Belarús: Bloquean internet mientras miles protestan contra resultados electorales

Captura de intentos de acceder a la App Store, YouTube y el sitio de Golos desde Apple durante las elecciones presidenciales de Belarús del 9 de agosto de 2020. Foto de Franak Viačorka. Usada con autorización.

En el parlante de un escenario en Minsk suena “Change” (‘Cambio’), de Viktor Tsoi, mientras un hombre con traje trata desesperadamente de desconectar el cable de alimentación. En el video se ve que lo logra, pero otros parlantes cercanos siguen reproduciendo el clásico de rock de la extinta era soviética. Se va exasperado. Según quienes estaban allí, era un agente de seguridad del Gobierno bielorruso que trataba de silenciar el himno de protesta.

Es el himno que ahora entonan los bielorrusos enfurecidos ante el triunfo, por sexto período consecutivo, del presidente Alexander Lukashenko. Desde que asumió el poder en 1994, el país no volvió a tener elecciones libres y justas. Las últimas votaciones, con su respectivo período de campaña, pareció mantener la tradición.

En mayo fue arrestado el popular bloguero opositor Syarhei Tsikhanouski, quien había declarado su intención de postularse a la presidencia. Un segundo contendiente, Viktor Babarika, también fue arrestado por cargos de conspiración criminal. Y un tercero, Valery Tsepkalo, se fue del país por temor a la persecución política. A mediados de julio, Sviatlana Tsikhanouskaya, esposa de Syarhei Tsikhanouski, se registró para ser candidata presidencial en lugar de su marido. De resultar electa, prometía gobernar seis meses y llevar a cabo elecciones libres y justas; atrajo multitudes de miles de personas e inspiró un movimiento de protesta nacional.

Llegado el día de los comicios, el 10 de agosto, muchos observadores en el terreno denunciaron votos amañados y falsificados (la misión del OSCE no se acreditó lo suficientemente rápido para supervisar los comicios). La mañana del lunes 11, la comisión electoral nacional informó que Lukashenko había ganado con 80,3 % de los votos, y Tsikhanouskaya había obtenido el 9,9 %. Los simpatizantes de la oposición sospecharon fraude electoral: “Solo creo en lo que veo: La mayoría estaba con nosotros”, declaró Tsikhanouskaya durante una conferencia de prensa.

La noche del domingo 10 de agosto, estallaron protestas masivas en todo el país. La policía respondió con cañones de agua, balas de goma y granadas de concusión. Se estima que arrestaron a unos 3000 manifestantes, varios gravemente heridos. Tsikhanouskaya denunció la violencia y pidió que continuaran las protestas pacíficas durante la semana.

Por eso, el video del 6 de agosto de ese escenario de protesta era la mejor ilustración de cómo ven muchos las relaciones entre gobernantes y gobernados hoy en Belarús. También es una perfecta metáfora dado que, al parecer, en el período previo a los comicios, las autoridades trataron de “desconectar” el cable a gran escala: bloquearon internet.

La revolución no se tuiteará en vivo

Numerosos proveedores de internet de Belarús perdieron el enrutamiento la mañana del 9 de agosto, cuando se abrieron las urnas. Varios periodistas que se encontraban en el país el día de la elección confirmaron interrupciones importantes de las redes LAN, inalámbricas y de datos móviles. Algunos lograron acceder a sitios web con servicios de redes virtuales privadas.

Internet funciona muy mal en Minsk. Muchos periodistas están desconectados. Y recibimos mucho menos contenido generado por usuarios.

Los sitios web no funcionan. Todavía se pueden enviar algunos mensajes de texto por Telegram (con proxy), Signal (inestable) y Facebook Messenger (a veces funciona para textos). Slack parece ser el que mejor funciona, por ahora.

Los usuarios que se quejaban de la pérdida de conexión con sus proveedores de internet o de telefonía móvil recibían mensajes automáticos de robots con disculpas por la interrupción del servicio, pero no brindaban una explicación concreta.

¡Amigos! Hoy, por causas ajenas a nosotros, registramos dificultades para acceder a los servicios móviles y de internet fija. En cuanto nuestro proveedor de tráfico solucione la falla, se restablecerá el acceso automáticamente.

Desde la mañana del 10 de agosto, los usuarios de internet en Belarús seguían teniendo problemas para conectarse. Los tres mayores proveedores de telecomunicaciones del país (A1, Life y MTS) se disculparon por los cortes alegando “causas ajenas a nosotros”, según informó el sitio web Tut.By, popular motor de búsqueda y recopilador de noticias.

Los bloqueos también parecían haber alcanzado sitios web específicos. La mañana del día de las elecciones, Zubr.in se encontraba inaccesible; se trata de una plataforma local que permite a los usuarios enviar denuncias sobre violaciones a la ley electoral a través de un robot de Telegram. Asimismo, no bien cerraron las urnas, quedaron inaccesibles Naviny y Tut.By (las dos mayores plataformas de noticias independientes del país), y el sitio del medio Nasha Niva.

También Golos, plataforma local que incluye un sistema de votación paralelo, fue objeto de un ataque de denegación de servicio que trataba de recopilar los datos personales de los usuarios.

Sin embargo, este bloqueo no resulta una sorpresa. El 19 de julio, también se interrumpió la red móvil en Minsk durante un breve lapso en medio de una gran manifestación en la que estaba presente Tsikhanouskaya. Para el 29 de julio, algunos canales de Telegram y cuentas de redes sociales populares ya publicaban guías para que los usuarios pudieran evadir los inminentes apagones de internet, y ofrecían enlaces a servicios gratuitos de redes privadas virtuales y consejos para instalar el navegador Tor.

El 4 de agosto, el conocido canal de Telegram NEXTA publicó capturas de un correo electrónico, aparentemente de un empleado de banco local, en el que advertía a un cliente que los servicios de banca digital podrían quedar inaccesibles durante los días siguientes. Asimismo, el sábado 8, algunos periodistas del medio ruso Moskovsky Komsomolets en Minsk informaron que, cuando iban a comprar tarjetas SIM locales, el vendedor les advirtió que era probable que no funcionaran, ya que los datos móviles y la conectividad de internet se bloquearían en toda la ciudad durante el día siguiente.

La ONG NetBlocks, que registra los bloqueos de internet en todo el mundo, publicó la siguiente declaración:

Network telemetry from the NetBlocks internet observatory confirm that internet connectivity in Belarus has been significantly disrupted as of Sunday 9 August 2020 amid tense presidential elections. Outages increased in severity through the day producing an information vacuum as citizens struggled to establish contact with the outside world. The incident is ongoing as of Monday afternoon.

La telemetría de la red del observatorio de internet de NetBlocks confirma que la conectividad de internet en Belarús quedó seriamente interrumpida desde el domingo 9 de agosto de 2020 en medio de unas tensas elecciones presidenciales. Los apagones se incrementaron en gravedad a lo largo del día y causaron un vacío informativo mientras los ciudadanos luchaban por establecer contacto con el mundo exterior. El incidente sigue en curso la tarde del lunes.

Durante toda la jornada del 9 de agosto de 2020, el acceso a internet estuvo total o parcialmente interrumpido en Belarús. Los bloqueos eran totales o afectaban servicios de internet, sitios web, redes sociales y mensajerías específicos locales o globales. Se alega que las autoridades bielorrusas decidieron bloquear protocolos de transferencia de datos, lo que llevó a la interrupción de la conectividad de las redes del país. Todo el tráfico del exterior se dirigió a un único canal con el fin de permitir una inspección profunda de paquetes, y eso hizo que los servicios de redes virtuales privadas fuesen ineficaces.

Volver a Telegram

El servicio de mensajería de Telegram, especialmente popular entre el público de habla rusa, parecía seguir funcionando durante los cortes de internet. Si bien los usuarios se quejaron de la lentitud de carga, lograron enviar videos de los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía antidisturbios a través de los canales más populares.

Dos de estos canales, NEXTABelamova, probaron ser indispensables para difundir videos y actualizaciones desde un país que se había quedado prácticamente fuera de línea durante el peor momento de las protestas, tal vez gracias a que el dueño de NEXTA era un bloguero bielorruso radicado en la vecina Polonia. El día de la elección, esta persona fue objeto de intentos de cierre a su popular cuenta de Twitter, que finalmente se restableció:

Servicio técnico de Twitter, ¿por qué bloquean NextaTV, el único canal independiente fuera de Belarús durante una protesta por la democracia?

Varias publicaciones de NEXTA parecían venir de las mesas electorales donde Tsikhanouskaya había ganado holgadamente, e incluían escaneos de documentos con lo que se decía que eran cifras “reales” en los respectivos distritos. Por este motivo, los observadores de Internet Protection Society, ONG rusa que aboga por los derechos digitales, creen que el desenlace puede ser positivo para la popular plataforma de mensajería (Moscú desistió de su persistente intento de bloquear Telegram a comienzos de este año).

Estos videos y fotos de Telegram tendrán un papel crucial para entender la reciente conmoción en Belarús, en vista de las restricciones sobre los medios y otras fuentes digitales. Sin embargo, es poco probable que logren hacer que las autoridades cambien de actitud días después de una polémica victoria. Tal como dijo recientemente la vocera del Ministerio del Interior, Olga Chemodanova, no se puede confiar en todo lo que se lee en la red.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.