Peligra fórmula “un país, dos sistemas” por la ley de seguridad nacional que se cierne sobre Hong Kong

Cartel callejero: Hong Kong se mantiene firme. Caracteres en rojo: Ley Nacional de Seguridad. Caracteres en amarillo: Un país, un sistema. Imagen de Stand News, socio de contenido de Global Voices.

Una resolución presentada en el Congreso Nacional del Pueblo Chino (CNP) amenaza con desmantelar las libertades que distinguen a Hong Kong de China y acabar con lo que queda de la autonomía de la ciudad.

El 22 de mayo, en el CNP celebrado en Pekín —el evento más importante del calendario político chino—, se presentó un borrador titulado “Decisión del CNP sobre el establecimiento de un sólido sistema legal y mecanismos de aplicación para salvaguardar la seguridad nacional en la región administrativa especial de Hong Kong”.

El llamado “sólido sistema legal y mecanismos de aplicación” podría eludir la legislación de Hong Kong y dar poderes al Comité Permanente del CNP para introducir la ley de seguridad nacional en el Anexo III de la “miniconstitución” de la ciudad, como recoge el artículo 6 del borrador de la decisión:

…the NPC Standing Committee makes the decision to include relevant laws into Annex III of the Basic Law of the HKSAR, and the HKSAR promulgates and implements them.

El Comité Permanente del CNP toma la decisión de incluir leyes relevantes en el Anexo III de la Ley Básica de la región administrativa especial china, y la región administrativa especial china las promulga e implementa.

Phoebe Kong, corresponsal de DW News en el este de Asia, publicó los documentos oficiales en Twitter:

Hilo de último minuto: Documento oficial de la ley de seguridad nacional de Hong Kong revelado por fuentes: la nueva ley prohibirá la secesión, subversión contra los poderes estatales, terrorismo e interferencia extranjera. Quedará listada en el Anexo 3 de la ley básica, eludiendo el escrutinio de la legislatura local.

Anexo III de la ley básica de Hong Kong – ¿Llave maestra de China?

Actualmente, el Anexo III de la ley básica de Hong Kong contiene un conjunto de cinco leyes nacionales, incluida la ley de la bandera y el himno nacionales, que fueron aprobadas en Hong Kong tras la cesión de la antigua colonia británica a China en 1997.

La maniobra de Pekín de introducir una nueva ley nacional de seguridad en el Anexo III sienta el preocupante precedente de utilizar ese anexo para imponer a Hong Kong otras leyes chinas, como la Ley de Ciberseguridad.

Además de la aplicación directa de la ley de seguridad nacional en Hong Kong, la decisión del CNP permite a Pekín establecer agencias de seguridad en la ciudad, según informó en Twitter la cadena pública RTHK:

Los departamentos continentales que defienden la seguridad nacional podrán establecerse en Hong Kong bajo la legislación que Pekín pretende añadir al Anexo 3 de la Ley Básica.

Esta decisión también necesita que el Gobierno de Hong Kong ponga en marcha su propia ley de seguridad nacional según el artículo 23 de la Ley Básica, que proporcionaría el soporte legal para la expansión de unidades de aplicación de la ley.

Bajo la ley, el jefe ejecutivo de Hong Kong estará obligado a informar regularmente al Gobierno central sobre el cumplimiento de la ciudad al salvaguardar e implementar la seguridad nacional y prohibir actos que la pongan en peligro.

Condenada autonomía

La ley de seguridad nacional ha sido controvertida desde que el Reino Unido transfirió la soberanía de la ciudad a China en 1997.

El artículo 23 de la Ley Básica de Hong Kong exige que la autoridad de la ciudad promulgue sus propias leyes para “prohibir cualquier acto de traición, secesión, sedición o subversión contra el Gobierno central popular y robo de secretos de Estado, e impedir a las organizaciones e instituciones políticas de la región establecer vínculos con organizaciones e instituciones políticas extranjeras”.

En 2003 se presentó una ley de seguridad nacional ante el Consejo Legislativo de Hong Kong. Pero esta ley provocó una protesta masiva en toda la ciudad y la ley se dejó de lado, a pesar de la insistencia del Gobierno continental.

Los esfuerzos de Pekín para introducir una controvertida ley de extradición china por medio de sus partidarios en el Consejo Legislativo en 2019 impulsaron las mayores protestas contra el Gobierno de la historia de la ciudad, lo que provocó la retirada de la ley.

A pesar de que Pekín tildó las protestas de actos de terrorismo —más notables aún con la amenaza de la legislación— los resultados de las elecciones de distrito celebradas en 2019 indicaron un fuerte apoyo popular a los políticos favorables a la democracia y la autonomía, pese al negativo impacto económico de un año de manifestaciones.

En el CNP, Wang Chen, vicepresidente del Comité Permanente, citó las protestas de Hong Kong como un riesgo para la seguridad nacional que “amenaza el principio de ‘un país, dos sistemas’, daña el estado de derecho y pone en peligro la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo nacionales”.

Wang declaró que los actos que socavan la seguridad nacional deben “castigarse” y culpó a los revoltosos y a “fuerzas hostiles externas” de la incapacidad de la ciudad para aprobar su propia ley de seguridad.

El CNP, cuya función es sancionar la legislación gubernamental importante, terminó su labor el 28 de mayo.

¿El final de “un país, dos sistemas”?

En Hong Kong, la decisión de CNP se interpreta en general como el final de la fórmula “un país, dos sistemas”, concepto que salvaguarda la autonomía política de la excolonia, consignada en la Declaración Conjunta Chino-Británica.

La distinguida periodista Melissa Chan se mostró desalentada al conocer la noticia:

Hong Kong, tal y como lo conocemos, ha muerto. Si conoces a alguien de Hong Kong o de familia con origen en Hong Kong, entiende que hoy es un día como ninguno otro, y que una parte de nuestros corazones ha muerto. Si estás en condiciones de hacerlo, envíales tu amor, tu apoyo y tus ánimos.

Los mercados financieros e inmobiliarios de Hong Kong sufrieron las consecuencias:

Los inversionistas huyen: acciones de Hong Kong se ven afectadas por propuesta de seguridad nacional de Pekín.
————–
Las empresas inmobiliarias y financieras han sido unas de las principales víctimas de la venta de acciones en Hong Kong el viernes, después de que China presentara una propuesta de ley de seguridad para la ciudad que ha avivado el temor a nuevas protestas.

El buscador local mostró un rápido aumento de búsquedas sobre “ley de seguridad nacional” (國安法)y “emigración” (移民), después de que se conocieran las primeras noticias sobre la resolución la víspera de la inauguración del CNP.

A pesar de la frágil situación política, los activistas de Hong Kong siguen resistiendo.

Joshua Wong, espina en el pie del Partido Comunista Chino, que ha reivindicado en Estados Unidos la aprobación de una Ley de Derechos Humanos y Democracia para Hong Kong, dijo que él y otros activistas se mantendrían firmes:

The Chinese Communist Party is definitely trying to wipe out Hong Kong’s connection with the international community with a catch-all tactic. But no matter what, I have the duty to stand firm with my position. There is no reason to give up on fostering possibilities for gaining international support. I never regret pushing the Hong Kong Human Rights and Democracy Act forward. Even though this could someday incriminate us and be the excuse to wipe us out, Demosisto takes pride in our devotion to connect Hong Kong and the world.

Definitivamente, el Partido Comunista Chino está tratando de borrar la conexión de Hong Kong con la comunidad internacional por medio de una táctica de atrapar todo. Pero sea como sea, tengo el deber de mantenerme firme en mi posición. No hay razones para dejar de fomentar las posibilidades de conseguir apoyo internacional. Nunca me he arrepentido de promover la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong, aunque algún día esto podría incriminarnos y ser la excusa para borrarnos del mapa. Demosistō está orgulloso de nuestra dedicación a conectar Hong Kong y el mundo.

Nathan Law, exlegislador que fue inhabilitado después de un escándalo relacionado con el juramento en 2017, dijo:

One of the major reasons the Chinese Communist Party has opted for doing it now is to restrain the international community from standing with Hong Kong, but we must strive for the world’s support. Using Twitter, Facebook, sharing news, personal commentary, signing petitions, raising concerns are basic freedoms on the Internet. If the autocracy unreasonably stifles Hongkongers’ mildest acts, it will definitely fuel resistance…
We need the strongest determination to confront the most evil era in history.

Una de las principales razones para que el Partido Comunista Chino haya optado por hacer esto ahora es evitar que la comunidad internacional se ponga del lado de Hong Kong, pero debemos esforzarnos en conseguir el apoyo del mundo. Utilizar Twitter, Facebook, difundir noticias, comentarios personales, firmar peticiones, dar a conocer son las libertades básicas en internet. Si la autocracia reprime injustamente los más mínimos actos de los hongkoneses, esto definitivamente alimentará la resistencia…
Necesitamos la más sólida determinación para enfrentar la época más dura de nuestra historia.

Kevin Yam, abogado y activista, dijo que creía que los hongkoneses sobrevivirían el ataque a su autonomía.

Entiendo las fuertes emociones sobre lo que está sucediendo en Hong Kong. Pero Hong Kong NO está muerto. Tenemos a mucha de la gente más astuta, resistente, ingeniosa y pragmática del planeta. Nuestra forma de vida pronto se verá limitada, pero encontraremos la forma de sobrevivir y prosperar en esta situación.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.