Migrantes afganos siguen muriendo a manos de autoridades iraníes

Artistas afganos pintan a George Floyd y un cartel de “No podemos respirar” con la bandera iraní para protestar contra el maltrato de la Policía de Irán a los afganos. Crédito de la foto: Omaid Sharifi, víaTwitter, usada con autorización.

Mientras el mundo sigue protestando por la muerte de George Floyd en Estados Unidos y para denunciar el racismo y la discriminación. Los afganos están liderando su propia lucha contra un problema similar: cómo tratan en Irán a los migrantes afganos cuando intentan llegar a Europa a través de ese país.

En mayo, en un reciente episodio de las muchas atrocidades sufridas por los migrantes afganos, la Policia iraní abrió fuego contra un vehículo civil que llevaba a 13 migrantes afganos en la provincia de Yazd, en el centro de Irán. Como resultado, tres migrantes fueron quemados vivos en el auto, y cuatro quedaron gravemente heridos. La filmación del auto en llamas se hizo viral en medios sociales y causó indignación. Como escribió en Twitter un usuario afgano:

¡Traigan agua, me quemo!
—————
Qué desgracia y vergüenza que que aún en el siglo XXI, el barbarismo sigue gobernando en la REPÚBLICA ISLÁMICA DE IRÁN, ¡repito, ISLÁMICA!

Un migrante que pudo salir del auto en llamas pedía “¡Traigan agua, me quemo!”. La desgarradora historia causó indignación pública en Afganistán y otros lugares.

La agencia Reuters informó:

Police fired on the vehicle, suspected of carrying drugs and undocumented migrants, after it crashed through a checkpoint, Ahmad Tarahomi, deputy Yazd governor, told state media. After its tyres were hit, the vehicle continued to drive away on its wheel rims, igniting sparks which started the fire, Tarahomi said.

La Policía disparó al vehículo, sospechaban que llevaban drogas y migrantes indocumentados, después de que atravesó un punto de control, dijo a los medios Ahmad Tarahomi, vicegobernador de Yazd. Cuando le dieron a sus llantas, el vehículo siguió avanzando sobre los aros de sus neumáticos, lo que encendió chispas e inició el fuego, dijo Tarahomi.

El afamado escritor afgano Khaled Hosseini, autor del aclamado libro “Cometas en el cielo”, publicó en Facebook:

I add my voice to the chorus of Afghans who have denounced the recent killing of Afghan refugees at the hands of Iranian police in Central Yazd province. It is shocking and unforgivable, and as an Afghan and refugee advocate, I am heartbroken. The image of that burning car and the screaming, half-burnt boy is searing.

Agrego mi voz al coro de afganos que han denunciado la reciente muerte de refugiados afganos a manos de la Policía iraní en la provincia central de Yazd. Es impactante e imperdonable, y como afgano y defensor de refugiados, estoy con el corazón destrozado. La imagen del auto en llamas y los gritos, el muchacho medio quemado se quedaron en mi memoria.

Muchos funcionarios iraníes usaron la muerte de George Floyd como herramienta de propaganda contra Estados Unidos, pero no han logrado abordar el sistemático maltrato de los refugiados afganos en Irán, como señala el comediante afgano Musa Zafar en su tuit:

Hey, Javad Zarif [Ministro del Exterior de la República Islámica de Irán]

Se ha visto a George Floyd quemándose dentro de este auto.

¿Algún comentario?

Luego del clamor en Afganistán, el embajador afgano en Irán visitó un hospital en Irán en el que estaba internado el migrante que escapó del auto en llamas. El embajador saludó al hombre, que está esposado a la cama de hospital.

Esto es tan inhumano que las palabras no lo pueden describir:
La Policía iraní quemó un vehículo que llevan refugiados—vivos.
El que sobrevivió está esposado en el hospital y no se puede secar las lágrimas.
El otro día, el ministro Javad Zarif sermoneaba a Estados Unidos sobre racismo.

Antes de este incidente del auto quemado, más de 50 afganos fueron arrestados mientras cruzaban la frontera oeste de Afganistán hacia Irán en mayo de 2020. La Policía de fronteras de Irán los torturó y los obligó a saltar al río que fluye de Afganistán a Irán. Veintitrés se ahogaron, 15 desaparecieron y solamente 21 sobrevivieron.

¡Los jóvenees de Afganistán atacan la la embajada del régimen iraní con el lema “Muerte a la tiranía”, ya sea en Kabul o Teherán!

Los jóvenes del Partido Solidario se reunieron y protestaron frente a la embajada del régimen iraní en Kabul el 9 de junio.

Tres personas murieron después de que la Policía iraní le disparó a un vehículo que llevaba a un pakistaní y 13 migrantes afganos a la provincia iraní de Yazd. Los medios y el Gobierno afganos han planteado el asunto ante Irán. Los medios y el Gobierno pakistaníes están completamente callados sobre el destino de su ciudadano.
——————
Activistas afganos el domingo lanzaron pintura a las puertas de la Embajada Iraní en Kabul para protestar contra los disparos a un auto que llevaba migrantes afganos a Yazd, Irán, y al ahogamiento de migrantes afganos en el río Harirud.

Iran niega que la Policía de frontera haya torturado y hecho ahogarse a migrantes afganos. Pero la credibilidad de las autoridades iraníes merecen una investigación. En enero de 2020, guardias revolucionarios iraníes dispararon a una aerolínea de pasajeros durante una disputa con Estados Unidos en la región. Inicialmente, Irán negó haber usado un misil de crucero para atacar a una aerolínea que causó la muerte de 176 personas en el aire, pero al final lo admitieron.

Una investigación de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán confirmó que la Policía iraní torturó y mató a migrantes en la frontera.

El 14 de mayo, el Gobierno afgano y el Gobierno iraní establecieron una comisión para investigar el ahogamiento de migrantes afganos en el río. La comisión aún debe dar a conocer sus hallazgos, aunque Irán sigue negando toda mala acción.

Como se lamenta un usuario afgano de Twitter:

1/x
Nada, absolutamente nada, de la teocracia de Irán me deja consternado [que] la falta de respeto por la vida esté en el centro de su definición.
Lo que me impacta una y otra vez es el vergonzoso silencio de una absoluta mayoría de iraníes, sus medios y la sociedad civil.
Agua, me quemo
.
——————
2/x
La experiencia de los refugiados muestra que, en la mayoría de los casos, el público iraní ha ido mucho más allá de impotentes facilitadores y colaboradores, y ha convertido en un infierno la vida de afganos en escuelas, barrios y en el lugar de trabajo.
¿Dónde está toda esa antigua cultura y civilsmo que pregonan?
Agua, me quemo.

Aunque millones de afganos han encontrado refugio en Irán desde que empezó la guerra en la década de 1980, también los maltratan las autoridades iraníes, como demuestran los recientes trágicos incidentes. A los afganos, que suelen trabajar como jornaleros, se les niega educción y otros servicios básicos.

Cuando el COVID-19 llegó a Irán en febrero de 2020, las autoridades de salud iraníes se negaron a tratar a migrantes afganos que trabajan en Irán. Como resultado, cientos de miles de migrantes tuvieron que empacar y volvieron a Afganistán, donde contagiaron en su país natal, que tiene estructuras de salud muy deficientes para combatir la pandemia.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.