Pese a amenazas de arrestos masivos, manifestantes filipinos se reúnen durante el discurso Estado de la Nación de Duterte

Miles de personas de varios grupos se unen en protesta nacional contra el Gobierno filipino con motivo del quinto Discurso del Estado de la Nación (SONA) del presidente Rodrigo Duterte. Foto de Kodao Productions, socio de contenido de Global Voices, utilizada con autorización.

El 27 de julio, a pesar de la prohibición oficial de las manifestaciones, activistas filipinos se reunieron frente a la principal universidad estatal del país para expresar su frustración por el Gobierno con motivo del quinto Discurso sobre el Estado de la Nación (SONA) del presidente Rodrigo Duterte.

Ese día, todas las calles, que conducen al campus Diliman de la Universidad de Filipinas en Ciudad Quezón, se llenaron de manifestantes que desafiaron las amenazas de arrestos y el despliegue de más de 6000 policías en la capital. Unas 8000 personas se reunieron en la capital, mientras que cientos más se unieron a las acciones de protesta en otras grandes ciudades de todo el país.

El principal centro de reunión fue el campus Diliman de la Universidad de Filipinas, lugar especial pues un acuerdo obtenido por el movimiento de protesta contra la dictadura de Marcos en la década de 1980 prohíbe el acceso a la Policía y al Ejército. Esto ha hecho de la universidad uno de los pocos lugares que quedan donde la gente puede ejercer su derecho de reunión. El 27 de julio, se establecieron puestos de control policial en sus puertas, aunque no impidió que la gente se reuniera.

La razón principal de la protesta fue la lenta, torpe y militarizada respuesta del gobierno de Duterte a la pandemia de COVID-19. Los activistas también criticaban el aumento de la represión estatal que significó la reciente aprobación de la ley antiterrorista que se teme será una señal para seguir reprimiendo a los críticos del Gobierno. La cifra de casos confirmados de COVID-19 se disparó a 93 000 a finales de julio, pero el gobierno de Duterte sigue desestimando todas las críticas a sus esfuerzos e insiste en que todo sigue bajo control.

Aquí algunas imagines de la manifestación:

“Lucha por el empleo, los salarios y los derechos”, dice el cartel de la izquierda. Foto de Kodao Productions, socio de contenido de Global Voices, foto utilizada con autorización.

Ruleta con las palabras pahirap (responsabilidad), traydor (traidor) y pasista (fascista) para describir el gobierno Duterte. Foto de Kodao Productions, socio de contenido de Global Voices, foto utilizada con autorización.

Trabajadores de la primera línea lideran el grupo sanitario en la manifestación contra el SONA.

Recientemente, la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas alertó sobre el creciente aumento de casos de “etiquetado de rojos (comunistas)”, acoso, detenciones y muerte de activistas con la falsa excusa de ser “terroristas-comunistas” en el país. Esta política no se ha detenido ni siquiera en medio de la pandemia: en efecto, el gobierno de Duterte ha intensificado sus esfuerzos para silenciar páginas independientes de noticias en línea, como Rappler, y sigue acosando a pequeños medios de comunicaciones alternativos. El Congreso de Filipinas, dominado por los aliados de Duterte, rechazó renovar la licencia a ABS-CBN, la mayor emisora de radio y televisión del país, el 10 de julio. La Policía hizo una retada en la oficina de la ONG Kadamy, que lucha contra la pobreza urbana, arrestó sus miembros y confiscó copias del periódico alternativo Pinoy Weekly, que fueron calificados de “documentos subversivos”.

El día del discurso del presidente, el Departamento de Interior y Gobierno Local, liderado por el general retirado Eduardo Año, emitió una orden para prohibir las acciones de protesta.

Sin embargo, los manifestantes siguieron adelante y, como se puede ver en las siguientes fotos, llevaban mascarillas y mantuvieron la distancia física para asegurar su propia seguridad.

Con el nombre del SONA del pueblo unido, la protesta masiva tenía como tema #SONAgkaisa. La etiqueta combina las palabras SONA y nagkaisa (unido) para enfatizar la unión de varias fuerzas y ideologías políticas. Foto de Kodao Productions, socio de contenido de Global Voices, utilizada con autorización.

Foto de la manifestación del 27 de julio de Kodao Productions, socio de contenido de Global Voices, utilizada con autorización.

“Creo que vi este SONA antes y no me gustó el final”. Basura de ley anti terrorista.
—————
Los gais son muy rápidos con el efecto folclorista 😌. ¿Porque qué es Taylor Alison Swift? ¡Una antifascista!

Uno de los momentos memorables de la marcha fue el canto de una adaptación filipina de “Do You Hear the People Sing” (¿Oyes al pueblo cantar?) de la producción teatral de “Los Miserables” de Victor Hugo, “Di Niyo Ba Naririnig?”:

Durante el día de la protesta, el jefe de Policía Metropolitana de Manila, Debold Sinas, ordenó el arresto de cualquiera que fuera visto con pancartas y serpentinas de protesta. En total, se detuvio a 141 personas en todo el país por participar en las protestas, incluidas cuatro mujeres pobres de Pandi, Bulacan, detenidas por haber participado en una protesta en línea. También arrestaron a 64 personas que iban a las protestas de SONA en Cavite, provincia al sur de Manila:

MIRA: Las 64 [personas] de Cavite permanecen detenidas sin motivo explícito en un patio cubierto al lado de la comisaría de Carmona en el barrio de Maduya, Carmona, Cavite.

Fotos de los 64 de Cavite de Bagong Alyansang Makabayan Cavite. SONAgKAISA. Los 64 de Cavite libres.

Más tarde fueron liberados por falta de cargos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.