Manifestantes eslovenios usan a Katie Melua para explicar movimiento ciclista anticorrupción

Ciclistas eslovenios protestan. Las banderas dicen “Muerte al fascismo” y “Libertad para el pueblo”. Foto: captura de pantalla de un video de Bajk Štrajk en YouTube.

Revisa la cobertura especial de Global Voices sobre el impacto global del COVID-19.

Una canción de protesta eslovenia con una melodía suave no característica de su género se ha vuelto viral en los Balcanes.

Los autores de la canción la describen como:

Protestna pesem proti korupciji, proti zlorabi moči, proti nasilju nad državljankami in državljani, proti nasilju nad demokracijo in različnostjo.

Una canción de protesta contra la corrupción, contra el abuso de poder, contra la violencia contra ciudadanos hombres y mujeres, contra la violencia contra la democracia y la diversidad.

Miles de ciclistas han estado saliendo en protestas semanales a las calles de la capital eslovena, Liubliana, y otras ciudades para protestar contra el nuevo gobierno, que asumió el cargo el 13 de marzo.

La canción “10 000 bicicletas en Liubliana” de Prešerne Misli, con versiones en esloveno e inglés, se publicó en el canal de YouTube de Bajk Štrajk (Huelga de bicicletas).

El Gobierno de la República de Eslovenia está encabezado por el controvertido primer ministro Janez Janša, que regresa políticamente tras pasar seis meses en prisión por acusaciones de soborno en 2014.

Su Partido Demócrata Esloveno es parte de una alianza informar y no liberal de partidos populistas y proautocráticos encabezada por el partido gobernante de Hungría, Fidesz.

El primer ministro Janša anunció una “nueva ley contra el coronavirus” el 30 de abril, para proteger la salud de sus ciudadanos y “reactivar la economía, sobre todo en el sector construcción”.

Sin embargo, el Gobierno sacó medidas a hurtadillas para minar completamente las salvaguardas ambientales, lo que causó protestas en las organizaciones ambientales.

Según BirdLife International:

This new law is so outlandish, it has been sent to Slovenia’s Constitutional court for review. Parts of it may be in direct violation of both the Slovene Constitution and the Aarhus convention.

Esta nueva ley es muy estrafalaria, se ha remitido a la Corte Constitucional de Eslovenia para su revisión. Algunas partes pueden violar directamente la Constitución eslovena y la Convención de Aarhus.

La canción de protesta también se dirige a las divisivas polítcas populistas que practica el partido gobernante, incluida la promoción del discurso de odio de medios afiliados.

Nehajte nas deliti že na pol
Kot zareza
Desnica ali levica
Ta razdor vam služi le kot pretveza

Querido Gobierno, por favor deja de dividirnos en mitad,
derecha e izquierda.
Ya no importa.
Todo lo que importa es que muestres respeto.

El 27 de marzo, Reporteros sin Fronteras (RSF) y seis organizaciones de libertad de prensa advirtieron que el periodista de investigación esloveno Blaž Zgaga fue blanco de una campaña de odio avivada por el Gobierno en redes sociales y en los medios.

La campaña empezó después de que Zgaga envió una solicitud oficial de libertad de información sobre la pandemia de COVID-19 a las autoridades en Liubliana.

Organizaciones internacionales y de la sociedad civil locales instaron a la Comisión Europea a hacer todo lo que estuviera en su poder para garantizar la seguridad de Zgaga y asegurarse de que las autoridades eslovenas traten con la mayor seriedad las amenazas de muerte y ataques en su contra.

Protestiramo v miru
Z maskami čez obraz
Kljub epidemiji
Treba reči, da dovolj je na glas.

Protestaremos en paz,
con mascarillas en la cara.
Y mantendremos distancia.
No dejaremos que nuestro sistema de salud colapse.

Contexto cultural y orígenes

La canción de protesta ciclista eslovena es una nueva versión de “Nueve millones de bicicletas”, escrita y producida por Mike Batt para la cantautora georgiano-británica Katie Melua en 2005.

Los eslovenos están muy orgullosos de su legado cultural, en particular su idioma como se expresa por medio de la poesía y otra literatura.

El nombre de la banda –Prešerne misli– se puede interpretar como “Pensamientos audaces de buena voluntad”, y también se asocia con el nombre de France Prešern, aclamado poeta del siglo XIX cuya obra está considerada como un clásico europeo, y era lectura obligatoria en el sistema educativo de la ex Yugoslavia.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.