¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Sorpresa en Papúa Nueva Guinea: Primer ministro rechaza renovación de licencia de importante mina de oro

Mina de oro Porgera. Foto de Richard FarbeliniWikipedia, licenciada bajo dominio público.

En una medida inesperada, el primer ministro de Papúa Nueva Guinea, James Marape, anunció el 24 de abril que no se le renovaría el contrato de concesión a una de las mayores minas de oro del país. Esta decisión inició un intenso debate sobre el futuro del sector minero, pilar clave de la economía de Papúa Nueva Guinea.

Sorprendente anuncio

La decisión de Marape ha iniciado una intensa discusión en Papúa Nueva Guinea: la mina de Porgera, cuya licencia no será renovada, es una importante inversión internacional en el país. La mina está administrada por Barrick Niugini Limited (BNL), empresa conjunta entre la canadiense Barrick Gold, la china Zijin Mining, el Gobierno provincial de Enga y los propietarios de tierras en Porgera.

Porgera comezó a funcionar en 1990. Es una mina a cielo abierto y subterránea que produce un millón de onzas de oro al año y da empleo a más de 5000 personas. Las operaciones mineras han impulsado los ingresos locales, pero también hubo quejas locales sobre su impacto negativo en el ambiente. También se denunciaron violaciones a los derechos humanos en las comunidades que rodean la mina. Marape citó problemas ambientales y de reasentamiento para fundamental su anuncio de cierre de la mina.

La concesión de BNL venció el 18 de agosto de 2019. Hubo negociaciones para extender la concesión 20 años más, pero al final Marape decidió rechazar la solicitud, lo que sorprendió a los actores claves del sector minero. Pero Marape, que postuló con una campaña electoral de ‘Recuperemos Papúa Nueva Guinea’ en 2019, anunció que, de ser electo, buscaría una parte mayor de los ingresos de las operaciones de multinacionales en industrias extractivas.

Marape escribió en Facebook el 27 de abril para asegurar a sus electores que el ‘mundo no llegará a su fin si Porgera cierra’. También pidió a Barrick Niugini Limited que trabajara con su gobierno en implementar una fase de transición y un plan de salida:

Now that your lease has expired, the legal process is there for Barrick to comply so you can maintain your operation until an agreed exit time we both secure at negotiations when mutual obligations are retired.

My letter will ask Barrick to continue operating the mine when we go through this phase, but if you sabotage or close the mine, you leave me no choice but to invoke orders to take over the mine for the sake of land owners and provincial government who should be getting bigger equities, plus the employees and contractors who are presently working with the mine.

Ahora que la concesión ha vencido, el proceso legal está para que Barrick cumpla para que puedan mantener la operación hasta un tiempo acordado de salida que ambos aseguremos que se retiren las obligaciones mutuas.

Mi carta pedirá a Barrick que siga operando la mina cuando vayamos por esa fase, pero si sabotean o cierran la mina, no me dejan más opción que invocar órdenes para recuperar la mina por el bien de propietarios de tierras y el Gobierno provincial, que deben tener más acciones, más trabajadores y contratistas que trabajan actualmente con la mina.

En una publicación posterior de Facebook del 29 de abril, recordó a los interesados que el Gobierno tiene un plan para ellos:

To all staff at Porgera that is laid off at this time, we are working to restore you all back to work at the earliest. Hang in there!

Your loss of income will be compensated and none of you will lose your job and you will be back working when the mine is opened.

To all contractors of Porgera, you will still be required.

To all land owners of Porgera, this is your moment! You will sit on the table as greater free equity owners.

A todo el personal de Porgera que está sin trabajo en este momento, estamos trabajando para restablecerlos en su empleo lo antes posible. ¡Aguanten un poco!

Su pérdida de ingresos se verá compensada y ninguno perderá el empleo y volverán a trabajar cuando abra la mina.

A todos los contratistas de Porgera, se les va a seguir necesitando.

A todos los propietarios de tirra de Porgera, ¡este es su momento! Se sentarán en la mesa como los mayores propietarios de acciones libres.

BNL describió la decisión de Marape como ‘equivalente a nacionalización sin el debido proceso’. La empresa agregó que el gobierno de Marape no ha consultado a los propietarios locales:

The Government has also ignored the wishes of the Porgera landowners, who overwhelmingly support the extension of BNL’s lease, and the Prime Minister has refused to consult them or even hear their views.

El Gobierno también ignoró los deseos de los propietarios de tierra de Porgera, que apoyan abrumadoramente la extensión del contratod de BNL, y el primer ministro se negado a consultarlos o siquiera escuchar sus opiniones.

Un grupo de propietarios criticó la no renovación del contrato y advirtió sobre su desastroso impacto en la economía local:

The ill-conceived decision not to extend the Porgera Mining Lease, and the resulting economic chaos that has brought to our people is causing us much pain, but the Government has never come to us to ask our views or to explain why they are making these decisions that affect us so much.

We already suffer from an uncertain future as our peoples’ livelihoods are impacted by the Covid-19 pandemic and the suspension of mining operations at Porgera after an ill-conceived decision by the government over the refusal of SML [Special Mining Lease] extension without consulting the landowners.

La mal concebida decisión de no extender la concesión de la mina de Porgera, y el caos económico resultante que ha llevado a nuestro pueblo no causa mucho dolor, Pero el Gobierno nuna ha venido a pedirnos nuestra opinión ni explicar por qué están tomando estas decisiones que nos afectan tanto.

Ya sufrimos de un futuro incierto mientras la subsistencia de las personas se ve impactada por la pandemia de COVID-19 y la suspensión de las operaciones mineras en Porgera después de la mal concebida decisión del Gobierno de negar la extensión del arrendamiento especial de minería sin consultar a los propietarios.

Los propietarios de tierra también están impugnando esta decisión. Ya han negociado con Barrick y quieren que se quede. ¿Sostienen que el Gobierno de Papúa Nueva Guinea ni siquiera los está escuchando?

¿Puede Papúa Nueva Guinea hacer el cambio a desarrollo sostenible?

El problema subyacente para Papúa Nueva Guinea es hasta qué punto puede controlar su modelo de desarrollo económico. Sin embargo, la opinión pública sigue dividida a este respecto: algunos propietarios de tierra vieron sabiduría en la decisión de Marape y su potencial para lograr un mejor modelo de desarrollo para el país. Un editorial publicado en el diario Post-Courier instó al Gobierno a gestionar bien los recursos del país y buscar programas con el fin de establecer una economía autosuficiente.

Pero hay otras opiniones: un escritor advirtió a Marape que no actuara como un dictador en una democracia donde se supone que se debe defender el estado de derecho. BNL ha presentado una petición judicial para impugnar la acción del Gobierno de Papúa Nueva Guinea.

Aunque un periodista papuano ha pedido diálogo para resolver los problemas relativos al contrato de concesión, no está claro si ambas partes están listas para las negociaciones. El 25 de mayo, BNL anunció que está lista para aumentar la participación de los propietarios de tierras locales en el contrato de Porgera, pero el 5 de junio la Autoridad de Recursos Mineros de Papúa Nueva Guinea acusó a BNL de intentar de exportar oro ilegalmente a Australia, lo que la empresa negó. En la misma semana, BNL dijo que recibiió una notificación judicial de que habrá una revisión judicial de la no renovación del contrato programada para el 20 de julio.

El 10 de junio, el Parlamento del país aprobó una ley de reforma que aumentaría la participación del Gobierno en la extracción de petróleo, gas y minería del país. Marape agradeció al Parlamento por la ley. Escribió un mensaje dirigido a los inversionistas en su página de Facebook:

I can assure our investors that we know they must make money for their shareholders too so we will not be greedy but we just asking for a fair share, if they want to harvest our resources.

Puedo asegurar a nuestros inversionistas que sabemos que deben ganar dinero para sus accionistas también, así que no seremos codiciosos. Solamente pedimos una participación justa, si quieren aprovechar nuestros recursos.

El asunto de la concesión de la mina de Porgera ha reavivó debates anteriores sobre qué constituye un trato justo de permitir a las empresas a extraer los recursos limitados del país. Esto seguirá siendo un tema contencioso, pero cualquier acción que tome el Gobierno va a tener un impacto duradero en el futuro económico del país.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.