Azerbaiyán declara estricto confinamiento de fin de semana tras aumento de COVID-19

Intersección de Istiqlaliyyet y calle Nigar Refibeyli en una desierta Bakú, capital de Azerbaiyán. Foto (c): Akbar Mammadov. Usada con autorización.

Los azerbaiyanos se quedaron en casa el primer fin de semana de junio.

El 3 de junio, las autoridades del país instituyeron confinamiento de fin de semana, la medida más estricta por COVID-19 que el país implementa hasta el momento. Con eso, se prohíbe a todos salir de casa desde la medianoche del sábado hasta las seis de la mañana del lunes.

Azerbaiyán confirmó su primer caso de COVID-19 el 28 de febrero, e implantó un régimen especial de cuarentena el 24 de marzo. Según el mapa de la Universidad John Hopkins, ha habido 7553 casos de COVID-19 hasta ahora, incluidas 88 muertes. Pero desde la flexibilización de las semanas recientes, los casos de COVID-19 parecen haber vuelto a aumentar.

El primer ministro del país, Аli Hasanov, anunció el confinamiento el 4 de junio, y dijo que se vinculaba con un aumento de la tasa de contagios. La decisión de imponer el toque de queda se dio después de que el país registró 325 nuevos casos de COVID-19 y cinco muertes relacionadas con el contagio el 3 de junio. El confinamiento de fin de semana se aplicó en la capital, Bakú, y en las regiones de Sumgait, Ganja, Lankaran y Absheron. El toque de queda de fin de semana podría seguir vigente hasta por dos meses, dependiendo de cómo se desarrolle la curva de contagios.

El jefe del servicio de salud pública, Ramin Bayramli, quien propuso el toque de queda en una reunión del grupo de tareas del coronavirus el 4 de junio, dijo en el gabinete de ministros que la decisión se tomó “en vista del hecho de que el número diario de personas contagiadas de coronavirus excedió de 200 personas recientemente”.

El régimen de cuarentena del país se flexibilizó el 18 de mayo. Debido a las restricciones, los habitantes debían obtener un mensaje de texto antes de salir de casa y tenían restricciones para acceder a parques, bulevares, museos, galerías y otras instalaciones recreativas. El sistema de autorización por mensaje de texto se estableció el 4 de abril.

Sin embargo, el 31 de mayo Azerbaiyán extendió el confinamiento hasta el 15 de junio, junto con estas reglas de cuarentena más flexibles, que incluían abrir grandes centros comerciales (menos centros infantiles y de entretenimiento, cines e instalaciones de comida), cafeterías, restaurantes y competencia deportivas al aire libre. Los casos de COVID-19 aumentaron.

Aunque el sistema de mensajes de texto puede haberse considerado estricto, el nuevo régimen para los fines de semana es más estricto. Las nuevas reglas prohíben a las personas salir de casa a menos que enfrenten un peligro inmediato con riesgo de vida y salud. También pueden asistir al funeral de un pariente cercano con autorización del centro de llamados #102, gestionado por la Administración del Servicio de Guardia del Ministerio de Asuntos Internos.

También se anunció que todas las tiendas y farmacias permanecerían cerradas en esos dos días de toque de queda. Esto generó una ola de compras motivadas por el pánico al COVID-19.

Además, todo el transporte público se detiene en el fin de semana y queda prohibido el uso de vehículos privados. El país impuso multas en el rango de 58 a 2941 dólares estadounidenses por usar transporte privado durante el fin de semana, con multas más altas para funcionarios estatales. En algunos casos, quienes incumplan podrían enfrentar arresto administrativo por un nes.

Ehsan Zahidov, jefe del servicio de prensa del Ministerio de Asuntos Internos afirmó el 5 de junio que no se permitiría ni sacar la basura durante el toque de queda. Los infractores podrían recibir multas de hasta 58 dólares, advirtió.

Hay algunas excepciones. El gabinete de ministros anunció una lista de agencias estatales y otras organizaciones cuyos trabajadores pueden salir de casa durante el toque de queda, pero solamente después de haberse registrado en allow.e-gov.az con una firma electrónica. Sin embargo, incuso en estos casos, los ciudadanos no pueden ir a trabajar en sus vehículos privados y deben usar el transporte organizado por el centro de trabajo.

Kamran Aliyev, jefe del Directorado de la Jefatura de Policía de Bakú, dijo a los medios locales que quienes tengan permiso de trabajo pueden ir a su empleo en bicicleta o caminando si está cerca.

En la mañana del 31 de mayo, el Parlamento aprobó una ley que dispone el uso de mascarillas en espacios públicos desde el 3 de junio. La ley impone multas que van de los 29 a los 235 dólares por no usar mascarillas. La ley también exhorta el distanciamiento social de 1.5 a dos metros en todos los espacios públicos.

La aerolínea nacional de bandera, Azerbaijan Airways (AZAL) anunció el 4 de junio que todos los aeropuertos estarán cerrados hasta el 1 de julio. Azerbaiyán suspendió todo su tráfico aéreo la segunda mitad de marzo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.

¿Te gusta leer Global Voices?

Ayúdanos a conocer mejor a nuestra audiencia completando esta breve encuesta »

Close