Nigeria declara “estado de emergencia por violaciones y violencia sexual

Triple G:  Miembros de Girls Go for Greatness de Lagos y el estado de Ogun en el seminario “Guardia contra la Violación” en Lagos, 13 de febrero de 2016, vía CEE Hope en Flickr (CC BY 4.0).

En junio, Nigeria declaró estado de emergencia por las violaciones y la violencia sexual en los 36 estados nigerianos.

A principios de julio, activistas de grupos liderados por mujeres marcharon y enviaron un memorándum a la Cámara de Representantes de Nigeria, para exigir que el país adoptara y aplicara adecuadamente la ley de prohibición de la violencia contra las personas de 2015 (VAPP en inglés).

Esto se desencadenó por los brutales casos de violación registrados en mayo y junio: Barakat Bello fue violada y asesinada en su casa, Vera Uwa Omozuwa fue asesinada en su iglesia en la ciudad de Benin, al sur de Nigeria, y una niña de 12 años fue violada por 11 hombres en Jigawa, en el norte de Nigeria.

Pese a este nuevo estado de emergencia, persiste una cultura de violación e impunidad que dificulta que los abusadores rindan cuentas. Una de cada cuatro niñas y mujeres sufrirá violación o violencia sexual antes de cumplir los 18 años en Nigeria, según Naciones Unidas. Sin embargo, hay menos de 80 condenas por violación registradas en el país.

VAPP garantiza que las victimas tengan derecho a exámenes físicos y psicológicos. Los responsables declarados culpables de un delito sexual pueden enfrentar penas de entre 14 años a cadena perpetua.

Hasta ahora, solo 17 de los 36 estados de Nigeria han adoptado la VAPP en sus leyes estatales.

El vicepresidente Yemi Osinbajo tuiteó:

La violencia de género, la violación y la violencia sexual no tienen espacio en nuestra sociedad. Es un comportamiento inaceptable y una mancha en nuestra humanidad y dignidad colectiva como personas y como nación.

Un caso de violación de alto perfil

El más reciente caso de violación de alto perfil en el que estuvo involucrado el popular músico nigeriano D'bany es un escalofriante recordatorio de que, a pesar del estado de emergencia, persiste una cultura de la violación.

El 3 de junio, Seyitan Babatayo afirmó en un hilo de Twitter, ya borrado, que el artista Oladapo Daniel Oyenbajo, conocido como D'banj, entró a su habitación y la violó.

Seyitan dice que decidió hablar públicamente de su historia porque quería denunciar la hipocresía de D'banj, que se mostró solidario con la campaña #NoMeansNo (no es no).

D’banj negó esas acusaciones y tuiteó:

Inocente hasta que no se demuestre lo contrario… ALTO AL JUICIO DE LAS REDES SOCIALES
🏛🏛🏛⚖️⚖️⚖️ NO A LAS VIOLACIONES Y LA VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS.

El 23 de junio, Seyitan emitió una declaración oficial a través de su representación legal con Stand To End Rape (STER), en la que detalla el horrible calvario que sufrió tras hacer pública la noticia:

COMUNICADO DE PRENSA: La señora Seyitan Babatayo sobre su denuncia penal de violación contra el señor Oladapo Daniel Oyebanji y la cronología de los eventos ocurridos desde que contó su experiencia.

Según el comunicado, Seyitan informó de su caso la Policía el 6 de junio, pero los agentes no le dieron importancia. Sin embargo, el 16 de junio, Seyitan dijo que cuatro policías con ropa de civil la detuvieron sin orden judicial en su casa en Lagos. Estuvo detenida durante 48 horas.

Al mismo tiempo, la cuenta de Twitter de la mujer fue atacada: borraron sus publicaciones acusatorias y las remplazaron por otras dos, una en la que retiraba sus afirmaciones y otra que promovía la nueva canción de D'Banj. Todavía no está claro quién pudo entrar en su cuenta.

Tras la emisión de su comunicado,  ciudadanos y abogados expresaron su decepción con la Policía. Poco después, la Fuerza de Policía de Nigeria citó oficialmente a D'Banj y abrió una investigación sobre el caso.

ACTUALIZACIÓN: Declaración de prensa de la señora Seyitan Babatayo.
—————–
Esto es de locos. La Policía de Nigeria debería procesar también a D'banj por secuestro y privación de la libertad (s269/270), dostorsión de la justicia (s97) y por acusaciones falsas (s93) en virtud del derecho penal de Lagos.

Y sancionar a los policías que ayudaron en esto.

Un estado de emergencia significa que la Policía está obligada a tomar en serio e informar de los casos de violación, pero las mujeres han contado de varios incidentes donde los policías –hombres y mujeres– a menudo han desestimado estos casos y a las victimas o agredido a su representación legal.

Expresarse lleva al silencio… o al arresto

En Nigeria, las mujeres recurren cada vez más a las protestas o a los llamamientos a través de redes sociales para que los abusadores rindan cuentas. Sin embargo, esas acciones pueden incrementar la amenaza de acosos contra los activistas que se atreven a expresarse.

En 2019, Fakhrriyyah Hashim acuñó la etiqueta #ArewaMeToo, para subrayar la gravedad de la violencia doméstica y de género en el norte de Nigeria. La palabra arewa en hausa significa “norte”. Si bien las mujeres enfrentan muchos peligros en toda la Nigeria patriarcal, es en el norte donde estos peligros son mayores, ya que a menudo la religión y el colectivismo se utilizan como herramientas de opresión.

En sus tuits, Hashim afirmó que Abubakar Sadiq Aruwa, entonces asesor especial del gobernador del estado de Kaduna, había abusado sexualmente a varias niñas y mujeres. En medio de la avalancha de tuits y publicaciones bajo la etiqueta #ArewaMeToo, Aruwa fue uno de los hombres de alto perfil nombrados en el norte de la región:

Durante años, Aruwa se aventuró a encontrar niñas vulnerables y “supuestamente” abusar de ellas porque sabía que la edad era un factor, que podía asustarlas para que hicieran lo que quisiera, mientras que también aprovechaba objetos como herramientas para el chantaje.

Maryam Awaisu, amiga de Hashim, también se involucró en el movimiento. Contó presuntas historias de niñas y mujeres que habían sido acosadas y abusadas sexualmente en el norte de Nigeria, la mayoría eran menores de edad en la escuela secundaria.

Awaisu, cuyo nombre en Twitter es “Ice131Queen,” tuiteó:

Como siempre, no lo perdonen. “Lanzaremos toda la maquineria” de todo lo que tengamos disponible para poner final a su amenaza a la sociedad. Está libre de probar el respaldo que tenemos.

Si es lo último que hacemos, haremos que esta sociedad hipócrita sea segura para mujeres y niñas, con la ayuda de Dios.
—————
Iremos tras ustedes, asquerosos, y tras todo lo que valoran. Sus inexistentes reputaciones. Sus trabajos. Sus modales descaradas. Satanás en forma humana, pónganse sus zapatillas. Porque el tornado #ArewaMeToo solo acaba de empezar.

Iremos tras ustedes, asquerosos, y tras todo lo que valoran. Sus inexistentes reputaciones. Sus trabajos. Sus modales descaradas. Satanás en forma humana, pónganse sus zapatillas. Porque el tornado #ArewaMeToo solo acaba de empezar.
—————
🚨 🚨 Las denuncias contra Aruwa ya están aquí, tras una minuciosa investigación (de Fakhrriyyah, BrownskinGirl, @crankysolicitor (cuenta suspendida), @KingNelo2 (cuenta suspendida), @AmiraYSalisu, Principino, Fatima Salihijo. Taichó, Feisty Queen y de muchos otros). Se adjunta su foto. ¡Cuidado! 🚨 🚨

Nota: Todos esos son testimonios de primera mano de sus victimas, casi todas menores. Han sido recopilados minuciosamente durante meses.

Las circunstancias que los rodean no nos han dejado otra opción que ocultar las identidades de estas victimas.

Como respuesta, Aruwa emitió una declaración a través de sus abogados en la que afirmó que esas acusaciones eran “comentarios difamatorios” sobre su persona y “acusaciones de violación falsas e inconsistentes”, hechas por una lista de siete alias de Twitter mencionada en la carta que incluía también la cuenta de Aruwa.

El 19 de febrero 2019, Awaisu fue detenida por la Unidad Abuja de la Patrulla Antirrobo de Nigeria por su participación directa en el movimiento #ArewaMeToo.

Amnistía Internacional publicó una declaración en defensa de Awaisu, en la que afirman que los policías trataron de violar su privacidad:

While arresting Maryam, the police attempted to gain access to her laptop and mobile phone by force; this is clearly an effort to access the sensitive evidence she and other human rights defenders have been gathering to seek justice for victims of sexual violence.

Mientras detenían a Maryam, la Policía trato de entrar por la fuerza en su computador portátil y su móvil; esto es claramente un intento de acceder a las pruebas sensibles que ella y otros defensores de derechos humanos han ido recopilando para buscar justicia para las victimas de violencia sexual.

Awaisu fue liberada al día siguiente, tras una lluvia de tuits y declaraciones de grupos de defensores que exigían su liberación.

Las autoridades deben liberar a Maryam Aiwasu de inmediato y de manera incondicional. No ha hecho nada más que defender los derechos de las mujeres. Maryam Awaisu libre. Arewa yo también. Nigeria.

La detención de Awaisu demuestra que la Policía en Nigeria tiende a favorecer a las personas con poder financiero y estado social elevado a expensas de las victimas femeninas.

En conversación con Global Voices el 16 de junio, Awaisu dijo que una reforma de la Policía es urgente:

We’d have to educate the designated law enforcement on what works and what doesn’t since it’s their duty to escalate these issues. There are only so many people activists can reach, so the police need to be taught and they need to be trained.

Tendríamos que educar a las autoridades designadas sobre qué funciona y qué no, ya que es su deber intensificar estos temas. Son muchas personas a las que los activistas pueden llegar, así que hay que enseñar a la Policía y entrenarla.

Ahora, hay organizaciones como la Iniciativa Mayafi que proporciona servicios de apoyo legal y social en casi todos los estados del note, facilitando a las niñas y mujeres la búsqueda de ayuda. Sin embargo, las fuerzas del orden deben tomar más medidas para que los abusadores rindan cuentas.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.