¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Tres años de crisis separatista en Camerún: Amenazas en línea, ataque contra la identidad y la libertad de expresión

Parque ubicado en la unión de Warda cerca de las cataratas de Mfoundi, Camerún. “Camerún siempre unido” dice el cartel. Foto de Simbanematick vía (CC BY 4.0.).

En noviembre de 2016, estallaron las protestas contra el dominio de la mayoría francesa en las regiones noroccidentales y sudoccidentales angloparlantes de Camerún. Los manifestantes intensificaron los pedidos de abogados y profesores anglófonos de que se aplicara el derecho consuetudinario y el sistema educativo inglés en sus regiones.

La minoría anglófona de Camerún constituye el 20 %, mientras que la mayoría francófona constituye el otro 80 %.

Estas protestas se basaron en medios sociales -sobre todo Facebook– para movilizar e informar.

Un vistazo a la identidad, el idioma y los derechos digitales del Camerún

  • Camerún se divide entre culturas inglesa y francesa con más de 200 idiomas
  • El Gobierno cerró internet en 2017 en un intento de sofocar la crisis anglófona
  • El Gobierno no tiene medidas claras para enfrentar los discursos de odio en Facebook
  • En enero de 2019, Camerún estaba entre los 15 principales usuarios de Facebook

.La represión del Gobierno francófono contra estas protestas condujo a una guerra separatista de tres años –impulsada en gran medida por las políticas de identidad y de idioma– conocida como la crisis anglófona.

A lo largo de esta crisis, los ataques en línea y los discursos de odio por identidad continúan ahogando la libertad de expresión.

Los enfrentamientos entre los grupos separatistas y la Policía y el Ejército del Estado han provocado al menos 2000 muertes y unas 500 000 desplazados. Los grupos separatistas anglófonos del sur de Camerún tratan de separarse de Camerún de mayoría francesa y crear Ambazonia, una nueva nación.

Bloqueo de internet

En octubre de 2016, un mes antes de que comenzaran las protestas, el Gobierno había sido objeto de intensas críticas en medios sociales por cómo gestionó un accidente de tren en la pequeña ciudad de Eseka, en el centro de Camerún, que cobró la vida de más de 80 personas y dejó 600 heridos.

En respuesta, el Gobierno desató una campaña contra los peligros de los medios sociales. El periódico Cameroon Tribune, controlado por el Estado, dijo que los medios sociales se estaban “convirtiendo rápidamente en una amenaza para la paz y en un instrumento secreto de manipulación”, y promoviendo “la destrucción del carácter, la desestabilización de la opinión pública y la deformación de los hechos, entre otros”.

Para enero de 2017, este país de África Occidental bloqueó internet en sus regiones angloparlantes durante más de un año. El bloqueo de internet –que duró hasta marzo de 2018– ocurrió después de que aparecieron en línea muchas imágenes de tortura y muerte que el Gobierno quiso suprimir.

Esto no sólo hizo que los usuarios de internet se quedaran sin información –la mayoría son jóvenes– sino que también contravino una resolución adoptada por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU) en 2017 sobre la “promoción, protección y disfrute de derechos humanos en internet”.

En la resolución se condenan las interrupciones del acceso a internet y “se afirma que los mismos derechos que tienen las personas fuera de línea también deben protegerse en línea”, en particular la libertad de expresión.

Política de idioma e identidad

Durante décadas, Camerún se ha visto envuelto en numerosos y acalorados debates sobre cómo las culturas y los idiomas inglés y francés pueden estar más equitativamente representados en los espacios públicos.

El país se fusionó con las lenguas y culturas inglesas y francesas después de la Primera Guerra Mundial, cuando Gran Bretaña y Francia se hicieron cargo de la entonces colonia alemana, tras expulsar a Alemania del territorio por medio de guerra.

El Camerún francés logró su independencia en 1961, ya que la República de Camerún y Camerún Británico votaron para unirse a la república y formar la República Federal del Camerún con dos estados en 1961.

No obstante, el primer presidente de Camerún, Ahmadou Ahidjo, que gobernó de 1961 a 1982, disolvió el sistema federal en 1972.

El resultado es que hoy en día Camerún se compone de 10 regiones, con ocho francófonas y dos anglófonas.

“Tenemos un grupo WhatsApp sobre noticias deportivas en Camerún”, dijo Samuel, periodista deportivo, a Global Voices el 5 de marzo en Yaundé, la capital. Samuel es un camerunés anglófono del suroeste, región anglófona, que pidió a Global Voices revelar su identidad completa por termor a la represión:

Often we get official documents from federations in French. When my English colleagues ask why it is like that, most French colleagues hit back, saying tu dois etre bilingue [‘you need to be bilingual’] – le Cameroun est bilingue [‘Cameroon is bilingual’]. The funniest thing is that they can’t even read documents in English. We will quarrel and even lose track of the essence of the document at times – that’s how English journalists struggle for our identity in this country.

A menudo obtenemos documentos oficiales de las federaciones en francés. Cuando mis colegas ingleses preguntan por qué, la mayoría de colegas franceses responde diciendo tu dois etre bilingue [‘tienes que ser bilingüe’] –le Cameroun est bilingue [‘Camerún es bilingüe’]. Lo más gracioso es que ni siquiera pueden leer documentos en inglés. A veces nos peleamos e incluso perdemos la esencia del documento –así es como los periodistas ingleses luchan por nuestra identidad en este país.

En 2019, los legisladores de Camerún impulsaron un proyecto de ley para reforzar el uso igualitario del inglés y el francés, como se ve en el artículo 1(3) de la Constitución del país.

Según la ley, las órdenes judiciales pueden dictarse en cualquiera de los dos idiomas oficiales de Camerún, inglés y francés –según elección de los involucrados. Pero algunos abogados angloparlantes temen que esto pueda llevar a la asimilación. En cambio, los ciudadanos anglófonos quieren el inglés en los tribunales de derecho común de sus regiones.

Troles en línea

Los periodistas de Camerún han tenido que ser muy cuidadosos al informar sobre las atrocidades relacionadas con la larga guerra separatista del país. Aparentar estar muy del lado de los separatistas o del Gobierno puede llevar a ataques de los troles en línea de ambos lados.

“He recibido varios ataques en Facebook por mi trabajo”, dijo Kehdinga Fabrice, periodista de The Guardian Post del suroeste de Camerún, que habló con Global Voices el 6 de marzo. “Se publicó un ejemplar de The Guardian Post [en Facebook] y alguien vino y comentó y yo reaccioné al comentario de la persona. Me insultó en la plataforma y hasta me escribió un mensaje privado en el que me describe como un ‘agente del Gobierno'”, dijo Kehdinga.

Facebook, plataforma en la que casi la mitad de los ocho millones de usuarios del país tiene cuenta, es un sitio web en el que los ataques en línea ocurren con más frecuencia.

Kehdinga dijo a Global Voices:

It’s a normal phenomenon … if a frontpage newspaper gives a positive side of separatists, we are attacked — it’s the same scenario if we write on the side of the government. People send me messages [to my] inbox and even threaten me. Now I just read Facebook posts without commenting to be on the safe side.

Es un fenómeno normal… si la primera plana de un periódico muestra un lado positivo de los separatistas, nos atacan… es el mismo escenario si escribimos del lado del Gobierno. La gente envía mensajes [a mi] bandeja de entrada y hasta me amenaza. Ahora solamente leo los mensajes de Facebook sin hacer comentarios para estar seguro.

Etnicidad causa maltrato en línea

En febrero de 2020, Camerún celebró su carrera anual en Monte Camerún, en la ciudad de Buea, ciudad anglófona de la región sudoccidental del país.

Los corredores de la región noroccidental, la segunda de las dos provincias anglófonas del Camerún, compitieron contra el pueblo Fako, un grupo étnico del suroeste, que rinde culto a la deidad Epas'a Moto.

La mayoría de ganadores de la Carrera de la Esperanza del Monte Camerún procedían del noroeste.

Los editores del periódico The Median publicaron un anuncio en Facebook con el titular: “Carrera de la Esperanza del Monte Camerún: Atletas del noroeste destrozan a Epas'a Moto, se llevan decenas de millones”.

El titular implica que los competidores del noroeste superaron a los atletas de Fako y despreciaron a su deidad Epas'a Moto, para ganar a lo grande.

La palabra “basura” no fue bien recibida en Facebook: Muchos lectores vieron el titular como un golpe abusivo hacia la gente de Fako y sus creencias. Provocó numerosos comentarios negativos:

John Ndumbe comentó:

Idiot! Do you know that NW [northwest] has 100 tribes? If they win the mountain race so what? Has Manyu [another tribal group] ever won a trophy despite their Nyankpes and leopards?

¡Idiota! ¿Sabes que el NW [noroeste] tiene cien tribus? ¿Y qué si ganan la carrera de la montaña? ¿Ha ganado Manyu [otro grupo tribal] alguna vez un trofeo a pesar de sus nyankpes y leopardos?

Eileen Tabuwe Akwo comentó:

Was Epas’a Moto in competition or against the athletes? All gods as we know are impartial and defend the pure of heart. By allowing this headline, The Median is supporting a wrongful insult. Let’s rethink our journalism.

¿Epas'a Moto estaba en la competencia o contra los atletas? Todos los dioses que conocemos son imparciales y defienden a los puros de corazón. Al permitir este titular, la Mediana está apoyando un insulto injusto. Repensemos nuestro periodismo.

Las normas comunitarias de Facebook ordenan que se retiren las publicaciones que inciten el discurso de odio y el maltrato. Sin embargo, la publicación sigue en línea. Además, a nivel gubernamental, no hay seguimiento claro de maltratos en medios sociales.

En respuesta al aumento del discurso de odio en línea, el Parlamento preparó un proyecto de ley sobre el discurso de odio y el tribalismo en noviembre de 2019 y el presidente Paul Biya lo convirtió en ley en diciembre de 2019. Los infractores serán multados con unos tres millones de francos centroafricanos (aproximadamente 5000 dólares estadounidenses) y podrían cumplir tres años de prisión, según la gravedad del delito.

Sin embargo, el Gobierno solamente toma medidas enérgicas contra los infractores cuando se refiere a sus instituciones o personalidades, según el abogado de derechos humanos Félix Agbor Balla, acusado de terrorismo a raíz de la crisis anglófona.

Agbor Balla dijo a Global Voices el 27 de marzo:

The problem with government is that they politicize it – they use it when it is convenient for them. When people use [hate speech] against people who are against the government — nobody cares.

El problema con el Gobierno es que lo politizan, lo usan cuando les conviene. Cuando la gente usa [el discurso de odio] contra la gente que está contra el Gobierno –a nadie le importa.

En enero de 2019, Camerún figuraba entre los 15 principales usuarios de Facebook en África, lo que significa que la mayoría de su población utiliza la popular plataforma de medios sociales.

“Camerún necesita un acuerdo sólido con Facebook –para que supervise que se elimine todo mensaje que sea un ataque”, dijo Agbor Balla.


Este artículo es parte de una serie llamada “La matriz de identidad: plataforma de regulación de las amenazas en línea a la expresión en África”. Estos artículos cuestionan el discurso de odio en línea o la discriminación por idioma o el origen geográfico, la información errónea y el acoso (particularmente contra mujeres activistas y periodistas) que prevalecen en espacios digitales de siete países africanos: Argelia, Camerún, Etiopía, Nigeria, Sudán, Túnez y Uganda.El proyecto está financiado por el Fondo de Derechos Digitales de África deColaboración en Política Internacional de Tecnologías de la Información y la Comunicación para África Oriental y Meridional (CIPESA).

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.