Precio del pescado se dispara en Camerún, manglares enfrentan agotamiento total

Hombre camina por los maglares de una reserva de vida natural en Manoka, ciudad y comuna en la región Littoral de Camerún, isla de Manoka, al sur del estuario del Wouri, dentro de la reserva de Douala Edéa, Camerún. Foto vía Piqsel, dominio público.

En Camerún, los grandes sistemas de manglares ofrecen abundancia a las comunidades que los rodean. Desde leña a pescado, las comunidades han dependido desde hace años de los manglares, conocidos como matanda.

Estos arbustos bajos y resistentes a las mareas crecen en agua salada y cubren cerca del 60 % de la región sudoeste, pero también se esparce por tres regiones: Rio de Ray, el estuario Wouri, Douala y el sur de Ntem, según Ekwadi Songe, delegado de ambiente, protección de la naturaleza y desarrollo sostenible de la región suroeste.

Debido al exceso de pesca y de extracción de la madera, los manglares se han visto afectados en años recientes. El aumento del nivel del mar por el cambio climático tambien amenaza el ecosistema de manglares. Ahora, durante la la pandemia de COVID-19, se responsabiliza al agotamiento de los manglares del aumento del precio del pescado.

Jocien Siyir Kinyuy, estudiante que vive en Buea, capital regional del sudoeste, dijo a Global Voices que el precio del pescado ha aumentado definitivamente en el mercado durante la pandemia. “Yo compraba un kilo de pescado por 650 francos [1.11 dólares estadounidenses], pero ahora lo compro en 750 francos [1.28 dólares estadounidenses], a veces en 800 [1.37 dólares estadounidense]”, dijo.

Kinyuy señala que ahora la mayor parte del mercado de pescado es importado, lo que ha aumentado más los precios. “Desde mi experiencia, es más costoso comprar a pequeños comerciantes en la playa Limbe que les compran a los pescadores”, y agregó que las empresas extranjeras dominan el mercado y pagan altos impuestos. Sin embargo, Camerún prohibió temporalmente la importación de pescado de China por el coronavirus en febrero.

Para 2010, los manglares de Camerún ya están agotados casi en un 75 %, pero probablemente las cifras de ahora sean mucho mayores, según Andalou Agency.

“Si los manglares se extinguen, el pescado se acabará en Camerún”, dijo Songe, delegado de la región suroeste.

Oferta y demanda de pescado

Los manglares ofrecen diversos beneficios a las comunidades cercanas, lo que brinda un ambiente favorable a la mayoría de especie de peces —incluidos cangrejos— para reproducirse, según Chechua Manzo, estudiante de maestría de gestión de recursos naturales en Camerún. También albergan muchas aves migratorias.

Las raíces de manglares actúan como frenos para las olas, y ofrecen aguas más tranquilas para que peces y cangrejos pequeños pongan huevos. En 2009, más de 5000 toneladas de pescado se obtuvieron de los manglares, según un estudio publicado en BusinessCameroon. “Bossu, bar, mulet, machoiron son algunos tipos que se pesca en esos manglares, los más requeridos por los consumidores”, dijo el informe.

En 2020, el Ministerio de Ganado, Pesquería e Industrias Animales informó que importa 200 000 toneladas de pescado al año para satisfacer su baja producción nacional y una demanda nacional estimada en cerca de 400 000 toneladas de pescado por año.

Con los años, las comunidades pesqueras han puesto mucha presión en los manglares, donde más del 80 % de la población depende de la madera de manglares para ahumar y preservar su pescado.

“Al pasar por las calles de la aldea de Yoyo [zona costera marítima de Sanaga, región de Littoral], se puede ver tocones de manglares cosechados… y las personas dicen que es cómo … usar [la madera] como combustible para ahumar su pescado”, explicó Manzo.

En Twitter, Regina Fonjia Leke explicó cómo se desarrolla esta crisis en la ciudad de Mouanko, zona marítima de Sanaga:

Todos los días se pierden 2500 metros cúbicos de manglares en Mouanko, Camerún. Se recogen para ahumar pescado, y esta presión ha llevado a una drástica reducción de este ecosistema vital. La ONG local CWCS está tratando de revertir la marea. Mira cómo.

“La principal amenaza a los manglares es la [variedad de] palma de Nipa”, dijo Manzo a Global Voices, y agregó que la amplia región Littoral de Camerún ha amenazado seriamente su extinción en esta región.

Por su parte, el Ministerio de Bosques y Vida Silvestre de Camerún vende madera de manglar usada para construcción en zonas de manglares destruidas por menos de un dólar, según la agencia Andalou.

Conservación del manglar

El Gobierno ha hecho diversos esfuerzos para salvaguardar el ecosistema de manglares de Camerún. En 2006, el país firmó la Convención Ramsar, la única legislación internacional dedicada específicamente a conservación de humedales. En marzo de 2007, Camerún creó su propio Comité Nacional de Ramsar en Humedales.

En ese momento, al Ministerio del Ambiente decretó que se debía preservar el 30 % de tierras de Camerún para recursos naturales, incluidos manglares, y “este 30 % … se divide en cinco zonas agroecológicas”, explicó Songe, delegado de ambiente de la región suroeste.

En 2006, el Gobierno trabajó con la Organización de Alimentos y Agricultura para alentar a las comunidades locales para encontrar maneras alternas a ahumar pescado en vez de cosechar madera de manglar.

Estas iniciativas siguen de diversas maneras:

Visita a isla Manoka con el Centro para la Investigación Forestal Internacional, donde el equipo de Camerún trabaja con una asociación de mujeres para elaborar una tecnología más eficiente para ahumar el pescado con menos madera para proteger los manglares.

Visita a isla Manoka con el Centro para la Investigación Forestal Internacional, donde el equipo de Camerún trabaja con una asociación de mujeres para elaborar una tecnología más eficiente para ahumar el pescado con menos madera para proteger los manglares.
————-
Pescar (para los hombres) y ahumar pescado (para las mujeres) son las únicas maneras de ganarse la vida en la isla. Por eso el Centro para la Investigación Forestal Internacional y sus socios ayudan a la comunidad a gestionar mejor los recursos naturales.

En 2011, el Gobierno invirtió en reforestación, pero la “madera se suele cortar en menos de tres años y con permiso del Gobierno”, explicó Langmi Moses, que lidera una agencia de conservación de manglares, a la agencia Andalou Agency. Y añadió:

By cutting down mangrove trees that have been planted in less than three years and with the government's permission, operators are destroying the mangroves and preventing their regeneration. … We can't reforest all the time when our work is destroyed after two years.

Cuando talan árboles de manglar que se han plantado en menos de tres año y con permiso del Gobierno, los operadores están destruyendo los manglares e impidiendo que se regeneren… No podemos reforestar todo el tiempo cuando nuestro trabajo queda destruido después de dos años.

En 2013, Camerún gastó 3000 millones de francos, más de cinco millones de dólares, en conservación de manglares y logró preservar más de 195 000 hectáreas.

Sin embargo, la sobreexplotación continúa siendo la principal causa de agotamientos de los manglares, según Jean Marie Tchouala Wabo, gestor de bosques cameruneses.

“Están destruyendo estos manglares bajo el vigilante ojo del Gobierno”, dijo a Anadolu Agency.

La cibernauta Magdalene Ngeve lamenta que los “manglares de Camerún pueden desaparecer sin acción”:

Los manglares de Camerún pueden desaparecer sin acción.
Varios factores son responsables del deterioro de más del 75 % del ecosistema de manglares
.
—————-
¡Qué triste realidad de los manglares de mi país natal! He estado estudiando estos manglares hace un tiempo y debo decir que se debe hacer algo urgente para cambiar la marea.
Los manglares de Camerún pueden desaparecer sin acción.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.