Milada Horáková: 70 años después de la farsa de juicio y ejecución, los checos reflexionan sobre su pasado comunista

Gran cartel que representa a Milada Horáková, la frase dice “Zavražděna komunisty” (Asesinada por comunistas). Está colgado en la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga. Foto de Filip Noubel, usada con autorización.

El 27 de junio es una fecha especial en la República Checa: se conmemora a las víctimas del régimen comunista (Den památky obětí komunistického režimu).

Este año, se conmemoró con particular fuerza porque hace exactamente 70 años, el 27 de junio de 1950, fue ejecutada Milada Horáková, abogada, política y opositora a los nazis. La condenaron a la horca junto con otras personas después de una farsa de juicio bajo las órdenes del dictador soviético José Stalin.

El Día de la Conmemoración se inició en 2003 con la fecha elegida para honrar la memoria de Milada Horáková.

Feminista, opositora, sobreviviente

Historieta publicada en 2020 para conmemorar los 70 años de la muerte de Milada Horáková, por Zdeněk Ležák y Štěpánka Jislová. Foto de Filip Noubel, usada con autorización.

La biografía de Milada Horáková se lee como una película de Hollywood. Nació en 1901, en lo que aún era el imperio austrohúngaro de los Habsburgo, en una familia de clase media. Logró estudiar Derecho en una época en que muy pocas mujeres estudiaban y se volvió activa en el movimento de emancipación de la mujer.

Checoslovaquia, que surgió en 1918 del imperio de los Habsburgo, permitió el voto de la mujer ya en 1920, antes que muchos otros países europeos, gracias a la senadora Františka Plamínková, fundadora del Consejo Nacional de Mujeres, donde Horáková empezó a trabajar en 1924.

A partir de 1927, trabajó en el Departamento de Bienestar Social, en el que promovió reformas por la igualdad de la mujer. Durante la Segunda Guerra Mundial entró al movimiento de resistencia contra los nazis, junto con su esposo. A ambos los arrestaron en agosto de 1941.

Horáková pasó cuatro años en campos y prisiones, logró representarse en su propio juicio, y por lo tanto evitó la pena de muerte. Regresó a su trabajo en 1945, y accedió a postular como parlamentaria por el Partido Nacionalsocialista Checoslovaco. Rápidamente fue blanco de los comunistas por su abierta crítica de sus planes para contener la libertad democrática en la Checoslovaquia de la posguerra.

La arrestaron el 27 de septiembre de 1949, junto con su esposo y otras personas, y los acusaron de traición en 1950 en una farsa de juicio que tenía por objetivo mostrar que el régimen no se detendría ante nada —ni para sentenciar a mujeres a la muerte— con tal de imponer sus políticas, sin tolerancia alguna a la más mínima crítica. El juicio fue usado en parodias similares de justicia que ya se llevaban a cabo en la Unión Soviética.

Dio su discurso final el 8 de junio de 1950, en el curso de su juicio, en el que rechazó las acusaciones de traición con fuerte determinación. Este video en checo contiene un segmento del discurso:

Al final, fue sentenciada a muerte. El 27 de junio, le dieron 20 minutos para ver a su hermana y su hija antes de que la ahorcaran. La absolvieron de todas las acusaciones póstumamente en 1991, cuando el presidente Václav Havel la concedió la Orden de Tomáš Garrigue Masaryk, el más alto honor hecho por contribuciones destacadas al desarrollo de la democracia, humanidad y derechos humanos

En 2017, David Mrnka hizo una película en inglés sobre su vida:

Evaluación aún dolorosa: 40 años de comunismo

Después de la caída del comunismo en Checoslovaquia en 1989, las autoridades enfrentaron una difícil decisión, cuando surgió justicia para las víctimas del régimen anterior. Al final, optaron por un proceso de purificación no judicial —la purga de funcionarios gubernamentales— que evitó que todos los trabajadores de serguridad estatal de la era comunista tuvieran cargos en niveles más altos de servicio civil, incluidos cargtos judicial, al menos hasta el año 2000. En Checoslovaquia, esto duró hasta 1992, y a partir del 1 de enero de 1993 en la República Checa.

El Gobierno también permitió que el Partido Comunista siguiera funcionando. El partido, renombrado como Partido Comunista de Bohemia y Moravia (conocido en checo con el acrónimo KSČM), sigue pequeño durante las elecciones pero tiene un rol clave en pronosticar elecciones y expresar apoyo por la influencia de Pekín y Moscú en la República Checa. Ahora tiene 15 de 200 escaños parlamentarios.

Recientemente, varios movimientos cívicos y fuerzas políticas han aumentado su críticas al KSČM y el legado comunista en la sociedad checa. En 2020. el movimiento cívico Dekomunizace (Descomunización) lanzó una campaña visual en Praga, la capital del país, con grandes carteles con imágenes de Horáková y fuertes mensajes Zavražděna komunisty (“Asesinada por comunistas”).

Algunas instituciones de educación superior y fuerzas políticas apoyan la campaña, pero otros la han descrito como ofensiva y divisiva pues abre viejas heridas.

El crítico más abierto ha sido KSČM, que afirmó en una publicación en Facebook:

Krajský výbor KSČM Praha důrazně protestuje proti zkreslování a přepisování historické pravdy a proti rozdmýchávání antikomunistické nenávisti, která je opět vyvolávána v hlavním městě.

Současná agresivní kampaň zaměřená proti KSČM zapadá do scénáře usnesení Evropského parlamentu „O významu evropské paměti pro budoucnost Evropy“, přijatého v září 2019. Toto usnesení staví na stejnou úroveň komunistickou a nacistickou ideologii, socialistické a nacistické režimy.

El comité regional de KSČM para Praga protesta enérgicamente contra la distorsión y nueva redacción de la verdad histórica  contra la difusión de odio anticomunista, que de nuevo está fomentado en la capital.

La actual agresiva campaña contra el KSČM entre en el escenario de la resolución del Parlamento Europeo ‘Sobre la importancia de la memoria europea por el futuro de Europa,’ adoptada en septiembre de 2019. Esta resolución pone a la ideología comunista y nazi, y a los regímenes socialista y nazi en la misma posición.

El periodista Petr Šabata escribió en una columna publicada en el portal de Seznam Zprávy el 26 de junio:

Ano, Milada Horáková byla zavražděna komunisty. Ale zúžit vzpomínku na ni jen na komunisty by bylo vůči této nezlomné ženě znovu nespravedlivé. Protože Milada Horáková byla bohatá originální osobnost a její osud má několik vrstev a nabízí mnoho inspirace.

Sí, Milada Horáková fue asesinada por los comunistas. Pero reducir la memoria de su vida a los comunistas injusto otra vez para esta mujer inquebrantable. Porque Milada Horáková tuvo una personalidad rica y original y su vida tiene múltiples capas y ofrece mucha inspiración.

Para Michal Gregorini, representante oficial del movimiento Dekomunizace, el objetivo del movimiento es evitar la pérdida de memoria histórica, como explicó en una entrevista al portal de noticias iRozhlas el 22 de junio:

Proč Milada Horáková? Ono je to teprve sedmdesát let. Zdá se to, jako kdyby to bylo strašně dávno, v minulém tisíciletí, ale moje máma to pamatuje, takže je to hrozně nedávno. Proto připomínáme Miladu Horákovou.

¿Por qué Milada Horáková? Fue exactamente hace 70 años. Puede parecer que fue hace mucho tiempo, en el milenio amterior, pero mi mamá lo recuerda, así que fue en el pasado muy reciente. Es por eso que todos la recordamos.

La campaña también incluyó una composición de audio como segmentos de sonido de su juicio, fueron transmitidas en Praga Metro el 27 de junio.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.