La historia se repite: El terror de Estado chino y desarticulación del neojadidismo uigur

Los empresarios Ablimit Halis Hajim (izquierda), Abduweli Muqiyit (centro) y Nurtay Hajim İskender (derecha) fueron pilares de la educación nacional uigur y personajes fundamentales en el desarrollo de la sociedad civil uigur. Los tres han sido víctimas de ataques que el Estado chino dirige a la sociedad uigur. Fotos de Dilnur Reyhan y Medine Ablimit, usadas con autorización.

La ciudad de Gulja es considerada como el corazón de la rebelión uigur y, realmente ha sido muchas veces epicentro de la resistencia contra el poder chino. Gulja, que fue la capital de la Segunda República Independiente de Turkestán Oriental de 1944 a 1949, se enorgullece de muchos héroes legendarios, como Nuzugum, Sadir el Valiente y Ghéni el Valiente. Eso forma parte de su identidad: la ciudad reclama como suyos también a artistas de renombre y personalidades literarias, como Lutpulla Mutellip, Zunun Qadiri, Tiyipjan Eliov y Zordon Sabir.

Gulja está ubicada en Ilí, prefectura autónoma que colinda con Kazajistán. La Rusa zarista colonizó Ilí por diez años a finales del siglo XIX, y ha servido como un punto de acceso para las influencias occidentales provenientes de los países de habla rusa de Asia Central. Es también la cuna del jadidismo uigur, movimiento renacentista que surgió a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, dirigido por intelectuales y empresarios que aspiraron reformar a las sociedades islámica y musulmana turca, como parte de una iniciativa de modernización más general inspirada en los modelos occidental y otomano. Este movimiento de reforma social y religiosa influyó en el despertar de la sociedad uigur y su lucha contra el colonialismo chino y el obscurantismo religioso. Esto provocó la primera rebelión en el sur del territorio uigur, que fundó la Primera República islámica turca de Turkestán Oriental, que duró entre 1933 y 1934.

Durante el periodo comprendido entre 1930 y 1940 conocido como el “terror blanco“, estos reformadores religiosos y culturales –llamados jadidistas en toda Asia Central– experimentaron exilio, encarcelamiento y masacres realizadas por varios representantes del poder colonial chino. Intelectuales como Lutpulla Mutellip, Abduhaliq Uyghur, Enver Nasiri y Memtéli Tewpiq (autor del himno nacional de Turkestán Oriental) fueron quemados vivos. El partido gobernante de China de ese entonces, Kuomintang, oprimió a cualquiera que consideraba adversario político o étnico.

Ablimit Hoshur Halis Hajim. Fotografía cortesía de Medine Ablimit, usada con autorización.

En el transcurso del periodo de la segunda república de Turkestán Oriental, que comprendió de 1944 a 1949, Ilí se convirtió en la prefectura más avanzada, en cuanto a cultura y educación se refiere, de las 10 que conformaron la región uigur. Hasta la fecha, conserva un espíritu independiente y brinda oportunidades a todo lo que es nuevo y moderno que emane del exterior. Desde la década de 1990, cuando concedieron a los comerciantes uigures la oportunidad de comercializar externamente con Asia Central, el sur de Asia y Turquía, y muchos, incluidos algunos de Gulja, invirtieron para apoyar la educación de los jóvenes uigures en las universidades de renombre en otros países.

Uno de esos empresarios fue Ablimit Hoshur Halis Hajim, que generó su fortuna a través de la industria inmobiliaria y era conocido por su contribución filantrópica para el desarrollo de la identidad cultural uigur. En octubre de 1994, Halis Halim, junto con sus colegas empresarios Sadiqjan, Abdurishit Hajim y Memtimin Tewekkül, reunieron aproximadamente a 200 eminencias de Ilí, en Gulja, y recaudaron 1,5 millones de yuanes (el equivalente a 200 000 dólares estadounidenses) para crear el Fondo Ili Halis, el primer fondo privado dedicado a la educación superior en la región. La tarea de administrar el fondo fue asignada a Abduweli Muqiyit, pedagogo y figura pública, mientras que Halis Hajim se dedicó a instar a otros empresarios uigures a participar y ofrecer oportunidades a estudiantes uigures de la región. El primer grupo de beneficiarios del fondo fueron 800 estudiantes que habían abandonado sus estudios por falta de dinero, que ya pudieron reanudar sus estudios.

Un año después de haberse creado el Fondo Ili Halis, otro joven empresario de Gulja, Nurtay Hajim Iskender, fundó la primera escuela para huérfanos. Reclutaron nuevamente a Abduweli Muqiyit para que asumiera la enorme responsabilidad de establecer las operaciones cotidianas de la escuela, de coordinar con el Estado, realizar labor de promoción a través de los medios de comunicación, el reclutamiento de los profesores, el presupuesto, la selección de los estudiantes e incluso elegir el lugar donde se edificaría la escuela.

Nurtay Hajim Iskender rodeado de niños de su escuela. Fotografía de Dilnur Reyhan, usada con autorización.

Un distrito pacífico y rodeado de árboles en una avenida amplia junto al río Ilí, a una corta distancia del ruidoso y ajetreado centro de la ciudad, fue elegido como el lugar para construir el edificio escolar moderno y atractivo que incorporó características arquitectónicas uigures tradicionales. Al inicio, la escuela aceptó a 60 estudiantes huérfanos, pero en años posteriores esa cifra aumentó rápidamente a varios cientos provenientes de toda la región. Nurtay Hajim se encargó de satisfacer todas las necesidades de los estudiantes, desde la escuela primaria hasta la finalización de sus estudios universitarios, con el respaldo de otros filántropos uigures.

La escuela de Nurtay Hajim Iskender ubicada en la ciudad de Gulja. Fotografía de Dilnur Reyhan, usada con autorización.

La fama de Nurtay Hajim se extendió más allá de Ilí y por toda la región uigur. Él y Ablimit Halis Hajim se convirtieron en símbolos de la iniciativa empresarial progresiva por el que se conoce a la era Jadid, por lo que muchos más empresarios uigures comenzaron a invertir en proyectos similares.

En 2017, el Estado chino reanudó su campaña de terror blanco mediante ataques dirigidos a los intelectuales, líderes religiosos y empresarios. Lamentablemente –y como era de esperarse–, Nurtay Hajim Iskender fue uno de los que arrestaron, y su escuela fue clausurada y convertida en un campo de concentración. Casi todos los maestros de esta escuela fueron arrestados también, según se informa, aunque no se sabe qué sucedió con los estudiantes.

Abduweli Muqiyit fue otro blanco predecible del terror del Estado chino. Su abuelo trabajó en el Gobierno de la República de Turkestán Oriental, y Muqiyit, que ejerció como director del Ministerio de Educación de la ciudad de Gulja, organizó en 2002 el centenario de la Escuela de Gulja número 2, escuela que brindó educación secundaria y que fue la más antigua de la región uigur. En 2014, fundó también la librería Bilal Nazimi, que rápidamente pasó a ocupar un lugar importante en la vida intelectual de la comunidad, pues los uigures de diferentes estratos sociales se reunían ahí para participar en conferencias y conversaciones.

Abduweli Muqiyit en la librería Bilal Nazimi, en Gulja. Fotografía de Dilnur Reyhan, usada con autorización.

Es extremadamente difícil obtener información de lo que está sucediendo realmente en la región uigur, uno de los lugares más vigilados en el mundo. Esta situación da lugar a muchos rumores, en muchos casos verdaderos, aunque algunos resultan ser falsos.

Los rumores de que Nurtay Hajim había fallecido en detención circularon por un tiempo entre los uigures en el extranjero, como el que circuló sobre el renombrado músico y cantante Abduréhim Héyit, que al final fue desmintido. Los parientes de Nurtay Hajim también lo negaron. A inicios de 2020, se enteraron por medio de canales no oficiales que Nurtay Hajim fue condenado a cadena perpetua. Según se informa, Abduweli Muqiyit recibió la misma condena, pero como China no proporciona ninguna información oficial, es imposible verificarlo.

En lo que respecta a Ablimit Halis Hajim, sus hijos, que viven en el extranjero, no han obtenido ninguna noticia de que haya sido liberado o condenado a pasar tiempo en prisión.

Estos tres hombres fueron pilares de la educación nacional uigur fuera de los marcos de trabajo oficiales, personajes fundamentales en el desarrollo de la sociedad civil uigur, y –en su iniciativa de modernizar la educación, la identidad y la sociedad uigur– exponentes precursores del neojadidismo. Como muchos otros artistas y empresarios uigures, buscaron una nueva base para crear una sociedad que fuera tanto defensora de su tradición como innegablemente moderna, y que sean reconocidos por su compromiso con la modernización y la receptividad. El arresto y la desaparición posterior de estos tres hombres de Gulja ha provocado un efecto intimidatorio en la comunidad uigur.

A finales de la década de 1930 y principios de la década de 1940, la política del “terror blanco” que implementó el gobernador chino de la región uigur, Sheng Shicai, pretendió erradicar a la clase intelectual y burguesa uigur a fin de subyugar a la nación uigur. La desarticulación de la sociedad uigur llevada a cabo en los últimos años por el secretario del partido de la provincia Sinkiang, Chen Quanguo, bajo el mando de Xi Jinping, ha sido considerada por muchos como el regreso a este periodo brutal.

El autor desea agradecer a la intelectual uigur-australiana Selime Kamal y Medine Ablimit, hija de Albimit Halis Hajim, por brindar información acerca de las vidas de Abduweli Muqiyit y Ablimit Halis Hajim.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.