¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

¿Dónde está la voz del Pacífico en la historia viral del “verdadero Señor de las Moscas”?

Isla en Vava'u, Tonga. Foto publicada en Flickr por el usuario Brownell Chalstrom ((CC BY-NC-ND 2.0)).

El extracto de un libro publicado por The Guardian narra la sobrevivencia de seis muchachos náufragos tonganos en una isla durante 15 meses en 1965. La historia recibió más de siete millones de visitas en apenas cuatro días, pero algunos tonganos han señalado que la historia, que destaca el punto de vista del marinero australiano que rescató a los adolescentes, no tiene la voz del Pacífico.

El artículo de The Guardian, ‘El verdadero señor de las moscas: Qué ocurrió cuando seis muchachos quedaron 15 meses en una isla’, se publicó el 9 de mayo, e inmediatamente se volvió viral y atrajo la atención de cineastas y líderes globales. El libro del cual se sacó el extracto es “Humanidad: Una historia optimista” de Dutch historian Rutger Bregman.

Bregman narró cómo seis adolescentes tonganos, Sione, Stephen, Kolo, David, Luke y Mano sobrevivieron en la despoblada isla Ata durante 15 meses confiando entre ellos después de que su bote quedara destruido por la tormenta. Los rescató el marinero australiano Peter Warner.

Bregman contrastó la historia de seis tonganos con el trágico destino de la popular novela “El señor de las moscas” (1954) del autor británico William Golding. En la novela, los muchachos sobreviven a un accidente de aviación y terminan en una remota isla del Pacífico. Algunos se vuelven violentos, con consecuencias fatales.

Para Bregman, la historia de los seis tonganos ofrece una visión más positiva de la humanidad:

It’s time we told a different kind of story. The real Lord of the Flies is a tale of friendship and loyalty; one that illustrates how much stronger we are if we can lean on each other.

Es hora de que contemos otra historia. El verdadero “Señor de las moscas” es un relato de amistad y lealtad, que ilustra cómo somos más fuertes si nos apoyamos entre nosotros.

La prensa local de Tonga recogió el artículo de The Guardian. A través de Matangi Tonga Online, se conoció que los nombres completos de los seis adolescentes era Kolo Fekitoa, Sione Fataua, “David” Tevita Siola'a, “Stephen” Fatai Latu, Mano Totau y Luke Veikoso.

De izquierda a derecha: Tevita Siola’a, Sione Fataua, Peter Warner (marinero que los rescató, se llama igual que mi tío), Luke Veikoso, unknown, Fatai Latu, desconocido, Kolo Fekitoa, Mano Sione Filipe Totau (mi abuelo).

No todos están contentos con la historia publicada en The Guardian. En una entrevista de audio de ABC Australia con Meleika Gesa-Fatafehi, escritora y narradora tongana, mostró su desacuerdo con el “lente colonial” de la historia. Para ella, había mucha atención en el rescatista australiana y se omitía referencias a la historia de colonialismo de la isla (que es la razón por la que estaba adespoblada), y los sistemas de creencia locales que explicarían por qué los muchachos se comportaron así. Expresó su frustración de que un extranjero tenga los derechos de la historia sobre qué les ocurrió a los seis adolescentes, que es bien conocido en la comunidad tongana.

Gesa-Fatafehi agregó que entender la historia tongana y los valores que promueve la comunidad hubiera hecho que los lectores vieran que la novela occidental “El señor de las moscas” dio un contrapunto inexacto de la historia de los seis adolescentes.

En un hilo de Twitter muy difundido, Gesa-Fatafehi explicó sus otras preocupaciones:

Primero que nada, este artículo hubiera podido hacer más por los hombres de los que hablaba. Creo que esta historia la debió contar un tongano. Caramba, nos contaron esta historia cuando éramos niños, entenderíamos mejor cómo contarla.
————–
Le falta tanto. Ni siquiera pregunta qué sintieron los muchachos ni nada con detalle de por qué eligieron hacer cosas. No tenía la perspectiva de ellos. No tenía a los propios tonganos de los que trataba la historia, con excepción de of Mano.

Y no sé, suena tonto sorprenderse de que personas que viven en Islas sobrevivan varadas en una isla.
—————-
No sé (estoy bromeando, sí sé), pero tu historia no es la que aprendí de niña. Está contada desde un lente colonial. Solamente parece fuera de lugar, sobre todo cómo nos ven, como un nativo mágico no contactado que sorprendentemente no tiene la capacidad de vivir en una tierra/país.

La periodista samoana Tahlea Aualiitia también comentó:

La forma es que se está hablando de los muchachos tonganos en la cronología, llega al nivel de molestar cómo se está hablando de nosotros, sin darse cuenta de que podemos liderar esta conversación.
El verdadero “Señor de las moscas”, qué ocurrió cuando seis muchachos naufragaron y quedaron 15 meses en una isla.
Cuando un grupo de escolares quedaron abandonados en una isla en 1965, salió muy diferente a la novela de William Golding, escribe writes Rutger Bregman
.
————-
Como samoana, no me gustó cómo se contó la historia de seis tonganos varados en la isla ‘Ata.
Acabo de hablar con Meleika al respecto y, cuando superas la romantización de ka historia es TORMENTOSO que un hombre blanco tenga los derechos mundiales de su historia de sobrevivencia.

En Twitter, Janet. U reveló que su abuelo es uno de los seis náufragos y publicó este llamado al público:

Todo lo que pido es,  POR FAVOR NO HABLEN EN NOMBRE DE LOS SEIS MUCHACHOS si no eres uno de ellos o su familia inmediata o sin su autorización. ¡USTEDES NO ESTABAN AHÍ! Así que basta. Traten de contactarlos, la mayoría aún vive.

Bregman respondió al hilo en Twitter de Meleika Gesa-Fatafehi y señaló que el extracto de The Guardian no incluyó su entrevista con Mano y Sione.

Entrevista con Mano, uno de los sobrevivientes del verdadero ‘Señor de las moscas”. Me alegra mucho que esta historia finalmente tiene la atención que merece. Algo confundida por la sugerencia de The Guardian de que omití algunas cosas – hicieron el extracto.
El verdadero ‘Señor de las moscas”: Historia de un sobreviviente de naufragio y salvación.
Sione Filipe Totau, conocido como Mano, fue uno de los seis muchachos tonganos que pasaron 15 meses abandonados en una isla del Pacífico. De un momento a otro, el mundo quiere saber su historia
.
————–
La versión de mi libro es el doble de larga. Entrevisté a Man, y también a Sione, el mayor de los seis. Hablé con ambos esta semana y están muy contentos con todo lo que está ocurriendo.

También dijo que abordó la historia de esclavitud en la isla.

Una gran parte de mi libro, también en otro capítulo sobre la Isla de Pascua, está dedicada al terrible comercio de esclavos en el Pacífico.

El 13 de mayo, The Guardian publicó una entrevista con Mano. El artículo citó a Mano y Bregman, que aclararon que Warner no se benefició financieramente de la historia del rescate.

Gesa-Fatafehi publicó una réplica a lo expresado por Bregman de que la historia no es sobre racismo ni colonialismo, sino de resiliencia y amistad interracial:

Pero esta historia en particular no es sobre racismo ni colonialismo. Esta es una historia sobre resiliencia y amistad (interracial). Peter y Mano siguen siendo mejores amigos hoy y con frecuencia salen a navegar juntos. Mano dice que Peter ‘es como un padre para mí’.
——————
Oye, no estoy de acuerdo. Esta historia está viunculada esencialmente con esclavitud, racismo y colonialismo. Tal vez no lo vean, pero de niños, nos contaron historias sobre ‘Ata y aquellos que fueron robados. Esos chicos terminaron en ‘Ata. Es importante reconocer que su historia está 100 % vinculada.

Escribió un artículo más extenso que resume los puntos que planteó en su hilo de Twitter:

The original article could’ve done more for the six men. The story should have been told by a Tongan. The story should have been told by the men themselves and their families. This is their story, will always be their story. The article doesn’t mention how the boys felt or why they made the choices they made. It lacked their perspective. It lacked the very Tongans the story was about, with the exception of Mano. But even then, Mano was sidelined. He deserves to share his story how he would want to.

El artículo original hubiera podido hacer más por los seis hombres. La historia la debió contar un tongano. La historia la debieron contar los propios hombres y sus familias. Esta es su historia, siempre será su historia. El artículo no menciona cómo se sintieron los muchachos o por qué tomaron las decisiones que tomaron. Faltaba su perspectiva. Faltaban los propios tonganos de los que trataba la historia, con excepción de Mano. Pero aún así, a Mano lo hicieron a un lado. Se merece contar su historia como hubiera querido.

Gesa-Fatafehi dijo en una entrevista con ABC Australia que si alguna vez se hace una película sobre los seis adolescentes, su consejo es contratar un equipo local e incorporar perspectivas locales para contar la historia al mundo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.