“Hiroshima Timeline” utiliza tuits para reflejar experiencias en tiempo real del primer bombardeo atómico del mundo

Hiroshima Timeline NHK on Demand

Captura de pantalla del documental “Hiroshima Timeline” en NHK on Demand.

Con ocasión de los 75 años del bombardeo atómico de Hiroshima, el 6 de agosto de 1945, la cadena pública japonesa NHK lanzó una innovadora forma de conmemorar el primer uso mundial de armas nucleares. El proyecto  “¿Y si hubieran tenido medios sociales en 1945?” (もし、75年前にSNSがあったら) utiliza tuits imaginarios basados en entradas del diario de tres personas que vivieron el bombardeo de Hiroshima. Tres cuentas de Twitter creadas para este proyecto publican una cronología de tuits en tiempo real, antes, durante y después del ataque a la ciudad japonesa.

Los tuits de Yasuko están tomados de entradas de 1945 en el diario de Imai Yasuko, entonces de 26 años. Su diario (en japonés), del 1 al 7 de agosto de 1945 puede consultarse en este enlace: 👇
https://www.nhk.or.jp/hibaku-blog/timeline/genbun/yasuko/434035.html

Se decidió utilizar las entradas del diario para este proyecto después de que las leyeran tres mujeres que viven actualmente en Hiroshima y que después dieron a conocer su importancia.

Con tres cuentas de Twitter, el proyecto “Hiroshima Timeline” [Cronología de Hiroshima] sigue las vidas en 1945 de Koichiro Osa (@nhk_1945ichiro), periodista del Chugoku Shimbun de 32 años, Yasuko Imai (@nhk_1945yasuko), ama de casa de 26 años embarazada de su primer hijo y Shunichiro Arai (@nhk_1945shun), alumno de secundaria de 13 años.

El 6 de agosto de 1945, en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, un avión estadounidense lanzó una bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima, al oeste de Japón. Unas 80 000 personas —el 30 % de la población de Hiroshima en ese momento— murieron de forma instantánea, y gran parte de la ciudad quedó totalmente destruida. Tres días después, el 9 de agosto, la ciudad de Nagasaki sufrió un ataque similar.

Para el proyecto “Hiroshima Timeline” se pusieron en marcha tres cuentas de Twitter a finales de marzo de 2020, con un formato retrospectivo para publicar observaciones y experiencias de la vida diaria de hace 75 años en los meses anteriores al bombardeo del 6 de agosto de 1945.

En abril de ese año, Shunichiro Arai acababa de entrar a la secundaria y todavía estaba aprendiendo cómo funcionaban las cosas.

(26 de abril de 1945)

Hoy, en clase de matemáticas hemos aprendido cómo calcular áreas. Le dejé al jefe de clase (級長) mi goma de borrar preferida. Aunque prometió devolverla después de la clase, dijo que había “desaparecido”. Cuando se comporta de una manera tan descuidada, no me extraña que todo el mundo diga que es un idiota.

Según un artículo del Tokyo Shimbun, el proyecto “Hiroshima TimelineW ha sido supervisado por el dramaturgo Yaginuma Akinori. En el proyecto han participado ciudadanos de Hiroshima de distintas edades y de todos los ámbitos de la sociedad. Han ayudado a escribir los tuits. Los participantes leyeron periódicos de la época para entender las vidas, personalidades y sensibilidades de las tres personas que intervienen en “Hiroshima Timeline”.

Los tuits se publicaron según las correspondientes entradas en los diarios, pero se reescribieron en un lenguaje más accesible y contemporáneo con la intención de presentar al gran público lo que la gente común y corriente pensaba y sentía durante la época de la guerra.

El proyecto también muestra una perspectiva testimonial del 6 de agosto de 1945, cuando un avión estadounidense lanzó una bomba atómica sobre Hiroshima.

El periodista Koichiro Osa acababa desayunar en su casa de los suburbios y se preparaba para ir al trabajo cuando la bomba explotó. Con la boca llena de tierra, lo primero que hizo fue asegurarse de que su esposa estaba a salvo antes de aventurarse hacia el centro de la ciudad.

(6 de agosto de 1945)

¿Qué ha sido eso? Un fuego abrasador agita las aguas del río Sarugawa, bramando con un desgarrador rugido. Es el infierno en la Tierra. Un enorme infierno ardiente.

El estudiante de secundaria Shunichiro Arai también vivía en las afueras de Hiroshima, pero ya estaba camino de la escuela cuando la bomba explotó. Vio escenas apocalípticas mientras caminaba entre las ruinas de la ciudad, como una lenta columna de víctimas con graves heridas y quemaduras.

(6 de agosto de 1945)

Rostros totalmente destruidos, narices y ojos borrados. No es posible que sean personas, aunque tengan forma humana…

Yasuko, ama de casa cuyo marido se encontraba fuera de Hiroshima reclutado por el Ejército, también sobrevivió a la explosión inicial. “Hiroshima Timeline” describe su experiencia en un tuit que se compartió miles de veces:

(6 de agosto de 1945)

Un increíble destello de luz, un estruendo en la tierra, toda la casa se bambolea mientras las tulipas de las lámparas estallan y las ventanas revientan.

El realismo es tan grande que un lector preocupado preguntó sobre el bebé que esperaba Yasuko:

¡Yasuko-san! ¿Está bien el bebé de tu barriga?

La cuenta de Twitter de Yasuko Imai ha sido gestionada en parte por Naori Fukuoka, que vive en Hiroshima cuyos abuelos sufrieron el bombardeo y después tuvieron que convivir con la devastación y las dificultades que persistieron durante años después del final de la guerra en agosto de 1945.

En una entrevista con Tokyo Shimbun, Fukuoka dijo:

8月6日に焼け野原になってたくさんの人が亡くなったことだけが原爆じゃない […] ずっと放射能の怖さを感じ、大勢の死傷者を見たトラウマ(心的外傷)と生きなくちゃいけない。原爆とは何だったか、私たちが考え出すのはこれからだと思う.

La bomba atómica no solo mató a las personas de una zona de tierra arrasada el 6 de agosto de 1945 (…). Desde ese día todos hemos tenido que vivir con el miedo a la radiación, y colectivamente, con el trauma de ser testigos de una masacre. Cuando la gente se pregunta qué sucedió ese día, depende de nosotros transmitir ese recuerdo.

El proyecto “Hiroshima Timeline” continuará publicando tuits basados en los diarios de los tres testigos hasta finales de diciembre de 2020.

El documental “Hiroshima Timeline” puede verse en línea aquí.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.