Comunidades pesqueras de Liberia enfrentan a superarrastradores chinos

Pescadores liberianos sentados en una canoa pesquera en Kru. Cortesía de la Fundación por Justicia Ambiental.

La llegada de seis superarrastradores chinos a Monrovia, Liberia, en junio desencadenó indignación entre los pescadores a pequeña escala del país.

Estos superarrastradores pueden atrapar 12 000 toneladas de pescado al año, lo que es casi el doble de pesca sostenible de especies claves del que dependen los pescadores locales, lo que podría diezmar las existencias pesqueras vitales en apenas unos años.

Los comunidades pesqueras locales se han unido a la Asociación de Pescadores Artesanales de Liberia para pedir al Gobierno que considere el sustento y la seguridad alimentaria de las comunidades costeras y que rechacen la solicitud de licencias pesqueras.

Según una declaración conjunta publicada con la Fundación Justicia Ambiental, la legislación liberiana sobre pesqueras solamente requiere que estas enormes embarcaciones no “amenacen la sostenibilidad de un recurso pesquero” para obtener licencia de la Autoridad Nacional de Pesqueras y Acuicultura.

Pescar sin licencia tiene una sanción de hasta un millón de dólares estadounidenses según las regulaciones pesqueras liberianas, pero la pesca ilegal existe desde hace año en aguas liberianas debido a la falta de vigilancia y patrullaje.

Jerry N. Blamo, presidente de la Asociación de Pescadores Artesanales de Liberia, afirmó:

We sincerely hope that the government will respect Liberian law and protect the interests of local coastal communities and our shared marine environment. Our waters support local jobs and provide good quality food, but granting these massive supertrawlers fishing licenses would destroy that.

Esperamos sinceramente que el Gobierno respete la ley de Liberia y proteja los intereses de las comunidades costeras locales y nuestro ambiente marino compartido. Nuestras aguas brindan puestos de trabajo locales y proporcionan alimentos de buena calidad, pero la concesión de estas licencias de pesca masiva de superarrastradores destruiría eso.

Tácticas de pesca disparatadas llevan a inseguridad alimentaria

En Liberia, cerca del 80 % de las personas dependen de la pesca para proteína esencial y el sector brinda empleo a tiempo parcial o jornada completa a aproximadamente 37 000 personas, según la declaración conjunta.

Cuando los pescadores salen en canoas de estilo kru pueden atrapar hasta 500 kilos al año. En comparación, los superarrastradores tienen la capacidad de atrapar 2,000 toneladas de pescado al año de especies pesqueras que viven en el fondo que son las más importantes para los pescadores. Esta es una amenaza directa para los liberianos, muchos de los cuales viven en pobreza crónica y con inseguridad alimentaria. La mitad de los liberianos vive con menos de dos dólares al día.

Algunos condados costeros, donde viven los grupos a quienes se dirige el proyecto, sufren de altos niveles de pobreza e inseguridad alimentaria, como Margibi, Grand Cess y Robertsport, donde más del 25 % de hogares no tienen seguridad alimentaria, of comparado con el 16 % a nivel nacional, según la declaración conjunta.

Para empeorar las cosas, los superarrastradores llegaron en medio de la pandemia de COVID-19, que amenaza con llevar a millones de los más pobres del mundo a la hambruna.

Charles Simpson, presidente de la Asociación de Gestión Comunitarias del condado de Grand Cape Mount, al noroeste del país, dijo:

Over the last decade, we have worked extremely hard to stop illegal fishing and overfishing. We slowly see more fish for local fishermen to catch and women to process. These supertrawlers would unfairly compete for the same fish as local fishermen and reverse all of that progress. We are calling on the government to safeguard Liberian coastal communities by refusing fishing licenses for these vessels.

En la última década, hemos trabajado muy duro para detener la pesca ilegal y la sobrepesca. Poco a poco vemos más pescado para que los pescadores locales capturen y las mujeres procesen. Estos superarrastradores competirían injustamente por el mismo pescado que los pescadores locales e invertirían todo ese progreso. Pedimos al Gobierno que proteja a las comunidades costeras de Liberia y que deniegue licencias de pesca de estos buques.

Preocupante tendencia

Liberia es ahora el tercer país de África Occidental en ver un súbito aumento de arrastreros industriales chinos desde inicios de 2020. En efecto, la llegada de estos superarrastradores es parte de un gran aumento de embarcaciones de pesca industrial en África Occidental, muchas vinculadas a la creciente flota de aguas remotas chinas.

Presuntamente, estos seis superarrastradores intentaron pescar con red en aguas mozambiqueñas antes de dirigirse a Liberia, según la declaración conjunta.

“El crecimiento de la flota industrial china en África Occidentales muy preocupante. Muchos de estos países tienen flotas pequeñas que son vitales para el sustento local, la estabilidad y la seguridad alimentaria. Casi no tienen opciones de competir con los superarrastradores que pueden aspirar gran cantidad de pescado y avanzar”, dijo Steve Trent, director ejecutivo de EJF.

En Senegal, 52 embarcaciones solicitaron licencia en abril, lo que hubiera generado enorme tensión a los recursos marinos locales. En una victoria para los pesqueros locales y la pesca sostenible, el Gobierno las debe rechazar.

En Ghana, tres nuevos arrastreros de China siguen esperando una decisión del Gobierno, y los pescadores en canoa locales han expresado gran preocupación.

Trent dice que la “Autoridad Nacional de Pesqueras y Acuicultura de Liberia ha tenido un rol positivo en combatir la pesca ilegal y no sostenible”, y exhorto a las autoridades a seguir protegiendo a las pesqueras de Liberia.

No es la primera vez que superarrastradores chinos han intentado pescar en aguas liberianas. Durante años, las comunidades de pesca a pequeña escala han combatido las prácticas ilegal y la sobrepesca que han puesto en riesgo el sustento junto con su rico ecosistema marino.

Los superarrastradores extranjeros también llegan de otras partes del mundo, como Rusia y la Unión Europea, según un informe de la BBC de 2019, pero tres cuartas partes de todos los botes extranjeros en aguas de África Occidental son de China.

En 2010, Liberia estableció una “zona de pesca artesanal” para proteger el derecho de los pescadores de canoas y botes pequeños que ayudó a reponer existencias de pescado y mejorar la calidad de la pesca.

P. Nyantee Sleh, presidente de las asociaciones de gestión comunitarias de los condados de Montserrado y Bomi, también en el noroeste de Liberia, dijo:

Small-scale fishing is an important source of jobs for people here in Monrovia, and across the country. In earlier decades, local fishermen could not earn a livelihood because of rampant overfishing, but in recent years things have improved. These supertrawlers would be a big step backwards — harming jobs and future food security.

La pesca a pequeña escala es una importante fuente de trabajo para la gente aquí en Monrovia, y en todo el país. En décadas anteriores, los pescadores locales no podían ganarse la vida debido a la sobrepesca desenfrenada, pero en los últimos años las cosas han mejorado. Estos superarrastradores supondrían un gran paso atrás, y perjudicarían los puestos de trabajo y la futura seguridad alimentaria.

Hacia fines de julio, los seis superarrastradores habían solicitado licencia y estaban atracados en el puerto de Monrovia a la espera de una decisión del Gobierno.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.