTube que muestra la violencia que se ha producido en Coyah

Guinea enfrenta violencias sociales exacerbadas por la pandemia del  COVID-19.

Violencia sin precedentes por barreras sanitarias

Guinea es un estado fallido, según la clasificación internacional establecida por la ONG Fragile State Index, que tiene en cuenta 12 variables socioeconómicas de base. En este contexto desfavorable apareció el COVID-19 en marzo de 2020. En una población de 12 milliones de habitantes, 3275 personas se habían contagiado de esta enfermedad hasta el 24 de mayo.

Para contrarrestar la pandemia, las autoridades guineanas han colocado barreras de control sanitario entre Conakry, la capital, y las ciudades vecinas de Coyah y Dubréka, por las que hay que pasar obligatoriamente para llegar al resto del país. Estas dos ciudades, que mantienen su autonomía administrativa, forman parte actualmente del extrarradio de Conakry, lo que explica el tráfico incesante y cotidiano de personas en el interior de lo que el presidente Alpha Condé denominó Gran Conakry en su intervención en televisión pública el 15 de mayo.

Un error de comunicación parece haber exacerbado las tensiones: cuando el 27 y el 30 de marzo de 2020 se anunciaron las medidas para aislar Conakry del resto del país, se omitió precisar que esta decisión afectaba a las ciudades de Coyah y Dubréka. No fue hasta el 15 de mayo cuando el presidente precisó en su discurso que el toque de queda de 22:00 a 5:00 horas de la mañana también las incluía.

Cuando los ciudadanos de Coyah y Dubréka vieron las barreras de carretera instaladas en sus ciudades el 12 de mayo, se rebelaron, pues de un día para otro les habían cortado el camino que les permite desplazarse para ejercer sus actividades cotidianas.

El periodista Mamadou Kouyaté describe la intensidad de la violencia en la web guinee114.com:

Les rues étaient barricadées partout ce mardi suite à la violente manifestation que nous avons enregistrée de Friguiadi jusqu’à Coyah-centre. On voyait partout les gens qui s’attaquaient aux forces de l’ordre. Le commissariat et la Brigade de gendarmerie ont été saccagés. Le commissariat en chantier au centre ville de Coyah a été vandalisé. Nous avons constaté aussi qu’ils ont barricadé la route de Forekariah et au grand rond-point du Commissariat. J’étais donc obligé de replier sur ce lieu pour venir protéger notre édifice. Leurs slogan était qu’on délocalise le barrage de Friguiadi, que ça les empêche de rentrer à Coyah où ils habitent. Que certains travaillent à Conakry, qu’ils sont obligés de rentrer chez eux le soir.

En las calles había barricadas por todas partes a causa de la violenta manifestación que observamos desde Friguiadi hasta el centro de Coyah. Por todos lados había gente enfrentándose a las fuerzas del orden. Saquearon la comisaría y la brigada de la gendarmería. La comisaría en obras del centro de Coyah fue vandalizada. También constatamos barricadas en la carretera de Forekariah y en la gran rotonda de la comisaría. En estas condiciones, me vi obligado a replegarme a ese lugar para ir a proteger nuestro edificio. Gritaban su exigencia de que se reubicara la barrera de Friguiadi, que les impide volver a Coyah, donde viven. Algunos trabajan en Conakry y tienen que volver a casa por la noche.

Cortes de electricidad

A estos disturbios hay que añadir las violentas manifestaciones que se han producido al norte de Conakry, en Kamsar, puerto que principalmente utilizan las compañías mineras instaladas en la zona para la exportación de bauxita. Se calcula que el subsuelo guineano contiene más de dos tercios de las reservas mundiales de bauxita, mineral del que se extrae el aluminio.

A pesar de las actividades de extracción minera y la presencia de un puerto importante, los habitantes no tienen acceso regular a electricidad ni agua corriente. En este momento, el país está entrando en la estación seca, de ahí la indignación de los habitantes.

No es la primera vez que los guineanos expresan su frustración ante estas empresas que parecen ignorar sus derechos. En marzo de 2019, 540 reclamantes de 13 pueblos situados al oeste del país retuvieron al mediador de la Sociedad Financiera Internacional (SFI) —rama del Banco Mundial— porque la SFI financia la compañía de bauxitas de Guinea (CBG), que no respeta las leyes nacionales ni internacionales en sus actividades de extracción minera.

Así describe la web africaguinee.com los sucesos del 12 de mayo:

Les émeutes anti-délestages qui ont secoué la ville de Kamsar ont fait un mort et assez de dégâts matériels ce mardi 12 mai 2020.Le bilan des troubles survenus aujourd'hui est très lourd. Outre les barricades érigées un peu partout dans la banlieue de cette cité industrielle, certaines installations de la Compagnie des Bauxites de Guinée (CBG) ont été vandalisées par des manifestants, privant ainsi la cité et certains quartiers de la ville d'eau potable. Le domicile du maire a été aussi incendié, a-t-on appris de sources concordantes.

Los motines contra los desvíos que sacudieron la villa de Kamsar causaron un muerto e innumerables daños materiales este martes 12 de mayo de 2020. El balance de los disturbios sucedidos hoy es considerable. Aparte de las barricadas colocadas por todas partes en los suburbios de esta ciudad industrial, los manifestantes han vandalizado algunas instalaciones de la Compañía de Bauxita de Guinea (CBG), lo que ha privado a la ciudad y a algunos barrios de la villa de agua potable. También han incendiado la casa del alcalde, según informan fuentes concordantes.

En una declaración común publicada en la web de la Federación Internacional por los Derechos Humanos (FIDH), 14 organizaciones de la sociedad civil guineana condenaron la violencia y exigieron la liberación de todos los detenidos, así como el inicio de una investigación:

Nos organisations appellent à l’arrêt des violences policières ayant entraîné des pertes en vie humaines, des atteintes à l’intégrité physique et des dégâts matériels. Nous condamnons les violences enregistrées le 12 mai 2020 à Coyah, Dubréka et Kamsar, et nous exigeons l’ouverture immédiate d’une information judiciaire qui permettra de faire la lumière sur les violences commises dans ces localités

Nuestras organizaciones llaman al fin de la violencia policial que ha provocado pérdida de vidas humanas, atentados contra la integridad física y daños materiales. Condenamos la violencia sucedida el 12 de mayo de 2020 en Coyah, Dubéka y Kamsar, y exigimos el incio inmediato de una investigación judicial que permita arrojar luz sobre las violencias cometidas en estas localidades.

Leer más: Las fuerzas de seguridad guineanas están ahora autorizadas a disparar a discreción

Por más que nos remontemos en la historia de Guinea, es difícil encontrar una manifestación a la que no se haya respondido con una violencia desproporcionada acompañada de muertes, de graves violaciones de los derechos humanos y de destrucciones de bienes, como recordó el Frente Nacional para la Defensa de la Constitución (FNDC) en un comunicado fechado el 15 de mayo de 2020:

Depuis l’accession de la Guinée à l’indépendance en 1958, les différents régimes qui se sont succédés, de Sékou Touré à Alpha Condé, ont choisi chacun sa méthode de répression de la population, avec quasiment un même instrument : des milices armées, véritables machines à tuer, en lieu et place de la police, la gendarmerie et l’armée régulière qui, dans les conditions normales, sont chargées de la sécurité des personnes et de leurs biens et de la défense de l’intégrité territoriale du pays.

Tras la independencia de Guinea en 1958, cada uno de los distintos regímenes que se han sucedido, de Sékou Touré a Alpha Condé, ha elegido su propio método de represión de la población, casi siempre con el mismo instrumento: milicias armadas, auténticas máquinas de matar, en lugar de la policía, la gendarmería y el ejército regular, que en condiciones normales, se encargan de la seguridad de las personas y sus bienes, y de la defensa de la integridad territorial del país.

Numerosos guineanos expresaron sus impresiones en Twitter, como Thierno Maadjou Bah, periodista y coordinador de la emisión #Africa2015 de la radio @africa_nostalgi:

Soy de esos que piensan que todo guineano que ame su país por encima de las consideraciones políticas debe indignarse cuando los ciudadanos son víctimas de abusos por parte de las fuerzas de seguridad, con esas masacres por todo el territorio nacional. La compasión no debe ser selectiva.

Abdoulaye Keita, director general de la Empresa Guineana de Ordenación y Prestación de Servicios (GuINAPRES), que donó 65 equipos para lavado de manos a los servicios públicos y a los hogares de la ciudad de Boké, reveló:

Falta de agua potable en la ciudad de CBG en Kamsar. Es una de las consecuencias del vandalismo contra las instalaciones durante las manifestaciones para reclamar corriente eléctrica. ¡Una lástima!

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.

¿Te gusta leer Global Voices?

Ayúdanos a conocer mejor a nuestra audiencia completando esta breve encuesta »

Close