Cómo los conflictos motivados por la identidad avivan la incendiaria retórica de medios sociales de Etiopía

Unity Park en Adís Abeba, Etiopía, diciembre de 2019. Foto de Ras Addisu vía Flickr (CC BY-SA 2.0).

Los jefes de Estado de varios países de África Oriental se reunieron en octubre de 2019 en la capital de Etiopía, Adís Abeba, para celebrar la gran inauguración de Unity Park, parque urbano situado dentro del palacio imperial.

El parque –iniciativa personal del primer ministro reformista de Etiopía, Abiy Ahmed– contiene galerías históricas, étnicas y culturales de Etiopía. También mantiene una muestra de una colosal estatua de cera de antiguos gobernantes de Etiopía, como el emperador Menelik II y el emperador Haile Selassie, dos monarcas cuyos reinados combinados duraron cerca de 70 años.

El parque tiene como objetivo contar la historia de todos los etíopes y celebrar las diversas etnias, religiones, culturas, figuras históricas y plantas y animales endémicos del país.

Pero una rápido revisión de las noticias sobre la inauguración del parque en los medios sociales reveló reacciones politizadas y nacionalistas con dos narraciones mutuamente excluyentes que coincidían en gran medida con las líneas étnicas de los dos principales grupos etnolingüísticos, amhara y oromo.

En el centro de esta división hay dos reacciones opuestas a la inauguración de los monumentos que representan a dos emperadores sentados en sus tronos, adornados con ropajes imperiales: Representan líneas de falla arraigadas en la política etíope.

Estatua de cerca de Haile Selassie. Foto cortesía de Edom Kassaye.

Los nacionalistas amhara estaban muy contentos aunque algunos lo criticaron, lo describieron como el proyecto de vanidad de Abiy: el propio Abiy se identifica como oromo.

Mientras tanto, varios políticos y activistas oromo estaban furiosos, en particular, el destacado político de la oposición Jawar Mohammed, que estaba molesto. Jawar dijo que construir estatuas de cera para el emperador Menelik II y el emperador Haile Selassie es una afrenta a los oromos y a todos los demás grupos étnicos aplastados por los emperadores.

El emperador Menelik II está considerado como el primer monarca etíope moderno que transformó el Estado etíope. Lo veneran como símbolo de libertad y perdón; también lo culpan por expulsar a personas del sur de Etiopía de sus tierras y por privilegiar el amárico y el cristianismo.

Al día siguiente, Jawar, junto con Lencho Leta, veterano político y miembro fundador del Frente de Liberación de Oromo (OLF), encabezó una peregrinación al distrito centro-oriental de Hetosa de Oromia, la mayor región de Etiopía, para visitar el monumento conmemorativo de los Mártires de Anole, sitio histórico que significa una queja permanente de los nacionalistas oromo por lo que llaman las matanzas brutales del Emperador Menelik II, la marginación cultural y la pérdida de su tierra ancestral a finales del siglo XIX.

Semanas después en una entrevista de televisión, Jawar dijo:

As long as they elevate Menelik, we will dig out his crimes and make generations know about his crimes, as long as they elevate Haile Selassie. … we are going to do that.

Mientras eleven a Menelik, desenterraremos sus crímenes y haremos que las generaciones conozcan sus crímenes, mientras eleven a Haile Selassie. … vamos a hacer eso.

Pero este no fue un caso excepcional.

Después de que Abiy levantara la opresión de la nación en abril de 2018, que puso fin a 27 años de dictadura, las controversias sobre los acontecimientos culturales, las banderas, las manifestaciones políticas, los monumentos y la importancia de antiguos gobernantes comenzaron a ocupar el grueso de las conversaciones de los medios sociales de Etiopía, menudo rodeadas de un lenguaje incendiario.

Es un patrón que se repite.

Brevemente, funciona así: Un funcionario del Gobierno, un líder opositor, un periodista o una celebridad destacada opina sobre el significado de una figura histórica, digamos, el emperador Menelik II, en una plataforma popular de medios sociales. En cuestión de minutos, las plataformas de medios sociales se ven invadidas por cientos de respuestas de apoyo o mordaces.

Estatua de cerca de Menelik II. Foto cortesía de Edom Kassaye.

Estos intercambios culturamente cargados  refuerzan una atmósfera de resentimiento en numerosos espacios en línea entre los diferentes grupos étnicos etíopes, o más exactamente, sus elites. Esto afianza el sentir de que el grupo étnico de uno está amenazado de extinción como el objeto de la agresión de otro.

Las múltiples televisoras que surgieron después de abril de 2018 como una parte importante del cambiante paisaje mediático de Etiopía han tendido a repetir y ampliar esta división, con consecuencias fatales.

Por ejemplo, la violencia comunitaria sacudió a Oromia después de que Jawar alegó en su página de Facebook que las autoridades gubernamentales habían conspirado para asesinarlo en octubre de 2019. El complot de golpe regional en la región de Amhara en junio de 2019 también puede estar nominalmente conectado con narraciones ultranacionalistas de medios sociales.

En muchos casos, un ejército de personalidades de Facebook y YouTube, partidarios del Gobierno, figuras opositoras, partidos políticos y periodistas etíopes en el extranjero a menudo participan o siembran información incendiaria en un ecosistema de medios sociales ya complejo, confuso y elevado, a menudo como una forma de obtener apoyo para sus causas.

Cómo dos figuras de la oposición alimentan el apoyo

Dos figuras de la oposición, Jawar Mohammed, miembro del Congreso Federalista Oromo, y Eskinder Nega, expreso político y presidente de un partido político de reciente creación, Balderas para la Democracia Genuina, son portavoces que destacan por cómo usan los medios sociales para conseguir apoyo.

Jawar, con casi 1,9 millones de seguidores en Facebook –a menudo entusiastas partidarios– se posiciona como defensor de los intereses de los oromo. Con un gran número de seguidores, tiene una importancia simbólica para el movimiento juvenil oromo conocido como Qeerroo y es generalmente presentado como su líder.

Este difundido meme se usó para movilizar a los habitantes de Adís Abeba en apoyo del llamamiento de Eskinder a una manifestación de protesta en la capital en octubre de 2019. Presentaba a Eskinder como defensor benigno pero valiente de los habitantes de Addis Abeba de una persona de aspecto virulento vestida con una bandera del Frente de Liberación de Oromo (OLF).

De otro lado, Eskinder se ha vuelto cada vez más dependiente de Twitter como medio para reforzar el apoyo. Aunque Eskinder se unió tarde a Twitter, logró una considerable cantidad de seguidores y sus comentarios a menudo provocan reacciones furiosas de los detractores. Su aceptación de la plataforma se considera un imperativo político, ya que los dispositivos móviles y la conectividad móvil se han generalizado.

Eskinder utiliza rutinariamente su cuenta de Twitter para acusar a los miembros de Qeerroo de cometer genocidio contra las minorías religiosas y étnicas de Oromia. Su enmarcado de Qeerroo resuena con miles de cuentas de Twitter que representan a nacionalistas amhara y seguidores de la Iglesia Ortodoxa Etíope Tewahedo.

Aunque Jawar y Eskinder dominan dos plataformas diferentes –Facebook y Twitter– su química negativa es igualmente evidente.

Ambos logran articular opiniones marcadamente opuestas sobre cuestiones como la estructura federal etíope, la condición jurídica de la capital de Etiopía, Adís Abeba, ciudad multiétnica enclavada dentro de la frontera de Oromia, la historia del emperador Menelik II y la Constitución etíope.

“¡La diferencia es visible!”. Meme ampliamente difundido que presenta a Eskinder como persona no violenta y describe a Jawar como persona violenta.

Su objetivo es fortalecer sus ya sólidas conexiones con sus seguidores en los medios sociales. Las reacciones, comentarios, retuits y difusiones en Facebook y Twitter son mayores que las de cualquier otra figura opositora.

Y a pesar de todas las diferencias entre Eskinder y Jawar, ambos hacen su parte para inyectar información engañosa en el ecosistema de información de Etiopía.

A menudo, Eskinder da vueltas y desborda el excepcionalismo etíope, la destrucción de sitios históricos y destaca las atrocidades cometidas en la región de Oromia.

Por ejemplo, en este tuit, Eskinder escribió con aprobación que el amhárico fue seleccionado para ser incluido entre los idiomas de trabajo de la Unión Africana. Pero el amárico nunca fue seleccionado:

SÍ al AMÁRICO, el idioma de trabajo (oficial) de Etiopía durante más de 700 años, como uno de los idiomas de trabajo de la UNIÓN AFRICANA… El AMÁRICO es la encarnación de la larga historia de la CONSTRUCCIÓN NACIONAL de ÁFRICA… no se trata de un idioma, sino del lugar de ÁFRICA en la HISTORIA mundial.

Desde septiembre de 2018, ambos se han visto atrapados en una larga batalla que tuvo lugar en noviembre de 2019 en Estados Unidos, cuando ambos realizaron una gira para recaudar fondos de los miembros de los grupos de etíopes en el extranjero para sus proyectos políticos en Etiopía.

Como tuiteé ayer… todas son amenazas realmente vacías… REBELDES SIN CAUSA no llegan a ninguna parte… este es un absurdo DRAMA que se está escribiendo escandalosamente con la sangre de los inocentes….¿QUIÉN es responsable?….
————-
Si Qeerroo es un rebelde sin causa, ¡todavía estarías pudriéndote en los gulags de Weyane! ¡Ingrato!

Ningún momento captó mejor la rivalidad y la disputa ideológica entre los dos hombres que su gira por Estados Unidos, sus seguidores jugaron al gato y al ratón durante sus giras.

La gira de Jawar había llegado después de varios días tumultuosos en los que la violencia comunal se extendió por Oromia, lo que llevó a la muerte de 86 personas después de que su denuncia en Facebook desencadenara una cadena de reacciones que comenzó con la reunión de sus partidarios frente a su casa en Adís Abeba.

Sus detractores dicen que su publicación en Facebook causó la muerte de 86 personas –y Eskinder, en particular, le atribuyó la responsabilidad.

Jawar negó que sus mensajes tuvieran algo que ver con la violencia, y afirmó que sus acciones en realidad evitaron una violencia peor.

Mientras viajaba por los Estados Unidos, sus seguidores mostraron su solidaridad, coordinaron asambleas públicas y recaudaron fondos en varias ciudades de Estados Unidos con considerable población oromo.

La gente que se opone a Jawar –la mayoría son miembros de la base de apoyo de Eskinder– celebraron una serie de mítines de oposición a las reuniones municipales de Jawar.

Al igual que Eskinder, Jawar también tiene el hábito de usar técnicas de persuasión cuestionables. A menudo acusa a las autoridades del estado regional de Amara de ser nostálgicas de la época imperial de Etiopía y destaca la violencia que afecta a las minorías de la región de Amhara.

Después de completar su gira por Estados Unidos, Jawar acusó a las autoridades del estado regional de Amhara de organizar y financiar lo que describió como una “campaña de odio, vergonzosa y violenta”.

Como prueba de su acusación, acompañó su nota con una fotografía que mostraba a Yohannes Buayalew, funcionario de alto nivel del estado regional de Amhara, con Yoni Magna, personalidad de medios sociales del extranjero conocido por sus arrebatos, insultos y teorías de conspiración.

El intento es insinuar que los funcionarios del estado regional de Amhara han trabajado con Yoni Magna, a quien también se ha visto en una de las manifestaciones.

Algunas personas lanzaron abiertamente calumnias intolerantes usdas para referirse a alguien de ascendencia oromo durante las protestas, pero no hay pruebas que sugieran que esas manifestaciones fueron organizadas y financiadas por las autoridades etíopes.

“¿Te preguntabas quién financiaba y organizaba esta campaña de odio, vergonzosa y violenta? Estas fotos de dan la respuesta. ¡Son ADP y funcionarios del estado regional de Amhara! Después de su intento de intimidación por comunicado de prensa y acusaciones de las televisoras OMY y EBA no lograron el resultado esperado recurrieron a grupos en el extranjero en su campaña de difamación e intimidación. Esto tuvo consecuencias y reveló lo ignorante e intolerante que es este grupo. Ahora han ido a ver su siguiente paso en su implacable misión de silenciarnos y recuperar su apogeo de dominación. ¡No ocurrirá! La era del dominio por intimidación se acabó. Nada la traerá de vuelta. Dejen de ser nostálgicos y tracemos el futuro común”.
Captura de publicación en Facebook de Jawar Mohammed del 25 de noviembre de 2019. Una alta autoridad regional de Amahara, Yohannes Buayalew (derecha) posa con Yoni Magna (izquierda).

Sentir ultranacionalista con canciones

Hasta ahora, el lenguaje incendiario se ha limitado a la escritura, memes, videos cortos, gráficos e imágenes. Pero a medida que el papel de los medios sociales gana terreno, el terreno de la tensión étnica se ha expandido a los videos musicales de YouTube.

Nueva ley sobre incitación al odio y la desinformación

A principios de 2020, los legisladores etíopes aprobaron la Proclamación de Prevención y Supresión de Discursos de Odio y Desinformación, para contener la propagación de discursos de odio y desinformación para promover la “armonía social” y la “unidad nacional”. Sin embargo, los grupos de derechos dicen que la ley es peligrosa para la libertad de expresión porque contiene definiciones amplias e imprecisas, y disposiciones que no se ajustan a las normas internacionales de derechos humanos.

En una avalancha de vídeos musicales en afán oromo y en amhárico, los cantantes promueven narraciones nacionalistas que afirman la superioridad de su grupo, y a veces hasta promueven el conflicto con el otro grupo.

Algunas expresiones muy nacionalistas de las canciones se centran en la patria, la bandera y las figuras históricas. Alabar al emperador Menelik II como un libertador o denunciarlo como un monstruo ha sido un tema recurrente durante mucho tiempo.

Es más, hay una página de Facebook que se subió en 2013 para destacar las atrocidades cometidas por un soldado del emperador Menelik II.

Pero el lanzamiento de Unity Park provocó varios videos musicales oromo que se centran en los orígenes étnicos de las autoridades gubernamentales.

Debido a que el parque es el proyecto de Abiy, algunas canciones lo retratan como alguien que cometió traición étnica al honrar al emperador Menelik II. Una canción lo describe como un vendido; otra pregunta si es oromo.

Caalaa Daggafaa, cantante de afan oromo, acusó a Abiy de ser un vendido por elogiar a los monarcas del pasado. Se ensañó con la estatua de Menelik II, a quien describió como un monstruo.

En el mismo vídeo, muestra su respeto por las fuerzas armadas del Frente de Liberación Oromo, y las describe como héroes que hacen un duro trabajo al continuar la lucha por la emancipación del pueblo oromo.

Mientras tanto, los cantantes amáricos entregan odas a Menelik II, lo describen como unificador y liberador.

En un vídeo musical, Dagne Walle, cantante amárica en ascenso, se inclina hacia la cámara, miietrras blande su rifle y tararea que ha heredado el valor de Menelik II, aludiendo al emperador como su padre.

Imágenes de multitudes con trajes tradicionales armados con rifles que pisan fuerte mientras ondean banderas etíopes, y un león rugiente puntúan el vídeo musical titulado “Wey Finkich” (“Claro que no”).

Estas canciones tiene muhcas visitas en YouTube, y cosechando dólares de publicidad mientras se endurece la polarización étnica.


Este artículo forma parte de una serie llamada “La matriz de identidad: plataforma de regulación de las amenazas de expresión en línea en África”. En esos mensajes se cuestiona el discurso de odio o la discriminación en línea basada en la identidad por motivos de idioma u origen geográfico, la información errónea y el acoso (en particular contra las mujeres activistas y periodistas) que prevalece en los espacios digitales de siete países africanos: Argelia, Camerún, Etiopía, Nigeria, Sudán, Túnez y Uganda. El proyecto está financiado por Africa Digital Rights Fund de la Colaboración para la Política Internacional de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para África Oriental y Meridional (CIPESA).

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.