¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Protestas y represión policial vuelven a Hong Kong, Pekín ajusta el apretón

La Policía disparó gas pimienta en el Distrito Central el 27 de mayo. Foto de inmediahk.net.

Las protestas masivas regresaron a Hong Kong después de que China avanzó decididamente a imponer una serie de leyes de seguridad nacional al estilo de China continental, lo que amenaza lo poco que queda de su autonomía.

Después de una manifestación contra la decisión de Pekín de promulgar legislación de seguridad a medida para Hong Kong, cerca de cien trabajadores, negocios y grupos de estudiantes convocaron a una huelga general para el 27 y 28 de mayo.

La Policía respondió llenando la ciudad para evitar que los manifestantes se acerquen al Consejo Legislativo, donde se había programado una segunda lectura de la controvertida ley del himno nacional, otra importación de Pekín. Al menos 300 manifestantes fueron arrestados a las 17:30, hora local.

¿Un país, un estado policial?

Patrick Poon, investigador de derechos humanos de Hong Kong, dijo que la presencia policial en la ciudad el 27 de mayo era similar a la que se vio en la capital china durante el Congreso Popular Nacional que culminó su trabajo el 28 de mayo:

Hay agentes en espera en todas las entradas del metro, detienen y registran, sobre todo a los jóvenes. Un hombre describió la situación de hoy como “estado policial”.
——————-
Se parece a cuando Pekín desplegó a su Policía durante Lianghui (Congreso Popular Nacional y Partido Comunista Chino). HongKong se ha vuelto realmente un estado policial.

Además de la concentración policial en la sede gubernamental, había policías antidisturbios fuertemente armados en las principales vías y autopistas en todo Hong Kong para impedir bloqueo de vías.

Esta es una captura de pantalla de un mapa de protesta que mostraba puntos de control a las 06:47 horas del 27 de mayo.

06:47 horas, todos los distritos de Hong Kong vía Telegram.

A pesar de la fuerte presencia policial, los manifestantes empezaron a reunirse en los centros comerciales. Los jóvenes pronto se volvieron blanco de acoso policial:

Ahora en Causeway Bay, Hong Kong, Hysan Place. La Policía ha detenido y registrado a más de 50 personas.

Alrededor de las 13:00 horas, los manifestantes empezaron a caminar desde Causeway Bay y el Distrito Central hacia el Consejo Legislativo, informó Apple Daily en Twitter:

Los manifestantes se reúnen en el Distrito Central y Causeway Bay para oponerse a la ley del himno nacional. La Policía disparó balas de pimienta en respuesta.

En el Distrito Central, la policía antidisturbios lanzó rondas de balas de pimienta para dispersar a los manifestantes:

Último minuto: Policía de Hong Kong disparó balas de pimienta a civiles en D'Aguilar Street. Muy caótico.

Además, servidores civiles y trabajadores de oficina que entraban a los edificios cerca de la sede gubernamental debían mostrar identificación en varios puntos de control. A algunos los registraron:

Hong Kong parece un estado policial esta mañana. Nos acaban de registrar, como ha ocurrido con todos los que venían al Consejo Legislativo.

Ley del himno nacional

La ley del himno nacional se aplicó en China continental el 1 de octubre de 2017 y se insertó en el anexo III de la ley básica de Hong Kong un mes después.

Las leyes incluidas en el anexo III se pueden aplicar en Hong Kong por promulgación o por medio de legislación local.

Aunque la resolución presentada en el Congreso Popular Nacional de China el 22 de mayo afirma específicamente que la ley de seguridad nacional de Hong Kong insertada en el anexo III de la ley básica se aplicaría por medio de promulgación, Pekín ha permitido que la legislación local determine cómo y cuándo se aplicará la ley del himno nacional en Hong Kong.

El proyecto de ley del himno nacional se volvió fuente de preocupación pública en en cuanto se publicó, en enero de 2019.

El proyecto busca penalizar la falta de respeto al himno nacional chino y exige que las personas de Hong Kong se pongan de pie cada vez que el himno suene en público.

Los insultos contra el himno –por ejemplo, cambiar la letra– será punible con hasta tres años de prisión si se aprueba la ley en el Consejo Legislativo, que es afín a Pekín.

Para cuando la legislación pasó a una segunda lectura en el Consejo Legislativo en junio de 2019, la mirada de la sociedad civil se había reorientado a una legislación más controvertida: el proyecto de ley de extradición a China.

La escala e intensidad de las protestas contra la extradición a China, que llevaron a meses de paralización en la ciudad, causaron la suspensión de la ley del himno nacional, junto con otra legislación.

Las deliberaciones sobre el proyecto debían retomarse en octubre de 2019, cuando se reabriera el Consejo Legislativo, pero los minoritarios legisladores a favor de la democracia, usaron tácticas dilatorias para posponer la elección del presidente del comité que retrasaron la segunda lectura.

El 13 de abril, Pekín intervino y acusó a los legisladores opositores de paralizar la legislatura y de no tomar sus juramentos en serio.

El público general consideró la declaración de Pekín como una amenaza para descalificar a los legisladores que usaron la postergación. En años recientes, un total de sei legisladores a favor de la democracia hah sido descalificados por controversias en la toma de juramento.

Bajo presión del centro, los legisladores a favor de Pekín en el Consejo Legislativo tuvieron que actuar fuerte.

El 8 de mayo y el 18 de mayo, guardias de seguridad desalojaron a legisladores opositores del Comité de la Cámara, según indicaciones del presidente del Consejo Legislativo, Andrew Leung Kwan-yuen.

La resolución del Congreso Popular Nacional del 22 de mayo sobre la ley de seguridad nacional de Hong Kong echó leña al fuego cuando el Consejo Legislativo retomó actividades el 27 de mayo.

Miles de manifestantes se reunieron en Causeway Bay el 24 de mayo para expresar su rabia por la medida de Pekín en la mayor manifestación desde que el confinamiento por COVID-19 sacó a los ciudadanos de las calles.

La Policía disparó rondas de gas lacrimógeno, cañones de agua y balas de pimienta que dejaron al menos seis hospitalizados y una mujer en condición crítica.

Un total de 193 manifestantes fueron arrestados durante el día que duró la manifestación.

Nathan Law, exlegislador descalificado en la controversia del juramiento de 2017, predijo el regreso de la ‘Ciudad del Gas Lacrimógeno':

Ciudad del Gas Lacrimógeno:
La Policía lanzó otra vez gas lacrimógeno en el centro de la ciudad de Hong Kong, sin que hubiera desórdenes de la gente. Este es el futuro de Hong Kong con la ley de seguridad nacional: sin libertad de asamblea ni expresión.
Fuente: prensa estudiantil de la Universidad China de Hong Kong.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.