¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Conversación con jamaicano Brian Heap, ganador regional caribeño del Premio de Cuento de Commonwealth 2020

Captura de pantalla del cuento corto de Brian Heap “Mafootoo”, tal como aparece en la página web de la revista Granta.

Brian Heap, educador jubilado y exdirector del Centro Philip Sherlock de Artes Creativas de la Universidad de las Indias Occidentales (UWI) en el campus de Mona en Kingston (Jamaica), confiesa estar “sorprendido y muy honrado” por haber ganado el Premio de Cuento del Commonwealth para el Caribe 2020.

Su cuento ganador, “Mafootoo”, sigue a Evadne, inmigrante jamaicana de ascendencia cimarrona que vive en Reino Unido, quien reflexiona sobre su vida insatisfactoria con su marido mientras él yace moribundo en el hospital. La pieza fue elegida entre más de 5000 entradas y se publica en la revista Granta. Cada año se premia a cinco ganadores regionales de África, Asia, Canadá y Europa, el Caribe y el Pacífico.

Heap ha trabajado en teatro y educación en Jamaica durante más de 40 años. Es profesor graduado del norte de Inglaterra, Joseph's Teacher Training College y fue director de estudios de la Jamaica School of Drama (Edna Manley College of the Visual and Performing Arts). Fue director artístico de University Players, cuyas producciones de dramas caribeños y otros dramas clásicos obtuvieron numerosos reconocimientos, entre ellos los premios anuales del Instituto Internacional de Teatro de Jamaica, Actor Boy Awards.

Recientemente conversamos por correo electrónico sobre la narración de historias, en el teatro y en la página escrita. En esta primera entrega de una serie de dos partes, hablamos de algunos de los matices de su historia ganadora y de la experiencia del inmigrante jamaicano en Reino Unido.

Brian S. Heap, ganador regional del Caribe del Premio de Cuento del Commonwealth 2020. Fotografía cortesía de Heap, utilizada con autorización.

Emma Lewis (EL): El presidente del jurado, Nii Ayikwei Parkes, elogió a los cinco ganadores regionales del Premio de Cuento de la Commonwealth 2020 por “sus saltos laterales, su uso del lenguaje, la voz y la subversión – y su puro coraje”. ¿Qué tan valiente fue el salto que diste para escribir esta historia?

Brian Heap (BH): I suppose it does take a certain amount of artistic courage to try to find more innovative ways of shaping the form of a story, and even in presenting different kinds of content and language. A friend who read ‘Mafootoo’ told me that the protagonist, Evadne, is essentially Jamaican but ‘unusual’ and I was grateful for that observation. As a writer, you don’t want to be reinforcing stereotypes in your work. But also I didn’t want to have to spend more time than was necessary explaining Maroon culture to readers. However, I’m not totally convinced that the greatest courage lies in the writing process so much as in making it available for others to read. You can never easily predict just how your readers are going to respond to your work, especially if it might be considered ‘unusual.’

Brian Heap (BH): Supongo que se necesita cierto valor artístico para tratar de encontrar maneras más innovadoras de dar forma a una historia, e incluso de presentar diferentes tipos de contenido y lenguaje. Un amigo que leyó ‘Mafootoo’ me dijo que el protagonista, Evadne, es esencialmente jamaiquino pero “inusual” y le agradecí esa observación. Como escritor, no quieres reforzar los estereotipos en tu trabajo. Pero tampoco quería tener que pasar más tiempo del necesario explicando la cultura cimarrona a los lectores. Sin embargo, no estoy totalmente convencido de que el mayor coraje esté en el proceso de escritura tanto como en ponerlo a disposición de los demás para que lo lean. Nunca se puede predecir fácilmente cómo van a responder los lectores a su trabajo, especialmente si puede ser considerado “inusual”.

EL: Señalaste un vínculo entre la cultura cimarrona y el Islam, que parece atraer a Evadne. ¿Esto es algo que investigaste para la historia?

BH: I worked with [Jamaican cultural historian, anthropologist and musicologist] Dr. Olive Lewin for many years. She did a lot of research into Maroon culture and was herself initiated as an Honorary Maroon. I heard the use of the Muslim greeting among the Maroon elders myself during our many field trips, then later discovered that UWI historian Dr. Sultana Afroz had written about Islamic retentions among Africans transplanted to Jamaica. Her work was apparently considered controversial and she eventually returned to her home in Bangladesh. But for the purpose of the story, it is something I heard first-hand.

BH: Trabajé con la doctora Olive Lewin [historiadora cultural, antropóloga y musicóloga jamaicana] durante muchos años. Hizo muchas investigaciones sobre la cultura cimarrona y ella misma fue iniciada como cimarrona honoraria. Yo escuché el uso del saludo musulmán entre los ancianos cimarrones durante nuestros mucha excursiones, y luego descubrí que la doctora Sultana Afroz, historiadora de la UWI, había escrito sobre las retenciones islámicas entre los africanos trasplantados a Jamaica. Su trabajo se consideró aparentemente controvertido y finalmente regresó a su hogar en Bangladesh. Pero para el propósito de la historia, es algo que escuché de primera mano.

Muestra sobre la historia islámica de los cimarrones en Jamaica. Foto de Kent MacElwee en Flickr, tomada en el Festival de los Cimarrones en Accompong, en Cockpit Country, Jamaica, 6 de enero de 2013 (CC BY-NC-ND 2.0).

EL: EL: Mafootoo, vid del caco que usan los cimarrones para todo, desde la colocación de trampas hasta la construcción de muebles, se usa simbólicamente en la historia. Los tubos de plástico a los que el marido de Evadne se engancha en el hospital parecen enredarlo como enredaderas. No sé si sentir lástima por Hubert, o impacientarme con él como lo hace Evadne. ¿Cómo te sientes tú?

BH: I keep pointing to the fact that Evadne has stuck by this man for fifty years and she’s put up with his impracticality for all that time. There is a great deal of love and affection there. However, her chance to return to nature and the hills of Jamaica is clearly the result of her kindness to others and the fact that she is the steady one in the partnership.

We don’t hear much about her career in England but it is made clear that she had one, plus she cooks and cleans and pays the bills. She is the responsible one. One gets the impression, on the other hand, that Hubert is a self-centred individual, constantly following schemes that don’t result in much, has little time for holidays, and ends up with the ‘stroke he worked for’. His ‘Mafootoo’ of the life-support machine evokes a stark separation from the natural world of the cacoon vine.

BH: Sigo señalando el hecho de que Evadne se ha quedado con este hombre durante 50 años y ha soportado su impracticabilidad durante todo ese tiempo. Hay mucho amor y afecto. Sin embargo, su oportunidad de volver a la naturaleza y a las colinas de Jamaica es claramente el resultado de su amabilidad con los demás y del hecho de que ella es la firme en la asociación.

No oímos mucho sobre su carrera en Inglaterra, pero está claro que la tuvo, además de que cocina y limpia y paga las cuentas. Es la responsable. Por otra parte, se tiene la impresión de que Hubert es un ser egocéntrico, que sigue constantemente esquemas que no dan mucho resultado, tiene poco tiempo para las vacaciones y termina con el “golpe por el que trabajó”. Su ‘Mafootoo’ de la máquina de soporte de vida evoca una fuerte separación del mundo natural de la vid de los cacoons.

EL: ¿Llamarías a “Mafootoo” un típico cuento de inmigrantes de lucha y superación, o de resignación y pérdida? ¿Cómo ha evolucionado la experiencia de los inmigrantes jamaicanos en Inglaterra, y te basaste en alguna experiencia propia para escribirla?

BH: I’m not sure what a typical immigrant tale is. People from the Caribbean have migrated all over the place. During the 19th century, Jamaicans even went to the Gold Rush in the Yukon Territory. Mary Seacole first travelled to England when she was just 16 years old. I think every immigrant story is different and we still haven’t told enough of them.

Some involve spouses, sons and daughters who left and were never heard from again. Some migration stories involve entire families broken apart, and second families being established in the host country. Casualties of migration include abandoned children, aged parents and lost loves.

I did see some of that for myself growing up in England — the psychological scars left by separation, as well as the sometimes hostile environment of the assimilation process. The Windrush scandals have thrown a lot of that into sharp relief. I think the experience of Jamaican immigrants in England has evolved, because their children now have sufficient confidence to challenge history by pulling down the statues of the very people who enslaved their ancestors!

BH: No estoy seguro de cuál es la típica historia de un inmigrante. La gente del Caribe ha emigrado por todas partes. Durante el siglo XIX, los jamaicanos incluso fueron a la fiebre del oro en el territorio del Yukón. Mary Seacole viajó por primera vez a Inglaterra cuando tenía apenas 16 años. Creo que cada historia de inmigrantes es diferente y todavía no hemos contado lo suficiente sobre ellos.

Algunas involucran a cónyuges, hijos que se fueron y de quienes nunca más se supo. Algunas historias de migración involucran a familias enteras separadas y a segundas familias que se establecen en el país de acogida. Las víctimas de la migración incluyen niños abandonados, padres ancianos y amores perdidos.

Vi algo de eso al crecer en Inglaterra: las cicatrices psicológicas que deja la separación, así como el entorno a veces hostil del proceso de asimilación. Los escándalos de Windrush han puesto mucho de eso en relieve. Creo que la experiencia de los inmigrantes jamaicanos en Inglaterra ha evolucionado, porque sus hijos tienen ahora suficiente confianza para desafiar la historia, ¡derriban las estatuas de los mismos que esclavizaron a sus antepasados!

EL: ¿Hay más historias que contar sobre los jamaicanos en Inglaterra y los ingleses en Jamaica? ¿O, tal vez “a horcajadas en el Atlántico”, que Evadne estaba considerando?

BH: Oh, absolutely. Jamaica is so rich in stories that it surprises me that in popular culture we keep going back to the same old narratives of sex and violence in very stereotypical ways. I worked with [Jamaican cultural historian, anthropologist and musicologist] Olive Lewin and the Jamaica Memory Bank for many years and some of the stories our older informants told were absolute treasures. It’s so important for us to delve into the inner life of Jamaican subjects, and also to realise that a great deal of Jamaican knowledge and tradition resides among the citizens of the Jamaican diaspora, as it does in the case of Evadne.

BH: Oh, claro. Jamaica es tan rica en historias que me sorprende que en la cultura popular sigamos volviendo a las mismas viejas narraciones de sexo y violencia de manera muy estereotipada. Trabajé con [la historiadora cultural, antropóloga y musicóloga jamaicana] Olive Lewin y el Banco de Memoria de Jamaica durante muchos años y algunas historias que nuestros informantes más antiguos contaban eran verdaderos tesoros. Es muy importante para nosotros profundizar en la vida interior de los sujetos jamaicanos, y también darnos cuenta de que gran parte del conocimiento y la tradición jamaicana reside entre los ciudadanos jamaicanos en el extranjero, como ocurre en el caso de Evadne.

Puedes leer la segunda parte de esta entrevista acá.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.