En Trinidad y Tobago, usar iconografía negra en publicidad por el Día de la Emancipación es contraproducente

Imagen del puño en alto como símbolo de resistencia, asociado principalmente con poder del movimiento negro y que ahora se asocia con el movimiento Black lives matter. Fotografía de Paul VanDerWerf a través de Flickr (CC BY 2.0).

Uno de los efectos en cadena del movimiento Las vidas negras importan (Black lives matter, o BLM) ha sido la introspección personal cuando de discriminación racial se trata. Luego de que el video del asesinato de George Floyd a manos de policías de Mineápolis, Minnesota, desatara protestas a nivel mundial — incluso en el Caribe — varias personas han estado informándose y concientizándose sobre sus privilegios. Ahora que BLM ha captado la atención de una gran mayoría, hasta las empresas se empeñan en defender causas que luchan contra el racismo.

El 1 de agosto, en Trinidad y Tobago, el deseo de ser percibidos como “atentos” y solidarios con la causa tuvo un tinte interesante en el Día de la Emancipación, fecha que conmemora la liberación de los esclavos africanos en las antiguas Indias Occidentales Británicas.

Trinidad y Tobago, como otros territorios del Caribe, cuenta con un historial de ocupación, colonización y esclavitud, y en 1985 se convirtió en el primer país independiente en el mundo en declarar la Emancipación como feriado nacional.

Como de costumbre, las páginas de los periódicos locales se llenaron con mensajes de empresas en reconocimiento del aniversario de la abolición de la esclavitud.

El puño levantado y cerrado

Varios anuncios que no lograron el efecto deseado, representaron el símbolo del puño levantado, que comúnmente se asoció a fines de la década de 1960 y principios de los años 1970 con el movimiento del Poder Negro, y en la actualidad se lo asocia con Black lives matter.

Stag, cerveza elaborada en el país, publicó la imagen de un puño saliendo de una de las botellas con la etiqueta de la marca y el mensaje “Ábrete a la libertad en cada sorbo”.

Captura de pantalla del anuncio de Stag por el Día de la Emancipación tomada de la página de Facebook de la marca.

Algunos usuarios expresaron su descontento con la trivialización de la importancia de la Emancipación mientras que otros comentaron que los ofendidos son de “cristal” e “hipersensibles”.

No obstante, el anuncio con el sabor más amargo provino de KFC, que publicó la imagen de un muslo de pollo cuya sombra representa la imagen del puño levantado en resistencia. Las redes sociales explotaron contra la audacia de este estereotipo y varios usuarios se preguntaron si siquiera era auténtico.

La publicación (y sus comentarios) fueron eliminados luego del revuelo, pero varios cibernautas guardaron capturas de pantalla:

La franquicia de KFC en Trinidad y Tobago eliminó de las redes sociales este anuncio en conmemoración del 1 de agosto, Día de la Emancipación de Trinidad y Tobago, después de causar una respuesta negativa bien merecida. Otro motivo para diversificar los equipos y empresas de marketing. No es malo reírse para expresar conmoción y enojo.

Kat Brat comentó:

There was a time when our ancestors weren't even given a drumstick to eat. They lived on chicken feet and whatever else the slave masters were discarding.

🙄

EDIT: Of course it has been removed. Now we await the bs apology and how determined they are to work with bla…ah..blah..blah

Hubo una época en que a nuestros ancestros ni se les daba un muslo de pollo para comer. Vivían de patas de pollo y cualquier otra cosa que los esclavistas desecharan.

🙄

Agregado: Obviamente lo eliminaron. Ahora esperamos la estúpida disculpa y ver lo muy decididos que están de trabajar con bla.. .ah.. blah.. blah

La inadecuada disculpa, que hizo uso de la palabra “reconocido” tres veces, finalmente fue publicada a las 20:03 horas, hora de Trinidad y Tobago, pero luego publicaron otro anuncio que también demostró no entender la situación. Esta vez, se muestra un globo rojo que destaca la cara del coronel Sanders, que está por sobre un montón de globos blancos inmóviles.

“FELIZ DÍA DE LA EMANCIPACIÓN El 1 de agosto de 1985, Trinidad y Tobago se convirtió en el primer país en el mundo en declarar una festividad nacional para conmemorar la abolición de la esclavitud”.
Segundo intento de la franquicia de KFC en Trinidad y Tobago de crear un anuncio por el Día de la Emancipación. Captura de pantalla tomada de la página de Facebook de la empresa que después fue eliminada.

De acuerdo con el usuario de Facebook Michael Lee Poy, que hizo un comentario en la publicación de Stag, todo se resume a la intención, si la empresa realmente cree en la causa o simplemente busca promocionar la marca y vender más productos a costa de movimientos sociales que han captado la imaginación de las personas.

Romper cadenas

El partido político opositor, el Congreso Nacional Unido, cometió otro error evidente al publicar un anuncio que fue entendido mayoritariamente como “Toda vida vale”:

“EMANCIPACIÓN, UN TRIUNFO DEL ESPÍRITU HUMANO”.
Captura de pantalla de la publicidad del Congreso Nacional Unido por el Día de la Emancipación, que se publicó en el periódico Express el 1 de agosto de 2020.

Usar niños de tez clara y una foto de la líder del partido político bajo la imagen de un par de manos —que ni siquiera parecen negras— liberándose de los grilletes solo logró arrebatarle a la gente negra sus logros y trivializar el sufrimiento padecido hace 186 años, en el mismo aniversario de la abolición de la esclavitud.

“Acción reparadora”

Como consecuencia de tales desaciertos, un consorcio compuesto por el Comité de Apoyo a la Emancipación, el Instituto de Educación Kwame Ture, el movimiento estudiantil Rhodes Must Fall Caribbean, y la Coalición de Artistas de Trinidad y Tobago, pide que “se ponga en debate una acción por daños y perjuicios” contra Prestige Holdings Limited, la empresa dueña de la franquicia de KFC local.

El consorcio todavía no ha decidido si abordarán otras empresas y organizaciones que también crearon anuncios ofensivos, pero sí lanzaron un comunicado sobre las imágenes de KFC, a las que se refirieron como “racistas, despectivas y que minimizan la lucha del pueblo africano por la igualdad racial, particularmente en relación a la Revolución del Poder Negro, que celebra 50 años, y al movimiento contemporáneo Black lives matter:

This ad brings to light greater issues of the way that Africans are represented in media and how careless and flippant many media programmers are with African icons, legacy, and symbols. […]

The battle is to eliminate destructive and debased colonial stereotypes which repeatedly project our people as lazy, savage, evil, criminal, and ignorant. The battle is to ensure that Black dignity, Black heroes, heroism and even super-heroism become more commonplace in modern storytelling.

We cannot allow a major Caribbean corporate player to perpetuate demeaning images of African People at any time—and more so on a day that is sacred to us, when we pay homage to our ancestors whose sacrifice resulted in the freedoms we celebrate on Emancipation Day.

Esta publicidad revela la gravedad de cómo se representa a los africanos en los medios y lo poco cuidadosos y respetuosos que son varios medios respecto a los íconos, el legado y los símbolos africanos. […]

La batalla es sobre la eliminación de estereotipos coloniales destructivos y degradantes que muestran repetidamente a nuestra comunidad como ociosos, salvajes, malos, delincuentes e ignorantes. Nuestra lucha trata de asegurar que la dignidad negra y los héroes negros así como el heroísmo y el superheroísmo sean normales en la narrativa moderna.

No podemos permitir que una de las mayores empresas del Caribe siga mostrando imágenes humillantes de la población africana en cualquier momento, y menos aún en un día que es tan sagrado para nosotros, cuando homenajeamos a nuestros ancestros cuyo sacrificio dio origen a la libertad que celebramos el Día de la Emancipación.

La colaboración que el consorcio espera incluye un “componente de alcance público, corporativo y de la industria publicitaria […] para asegurarse de que no se vuelva a cometer un error tan grave al representarlos”.

Cuando las organizaciones intentan ponerse al frente de un movimiento social es mejor que sepan lo que hacen, porque los consumidores pueden detectar cuando no son sinceros. Es por esto que hoy en día el tristemente célebre anuncio —en el que, al ofrecer una lata de Pepsi a un policía, Kendall Jenner suaviza un tenso enfrentamiento con los manifestantes— ha sido motivo de burlas de los manifestantes de Black lives matter.

Como explicó en Facebook la fotógrafa trinitense María Nunes:

We are still far from free of racism and the kind of thinking that views some human beings as more entitled, more valuable, more intelligent, more worthy, than other human beings based on skin colour, where you live, what work you do, your gender identity, what clothes you wear, and on and on. [Emancipation] is a day to remember that contemporary forms of slavery exist in the world today, that human beings are still being trafficked for profit, right here in our midst, and across the world. Today is very much a day of celebration, a day of remembrance, but also a day of reflection.

Estamos lejos de eliminar el racismo y el tipo de creencias que ven a algunos seres humanos con más derechos, más importantes, inteligentes y valiosos que otros seres humanos por el color de piel, lugar de procedencia, actividad laboral, sexo, tipo de ropa que se usa, etcétera. [La Emancipación] es un día para recordar que las formas contemporáneas de esclavitud todavía existen en el mundo, que aún existe el tráfico humano para obtener ganancias, justo aquí alrededor de nosotros, y en todo el mundo. Ciertamente hoy es un día de celebración, un día de conmemoración, pero también de reflexión.

Hay una diferencia entre tomar partido por temas sociales urgentes y considerar estos asuntos como una mera oportunidad de marketing.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.