¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Mientras Pakistán combate la COVID-19, plaga de langostas arrasa suministros alimentarios

Migratory Locust. Image by Sergio Boscaino via Flickr. CC BY 2.0

Langosta migratoria. Imagen de Sergio Boscaino a través de Flickr (CC BY 2.0).

Al igual que en muchos países en todo el mundo, la pandemia COVID-19 golpeó la economía de Pakistán y puso de manifiesto los problemas de desigualdad, los conflictos regionales y el creciente desempleo. Estos problemas se ven agravados, además, por un ejército de langostas que asola los suministros de alimentos desde junio de 2019 y pone en peligro una infraestructura debilitada por los efectos de la pandemia.

La prensa internacional informó sobre las nubes de langostas del desierto luego de que llegaran a Pakistán desde Irán en junio de 2019. Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), estas langostas son desastrosas, ya que un “enjambre del tamaño de París consume la misma cantidad de alimentos en un día que la mitad de la población de Francia”.

En noviembre de 2019, la llegada de las langostas a Karachi marcó el primer ataque de langostas en la ciudad desde 1961. El ejército de langostas ya había destruido los cultivos de algodón, trigo y maíz, entre otros, cuando el Gobierno de Pakistán declaró la emergencia nacional en febrero de este año. La decisión de proteger los cultivos y a los agricultores con un plan de acción nacional y un presupuesto de 7300 millones de rupias pakistaníes (45,49 millones de dólares estadounidenses) fue adoptada de manera conjunta por funcionarios y ministros federales.

Medición a nivel nacional, pulverización en curso en zonas afectadas por langostas.
Las langostas han afectado a 28 distritos en Baluchistán, 11 en Khyber Pakhtunkhwa, 12 en Punjyab y dos en Sindh
.
——————
Según la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres, la plaga de langostas ha afectado a 28 distritos en Baluchistán, 11 en Khyber Pakhtunkhwa, 12 en Punjab y 2 en Sindh.

Los agricultores están preocupados por la alimentación de sus hijos y por la producción agrícola. Muchas personas de la provincia han manifestado sus preocupaciones respecto a la alarmante situación y han utilizado las redes sociales para expresar sus temores.

El ataque de langostas en Pakistán es un problema grave y una incipiente crisis agrícola. Por más decorativo que podamos pensar que se ve este agricultor… en realidad lo que quiere es que tomemos conciencia de la gravedad de la situación actual.

En Twitter circula un aterrador video sobre el enjambre de langostas, tomado por un conductor mientras se dirigía de Sibi (Beluchistán) a Sindh, en el sureste de Pakistán.

Conduciendo desde Sibi hacia Sindh a través de una nube de langostas, una pesadilla (a través de WhatsApp).

Mientras muchas personas se encuentran atemorizadas por las previsiones sobre la escasez de alimentos, muchas responsabilizan al Gobierno federal y a los departamentos agrícolas. El periodista independiente Manoj Genani considera que la situación empeoró debido a la negligencia del Gobierno y de las autoridades competentes:

En esta situación de pandemia, el departamento de protección fitosanitario se olvidó de las langostas; podrían haber comenzado con la fumigación biológica en la región antes, pero aún no lo han hecho; un pequeño agricultor de Sindh está preocupado por la enorme pérdida de cultivos que puede causar. Cambio climático.

La economía agraria de Pakistán y los efectos devastadores de la plaga de langostas

Pakistán es principalmente una economía agraria, que contribuye con el aproximadamente el 24 % del producto interno bruto (PIB). Una proporción significativa de sus 220 millones de habitantes dependen de la industria agrícola, ya sea de manera directa en actividades de cultivo y riego, o a través de la cadena de suministro y exportación de los cultivos.

La economía de Pakistán ya se contrajo debido a la COVID-19, y, ahora, también la agricultura se enfrenta a una gran pérdida de explotaciones agrarias a causa de las langostas, que serán aún más dañinas para los cultivos de Sindh.

Según el informe de la Encuesta de Medición de las Condiciones de Vida y Sociales de Pakistán 2018-2019, casi el 16 % de la población pakistaní ya se encontraba en riesgo de inseguridad alimentaria de moderado a grave.

Las ineficiencias de la cadena de suministro agrícola del país pone a millones de personas en riesgo de desnutrición, especialmente en las zonas empobrecidas y muy descuidadas de Sindh y Baluchistán. Y la situación se ha deteriorado desde el brote de COVID-19.

Aamer Hayat Bhandara, agricultor del sur de Punyab, sostiene que la escasez de mano de obra, de transporte y de una estrategia gubernamental clara durante el confinamiento afecta al sistema alimentario de Pakistán.

En Pakistan Left Review, Hashim Bin Rashid y Mohsin Abdali escribieron sobre las causas de la crisis alimentaria en Pakistán:

The complete shutdown of agricultural trading markets, especially those that purchase outputs from farmers, has led to significant losses for farmers. With the movement of goods suspended, crops ready for harvest, including grain, have been left to rot in the fields.

El cierre completo de los mercados de comercio de productos agrícolas, especialmente de aquellos que compran los productos de los agricultores, le ha generado importantes pérdidas a los agricultores. Con la circulación de mercancías suspendida, los cultivos listos para cosechar, incluidos los cereales, se dejaron pudrir en los campos.

El trigo y la harina constituyen un alimento básico en la cocina pakistaní, y muchos de los hogares más pobres dependen de ambos productos para satisfacer sus necesidades nutricionales. La plaga de langostas golpeó durante la temporada de cosecha de cultivos rabi, el trigo es solo uno de esos cultivos, y representa una grave amenaza para la población de Pakistán.

El 24 % de la población de Pakistán vive por debajo de la línea de la pobreza, lo que significa que un importante 38 % de personas dependen del trigo y la harina. Los agricultores están preocupados por la posibilidad de que sus hijos padezcan hambre y le reclaman al Gobierno que tome medidas oportunas y solicitan una cobertura de seguro contra la plaga.

El presidente del Partido Popular de Pakistán, el principal partido político opositor, advirtió sobre una posible hambruna si el Gobierno federal no adopta medidas oportunas.

La plaga de langostas fomenta la cooperación regional

La plaga de langostas también ha amenazado a otras economías agrícolas; países en África están luchando para eliminarlas. En Asia, la crisis promovió la cooperación regional y los países vecinos de Pakistán han ofrecido ayuda para combatir la plaga.

Se informó que en febrero, Pakistán analizaba la posibilidad de importar plaguicidas desde India, a pesar de que los lazos comerciales se habían cortado a raíz del conflicto en Cachemira. De acuerdo con noticias más recientes, India también ha buscado la ayuda de Pakistán e Irán, y ha propuesto una asociación trilateral entre los países.

Asimismo, China ofreció pleno apoyo a Pakistán por medio del envío de alrededor de 300 toneladas de plaguicidas contra la langosta y la donación de 350 pulverizadores para montar sobre vehículos, en los últimos tres meses. Irán y Turquía también ofrecieron sus conocimientos a Pakistán para luchar contra la plaga.

El embajador iraní en Pakistán, Syed Mohammad Ali Hussaini, instó a Pakistán e India a trabajar en cooperación con Irán para combatir el enemigo común. Cree que el intercambio de conocimientos, experiencias y mejores prácticas ayudará a los tres países a erradicar la plaga de langostas y a proteger la frágil infraestructura alimentaria.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.