Cinco meses después de las elecciones, Guyana toma juramento a nuevo presidente

Nuevo presidente de Guyana, Mohamed Irfaan Ali, en su ceremonia de juramentación, 2 de agosto de 2020. Captura de pantalla de un video de YouTube publicado por Guyana Uncut.

Cinco meses después de las elecciones generales 2020 de Guyana, realizadas el 2 de marzo, el país tiene un nuevo presidente.

El 2 de agosto, Claudette Singh, presidenta de la Comisión Electoral de Guyana (GECOM), declaró a Mohamed Irfaan Ali como noveno presidente ejecutivo al confirmar los resultados electorales a favor del opositor Partido Progresista del Pueblo (PPP).

La coalición que gobernaba el país, Una Asociación para la Unidad Nacional/Alianza para el Cambio (APNU+AFC), insistió en que los votos que recibió en su bastión electoral, el distrito de Región 4, eran fundamentales para ganar, pero todo el proceso se vio obstaculizado por la manera en que se computaron los resultados de la región, con hojas de cálculo y no declaraciones del sondeo, método legalmente aplicable.

La situación indujo un interminable proceso que incluyó verificaciones, mandatos, intervención de la Comunidad del Caribe (CARICOM), un recuento y acciones judiciales que impugnan los resultados, algunos de los cuales llegaron hasta la Corte Caribeña de Justicia, la máximo corte de apelaciones de Guyana.

Sin embargo, cuando la Corte de Apelaciones de Guyana resolvió que el recuento de votos se debía usar para determinar y declarar el resultado de las elecciones generales –y el informe oficial de GECOM se debe basar en ese conteo– el final estaba a la vista.

En menos de dos horas tras la declaración oficial del GECOM, el presidente Ali prestó juramento en el Centro de Conferencias Arthur Chung en la capital, Georgetown. El secretario general del PPP y expresidente Bharrat Jagdeo prestó juramento como vicepresidente. Por su parte, Mark Phillips, exjefe de gabinete de las Fuerzas de Defensa de Guyana, prestó juramento como primer ministro. Se espera que el nuevo gobierno del PPP anuncie más designaciones al gabinete pronto.

Stabroek News, considerado el diario más confiable del país, señaló que las cosas tomaron un paso dramáticamente expeditivo cuando se hizo la declaración. pero describió la declaración de la funcionaria de relaciones publicas del GECOM, como “sucintas”:

[The Chief Election Officer] CEO submits report to Chairperson using results of the recount of ballots cast at the General and Regional Elections.

El director general electoral envía informe al presidente [del órgano electoral] con resultados del recuento de cédulas emitidas en las elecciones generales y regionales.

El 6 de marzo, Stabroek News publicó un editorial en el que acusa al GECOM de “trabajar en interés” del Gobierno y de “manipular las elecciones generales 2020 delante de nuestros ojos”.

Un comunicado del GECOM explicó que después de que el jefe electoral, Keith Lowenfield, enviara su informe basado en los resultados del recuento de votos, por instrucciones de la corte de apelaciones, la comisión se reunió el 2 de agosto para “deliberar sobre el informe”.

Una declaración del Ministerio de la Presidencia decía:

President David Granger, this morning, received a call from the Chairman of the Elections Commission, Justice (Ret’d) Claudette Singh who invited him to a conversation with Opposition Leader Mr. Bharrat Jagdeo to discuss the way forward.

The President explained that he had no objection to speaking with Mr. Jagdeo but as far as a proposed declaration is concerned, he recognised that the Commission has a legal obligation as a result of the recent ruling of the Court of Appeal, to proceed with a declaration.

President Granger said that notwithstanding that declaration, the APNU+ AFC coalition maintains that the anomalies and irregularities which have been uncovered during the recount process cannot be accepted and will form the grounds for an election petition.

Esta mañana, el presidente David Granger recibió una llamada de la presidenta de la Comisión Electoral, la jueza (R) Claudette Singh, que lo invitó a una conversación con el líder de la oposición, señor Bharrat Jagdeo, para discutir el camino a seguir.

El presidente explicó que no tenía ninguna objeción a hablar con el señor Jagdeo pero que, en lo que respecta a una propuesta de declaración, reconocía que la comisión tiene la obligación legal, como resultado del reciente fallo del Tribunal de Apelación, de proceder a una declaración.

El presidente Granger dijo que, a pesar de esa declaración, la coalición APNU+ AFC sostiene que las anomalías e irregularidades descubiertas durante el proceso de recuento no pueden aceptarse y constituirán la base de una petición electoral.

Sin embargo la declaración del GECOM decía que el PPP prefería no participar en ninguna discusión hasta que el GECOM hiciera su declaración. Cuando esto se cumplió, Bharrat Jagdeo dijo que el PPP se “comprometería a conversar sobre un modelo de gobernabilidad”.

GECOM se volvió a reunir por la tarde para “deliberar sobre el informe del jefe del órgano electoral”, y tras “cuidadoso examen […] la jueza Claudette Singh declaró a Mohamed Irfaan Ali como presidente de la República Cooperativa de Guyana”.

El saliente presidente David Granger emitió luego una declaración:

The APNU+AFC Coalition respects the lawful consequences of the “declaration” as announced by the Chairman of the Elections Commission. I maintain that the Report ordered by the Court and presented to the Commission contains significant anomalies and irregularities.

The APNU+AFC Coalition cannot endorse a flawed Report and will continue its campaign to ensure that the votes of all Guyanese are accurately recorded, tallied and reported.

The APNU+AFC Coalition will challenge the declared results lawfully, peacefully and purposefully.

La Coalición APNU+AFC respeta las consecuencias legales de la “declaración” anunciada por el presidente de la Comisión Electoral. Sostengo que el Informe ordenado por el Tribunal y presentado a la Comisión contiene importantes anomalías e irregularidades.

La Coalición APNU+AFC no puede respaldar un Informe defectuoso y continuará su campaña para asegurar que los votos de los guyaneses se registren, cuenten e informen con exactitud.

La Coalición APNU+AFC impugnará los resultados declarados de forma legal, pacífica y resuelta.

Sin embargo, la impugnación pendiente no parece preocupar a muchos.

En Twitter, el secretario adjunto interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, Michael G. Kozak, reconoció al nuevo presidente:

¡La democracia gobierna en Guyana! Hoy, Mohamed Irfaan Ali prestó juramento como presidente, lo que refleja la voluntad del pueblo guyanés.

Felicitamos al presidente Ali y esperamos trabajar con todo para apoyar el desarrollo de Guyana en beneficio de todo su pueblo.

Días después, el 30 de julio, Kozak tuiteó su insatisfacción con el prolongado proceso democrático de Guyana, lo que llevó a algunos a especular que la presión de Estados Unidos puede haber apresurado la decisión de APNU+AFC de dejar el mando del país:

Hoy hemos tomado medidas para prohibir la entrada a Estados Unidos a otros altos funcionarios responsables o cómplices de socavar la democracia en Guyana.

Estados Unidos no se quedará callado mientras el régimen de Granger siga desafiando la voluntad del pueblo guyanés. La democracia debe prevalecer.

El Gobierno de Estados Unidos ya había aplicado sanciones en forma de revocación de visas a “personas responsables y cómplices en minar la democracia en Guyana”, y presionó a sus aliados de que se les unieran.

También hubo preocupaciones de que la situación política afectaría negativamente el futuro económico del país.

Pese a estimados de que los recursos recién descubiertos en el Bloque Stabroek de Guyana se estiman en más de 8000 millones de barriles de petróleo, y un anuncio del 30 de julio de Hess Corporation –que está promoviendo el lugar en conjunto con ExxonMobil y CNOOC Limited– en el sentido de que recientes evaluaciones identificaron dos yacimientos más de alta calidad, la revista Forbes confirmó que “para las empresas de petróleo y gas […] que buscan hacer negocios en las costas de Guyana, la resolución de esta elección y el retorno a la estabilidad del Gobierno es un factor clave”.

Como nuevo presidente de Guyana, ahora será responsabilidad de Mohamed Irfaan Ali proteger el patrimonio del pueblo guyanés y administrar de manera transparente esos miles de millones de dólares en nuevos ingresos petroleros, que tienen el potencial de transformar completamente el país.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.