Nueva ley obliga a húngaros transgénero a elegir exilio

Personas transgénero protestan contra el artículo 33. Foto: Bankó Gábor/Prizma.

Ser una persona transgénero en Hungría está a punto de volverse más difícil, después de que el Gobierno aprobó una ley que exigirá que todos los ciudadanos escriban su “sexo de nacimiento” en su documento de identidad nacional. Y la respuesta en este rubro no se puede cambiar.

“Ya no tengo esperanzas de que se reconozca mi género”, dijo amargamente Ivett Ördög, detrás del escritorio de su casa, en lo que ahora es su oficina. Tiene pelo y ojos oscuros, una colorida blusa florida y grandes aretes..

Es programadora de software, muy exitosa, pero ha debido luchar mucho en su lugar de trabajo. ¿Por qué? Porque biológicamente nació como hombre.

Contó su historia con media sonrisa y mucha preocupación y desesperación. Desesperación por lo que está ocurriendo en su país.

Ivett Ördög. Foto de cortesía, usada con autorización.

Ivett es una mujer transgénero que dice que “un país de la Unión Europea está violando sus derechos”.

El 19 de mayo, el Parlamento húngaro aprobó la ley ómnibus, por 134 votos a 56.

El artículo 33 de esa ley obliga a todos los ciudadanos a escribir su “sexo de nacimiento” en su documento de identidad nacional.

El resultado de la ley es que ningún ciodadano húngaro podrá cambiar legalmente su género y quienes se hayan sometido por una transformación física son vulnerables a posible discriminación en una revisión de documentos.

Las revisiones de documentos son bastante frecuentes en Hungría, donde se necesita identificación para recoger un paquete, pagar con tarjeta de crédito o subir a un bus.

“Puede volverse peligroso”, dijo Ivett, y explicó por qué ya no usa transporte público ni va al médico.

Su género no ha sido reconocido legalmente, así que cada vez que revisen su identificación verán que es hombre, y eso le asusta.

Just imagine […inaudible…] being pulled by policemen, and you show your ID and they don't believe you it's your ID. What do you do then? Policemen can get quite brutal at times, and then I can't even call the police! Because – they are already there. […] Especially in a country that is so homophobic, and, obviously also trans-phobic, it's not safe. Definitely not safe.

Imagínate […inaudible…] que te arrastren policías, que muestres tu identificación pero no crean que es tu identificación. ¿Qué hacer entonces? Los policías se pueden poner muy crueles a veces, ¡y entonces ni siquiera puedo llamar a la Policía! Porque – ya están ahí. […] Sobre todo en un país que es tan homofóbico y, obviamente, también transfóbico. No es seguro. Definitivamente, no es seguro.

Hungría ha caído 8.46 puntos porcentuales en el Mapa Arcoíris ILGA-Europa 2020, índice en línea que clasifica a los 49 países europeos para ver cómo impactan las leyes y politicas referidas en las vidas de personas gays y LBGTI. Esa fue la caída más drástica en Europa.

Has clic para ver la infografía sobre discriminación LGBTQI en Hungría.

Dorián Palai, que es transexual, explicó que cuando alguien comprueba su identificación, puede ser tolerante, pero también puede empezar a burlarse de él, a “que revelara su condición de transexual” y hasta a atacarlo.

“Toda tu vida dependerá de la amabilidad de otras personas”, dijo Palai.

A pesar de que Palai consiguió el reconocimiento de su género, todavía lo discriminan los profesionales de la medicina. Su descortes+ia, especialmente al quitarse la ropa, lo dejó totalmente abatido.

When I left the medical center I started to cry, because it was not just frustrating — it was very frightening. And also very disheartening.

Cuando salí del centro médico empecé a llorar, porque no solo fue frustrante, fue aterrador. Y también muy desalentador.

Hungría no tiene leyes que reconozcan el reconocimiento de género y en los últimos tres años nadie ha podifo cambiar de género legalmente.

Entre burocracias

Ivett dijo a Global Voices que ha enviado todos los documentos para que se reconozca su género, pero le dijeron que el Gobierno estaba “reorganizando” la legislación para el reconocimiento del género.

No sabía esta reorganización era en realidad el artículo 33 del proyecto de Ley Ómnibus.

Muchas personas transgénero creen que la ley fue aprobada precisamente para cerrar el debate sobre el reconocimiento de género e impedir que las personas transgénero logren que el reconocimiento de su género.

Una de esas personas es Zsófia Szabó, que se fue de Hungría porque fue discriminada por ser una mujer transgénero. Ahora vive en Suecia y dirige la organización Prizma para ayudar a la comunidad transgénero en Hungría.

Dijo que el propósito del proyecto de esa ley es “arrojar a los transexuales a las trincheras”.

Pero Zoltán Koskovics, analista del Centro de Derechos Fundamentales, instituto de investigación conservador de Hungría, dijo en una entrevista con Global Voices que el procedimiento legislativo era transparente y necesario para “llenar un vacío legal”, porque la ley húngara no tenía una definición legal de “sexo”, por lo que estaba creando incertidumbre.

Señaló que la Constitución húngara no reconoce la categoría de “transexual”, pero protege a todos los ciudadanos de la discriminación.

Palai no está de acuerdo con esa opinión y dijo que no se siente como “un verdadero ciudadano”.

¿Pero dónde está la Unión Europea en todo esto? Después de todo, Hungría es miembro de la Unión Europea desde el 1 de mayo de 2004.

Dunja Mijatović, comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, publicó en Twitter que la nueva ley general va en contra de la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Lamento que el Parlamento de Hungría haya aprobado hoy una ley que hace imposible que las personas transgénero obtengan reconocimiento legal de su género. Esto es contrario a la jurisprudencia del Consejo de Europa y un golpe a la dignidad humana de las personas trans.

Los derechos de las personas trans son derechos humanos. Deroguen el artículo 33.

Pero un portavoz de la Comisión de la Unión Europea dijo en una entrevista con Global Voices que los “procedimientos para el reconocimiento legal de género son una cuestión de competencia nacional y quedan fuera del ámbito de la legislación de la Unión Europea”.

Ivett dijo que la Unión Europea no ha logrado imponer el respeto de los derechos humanos en países como Hungría. Ahora quiere la oportunidad de dejar el país y obtener la ciudadanía en otro lugar, para que su género sea reconocido legalmente.

El problema es que tendría que vivir en ese nuevo país por lo menos diez años, sin mudarse, antes de que pueda obtener la ciudadanía.

“Lo que la Unión Europea puede hacer ahora es ayudar a las personas transexuales a salir de Hungría y obtener la ciudadanía en otro lugar con gran rapidez”, dijo.

Mientras tanto, los activistas húngaros están tratando de luchar contra la ley.

Hungría prohibió a personas trans el reconocimiento de género. Así puedes ayudar a detenerlo.
——————-
Por favor, tómate un momento y TOMA ACCiÖN AHORA para proteger los derechos de las personas trans e intersexuales en Hungría.
👇

“Es la única esperanza que tenemos”, dijo Demeter a Global Voices por correo electrónico.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.