Apelación judicial dice que respuesta de Guyana a resultado electoral está en el nuevo conteo

Los tres jueces del Tribunal de Apelaciones de Guyana dictan su fallo en el caso de las elecciones de Misenga Jones, 30 de julio de 2020. Captura de pantalla tomada de la transmisión en directo de la sentencia de Stabroek News.

El 30 de julio, el Tribunal de Apelación de Guyana dictó su sentencia en la acción interpuesta por Misenga Jones, partidario de la coalición gobernante Alianza para la Unidad Nacional/Alianza para el Cambio (APNU+AFC), que solicitó al tribunal descartar los números del recuento electoral.

En una decisión unánime que fue transmitida en vivo, el tribunal de apelaciones del país determinó que los votos del recuento debían usarse para determinar y declarar el resultado de las elecciones generales, que tuvieron lugar hace casi cinco meses, el 2 de marzo.

Jones había argumentado que las cifras presentadas por Clairmont Mingo, funcionario electoral a cargo de la Región 4, el distrito en torno al cual gira la controversia sobre los resultados de las elecciones, debían usarse para preparar el informe del presidente del órgano electoral.

En Guyana, los resultados de las elecciones deben verificarse por medio de declaraciones de la votación; los resultados iniciales declarados por Mingo han sido leídos en una hoja de cálculo.

Los tres jueces presidentes también dictaminaron que el presidente del órgano electora,  Keith Lowenfield, debe presentar su informe oficial basado en los resultados del recuento.

Lowenfield había dicho inicialmente que creía que varias urnas estaban “infectadas” [votos que no pueden ser confirmados como legítimos]; a pesar de la clara legislación en contrario, mantuvo que no iba a incluirlas en el recuento. Ahora, parece que no tendrá otra opción.

La resolución sigue la línea de la resolución de la Corte de Justicia del Caribe, que afirma:

Unless and until an election court decides otherwise, the votes already counted by the recount process as valid votes are incapable of being declared invalid by any person or authority.

A menos que un tribunal electoral decida lo contrario, y hasta así lo decida los votos, ya contados por el proceso de recuento como votos válidos no pueden ser declarados nulos por ninguna persona o autoridad.

Ambas sentencias son contrarias a la posición del Gobierno, que reiteró en una declaración del 26 de julio que los “votos fraudulentos deben ser excluidos” del recuento. Las leyes de Guyana solo permiten impugnar la validez de los votos mediante una petición electoral después de que se haya declarado el resultado general de las elecciones y haya un gobierno en funciones. La impugnación de la legitimidad de votos no puede hacerse durante el propio proceso.

El comunicado de prensa de APNU+AFC también afirmó:

The APNU+AFC entered into the recount process with the expectation that the misgivings regarding the Mingo declarations would be investigated. Unlike 1997 [when Janet Jagan took the presidential oath under the People's Progressive Party (PPP)] President Granger did not have himself sworn in secretly, but suggested a recount as we have nothing to hide. What came out of the process was indications of massive fraud and ‘rigging’ perpetrated and to the benefit of the PPP.

La APNU+AFC entró al proceso de recuento con la expectativa de que se investigaran las dudas por las declaraciones de Mingo. A diferencia de 1997 [cuando Janet Jagan prestó juramento presidencial bajo el Partido Popular Progresista (PPP)], el presidente Granger no se hizo jurar en secreto, pero sugirió un recuento de que no tenemos nada que ocultar. Lo que salió del proceso fueron indicios de fraude masivo y “arreglo” perpetrado y en beneficio del PPP.

Los abogados que representan al PPP de la oposición sostuvieron sistemáticamente que cualquier impugnación del recuento solo puede abordarse mediante una petición electoral, y pidieron al tribunal de apelaciones que permitiera a la Comisión Electoral de Guyana (GECOM) ultimar y declarar los resultados de la elección.

Ahora que la sentencia ha allanado el camino para que esto suceda, queda por ver si la APNU+AFC se retirará fácilmente.

Una vez anunciada la decisión, el presidente David Granger dijo que aceptaría la declaración del GECOM sin condiciones, aunque incluya votos que su partido considere inválidos.

Sin embargo, en un video de Facebook publicado poco después de la emisión del fallo, el director de campaña de APNU+AFC, Joseph Harmon, dejó constancia de su insatisfacción con la “forma en que se constituyó el tribunal [de apelaciones]”, y sugirió que el fallo “no era sólido desde el punto de vista jurídico”. También reiteró la postura del partido de que los “votos fraudulentos no pueden ser la base de una declaración final”.

Las dos posiciones diferentes han aumentado las especulaciones públicas sobre la existencia de una brecha cada vez mayor en el seno de la coalición, que el partido no parece estar preparado para sobrevivir.

En respuesta a las afirmaciones de la APNU+AFC sobre los votos fraudulentos, el informe del Equipo de Observadores de la Comunidad del Caribe (CARICOM) concluyó que las irregularidades identificadas no eran “motivo suficiente para invalidar la tabulación de los votos en el recuento y, por lo tanto, […] NO constituyen motivos suficientes para impugnar la integridad del proceso de recuento”.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.