Nuevo consejo asesor de Facebook debe eliminar contenido de infame milicia sudanesa

Manifestantes contra el Gobierno en Sudán. Texto que aparece escrito en pancarta: “30 años de opresión”. Créditos: Hind Mekki en Flickr (CC BY 2.0).

En abril de 2019, el pueblo sudanés derrocó al dictador militar Omar al-Bashir, quien gobernó el país durante 30 años. No obstante, como en muchos casos cuando ocurren cambios significativos en la historia, sobrevivió una parte del antiguo régimen, en este caso, las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF).

Las Fuerzas de Apoyo Rápido es el nuevo nombre de la “milicia Yanyauid”, es tristemente célebre por los crímenes que cometió contra civiles en Darfur. Las organizaciones defensoras de derechos internacionales han publicado varios informes en los que documentan esos crímenes, como por ejemplo “Men With No Mercy” [Hombres Sin Misericordia] realizado por Human Rights Watch (HRW).

La milicia RSF, que el régimen destituido creó y fomentó por muchos años, aún participa en el ámbito político en la región. También mantiene presencia activa en Facebook.

Recientemente, estuvo implicada en emplear a menores de edad como soldados en la guerra de Yemen. Su líder, Mohamed Hamdan Dagalo (mejor conocido como Hemeti), aparece en la “lista parcial de personas que deben ser investigadas por la Corte Penal Internacional”.

No obstante, Hemeti no solo disfruta de su libertad en Sudán, sino también desempeña un papel en la gobernabilidad. Ejerce el cargo de vicedirector del Consejo Soberano de Sudán, nombrado en 2019 como parte de un acuerdo de reparto de poder para guiar la transición de tres años de Sudán hacia un gobierno civil.

Tras la caída de al-Bashir, acusaron a RSF de orquestar y ejecutar una brutal represión el 3 de junio de 2019 contra manifestantes que se reunieron en una protesta para exigir el fin del régimen militar. Violaron a docenas de manifestantes pacíficos y asesinaron a cientos, y arrojaron algunos cadáveres al río Nilo.

Después de la represión –referida posteriormente como la “masacre de Jartum”– los grupos defensores de los derechos humanos internacionales e independientes, como Human Rights Watch y Amnistía Internacional, publicaron informes que detallan evidencia que señaló una serie de violaciones cometidas por la milicia RSF.

Días después de que dispersaran a quienes participaron en la manifestación, la compañía egipcia New Waves lanzó una campaña importante en los medios sociales –Facebook e Instagram, entre otras plataformas– cuyo objetivo fue presentar y vender una buena imagen de la milicia RSF y sus líderes.

A pesar de las terribles violaciones, RSF mantienen presencia en Facebook, que ha sido su plataforma principal para difundir mensajes y obtener legitimidad para manipular al público. La página verificada del líder de RSF y la página oficial de la milicia aún permanecen activas, publican contenido sobre sus actividades y discursos de sus líderes. Existen también muchas otras páginas no oficiales que apoyan a Hemeti. La plataforma sostiene que no las eliminó porque Hemeti es un agente gubernamental, pese a que antes eliminó cuentas de funcionarios, entre las que se pueden mencionar la de un general de alto rango en Myanmar.

Durante más de un año, he estado coordinando un proyecto que aspira eliminar el contenido de la milicia RSF del Internet. Hasta comienzos de agosto, más de 20 000 sudaneses habían firmado una petición en línea en la que se solicita a Facebook eliminar las páginas. La sección de comentarios dice mucho sobre la ira que sienten las personas con respecto a la idea de ceder espacio a la milicia en una plataforma tan importante.

Hasta el momento, Facebook no ha eliminado el contenido pese a haber recibido señales constantemente a través de su mecanismo de denuncia.

Las reglas de la comunidad de Facebook declaran claramente que “no permiten la presencia en la plataforma de ninguna organización o persona que proclame una misión violenta o que cometa violencia”. Las reglas definen violencia como “asesinato masivo (incluido los intentos de asesinato) o asesinato múltiple” y “violencia organizada o actividad criminal”.

Debido a las violaciones pasadas y los crímenes de guerra documentados por los grupos defensores de los derechos humanos y Naciones Unidas, son pocos los casos que encajan tan bien con la descripción anterior como los de la milicia RSF. También es obvio para muchos que el interés de la milicia RSF a largo plazo es desestabilizar Medio Oriente, y actuar bajo la orden de sus empleadores para continuar reclutando soldados, incluidos menores de edad, para guerras en otras partes en la región.

El lanzamiento del Consejo Asesor de Contenido de Facebook, que comenzará a funcionar este mismo año, aportará a nuestra campaña un mecanismo para apelar la decisión que tomó el gigante de las redes sociales de no eliminar las páginas y contenido de la milicia RSF. El Consejo tendrá la facultad de desautorizar a Facebook en las decisiones concernientes a la moderación de contenido polémico. Una vez iniciado el proceso, planeamos apelar ante el Consejo, y consecuentemente, exigir que se adhiera a las reglas de la comunidad y elimine a la milicia de la plataforma.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.