A 30 años de su trágica muerte, icónico músico soviético Viktor Tsoi sigue inspirando a manifestantes

Foto del muro de Viktor Tsoi en el centro de Minsk. La principal inscripción dice: “Sabías que todo estaría mal, pero lo que no sabías es que ocurriría tan rápido”, inspirado en una de sus canciones. Foto de Filip Noubel, usada con autorización.

El 15 de agosto se cumplieron 30 años de la trágica muerte de Viktor Tsoi, cantante de rock ruso-coreano que murió en un accidente de auto en 1990.

Tsoi y su banda, Kino, saltaron a la fama en los últimos años de la Unión Soviética y siguen siendo muy queridos. Tres décadas después de su muerte, Tsoi sigue teniendo nuevos seguidores —sobre todo en estados de la antigua Unión Soviética como Kazajistán o Bielorrusia— que están muy inspirados por su mensaje antiautoritario.

Hasta generaciones de hablantes de ruso más jóvenes que no recuerdan el periodo soviético están fascinados con la historia de Viktor, el rebelde, que se puso al lado del pueblo contra el sistema.. Muchas de sus canciones tienen un claro subtexto político que llaman a la desobediencia e instan a los jóvenes a ignorar a las autoridades y a que tomen el control de su futuro.

Una de las canciones más famosas de Tsoi, “Перемен!” [¡Cambio!], lanzada en mayo de 1986, está teniendo un aumento de popularidad.

La letra dice:

Перемен требуют наши сердца
Перемен требуют наши глаза
В нашем смехе
И в наших слезах
И в пульсации вен
Перемен!
Мы ждём перемен…

Cambio es lo que nuestros corazones necesitan
Cambio es lo que nuestros ojos necesitan
En nuestra risa
Y en nuestros ojos
Y en el pulso de nuestras venas
¡Cambio!
Esperamos cambio…

“¡Cambiose ha convertido en un himno de protesta en Bielorrusia, donde la interpretan y cantan los opositores al presidente Alyaksandr Lukashenko, acusado de haber hecho fraude en las elecciones presidenciales del 9 de agosto a su favor.

En Almaty, ciudad de Kazajistán donde se erigió una estatua de Tsoi el 21 de junio de 2018 en honor de sus numerosos vínculos con el país donde nació y vivió su padre, el monumento ha sido escenario de acciones de protesta contra el Gobierno, como se ve en este tuit:

“Y no hay nada más
Todo está dentro de nosotros” [letra de “Cambio” (Перемен)]

Viktor Tsoi salió a protestar en Almaty con un afiche que dice “Cambios”.

Yevgenia Plakhina, treintañera colaboradora de Global Voices y gran observadora de la cultura pop kazaja, publicó esta opinión:

Мне кажется, для людей моего поколения нет более знаковой песни, чем Перемен, когда речь идет о политическом протесте.

Creo que para la gente de mi generación, ninguna canción es más emblemática que Перемен [Cambio], cuando habló de manifestaciones políticas.

Un sentir similar expresó Hamdam Zakirov, DJ de Uzbekistán que vive en Finlandia y que tiene un canal de YouTube sobre música soviética y uzbeka:

Песня “Перемен”, конечно, не имеет аналогов по своей энергетике и довольно простым ясным словам. Да и за годы, эта песня только набирает звездочки, как марочный коньяк. После событий в Беларуси её статус “гимна свободы” только укрепится.

Por supuesto que la canción “Cambio” no tiene equivalente dada su energía y letra simple y clara. Y con el tiempo, como el coñac de calidad, esta canción logra más estrellas. Después de los acontecimientos en Bielorrusia [manifestaciones luego de las disputadas elecciones presidencial] la condición del a canción como “himno a la libertad” solamente se vuelve más fuerte.

El músico que hizo del rock soviético en ruso un fenómeno global

Plakhina recuerda cómo Kino entró a su vida:

Мне кажется, что Кино всегда было в моей жизни по умолчанию. Если честно, даже трудно отследить, когда именно я начала слушать Кино. Осознанно, наверное, лет в 12. Я всегда чувствовала в Кино бунтарство и неприкаянность – мы, алматинские подростки, были такими. И, где бы мы не были сейчас, при первых аккордах встаем в стойку и поем все слова наизусть.

Me parece que Kino ha estado siempre presente en mi vida por defecto. En verdad, es difícil rastrear exactamente cuándo empecé a escuchar a Kino. Supongo que a los 12 años. Siempre sentí ese espíritu de rebelión y desobediencia – los adolescentes de Almaty éramos así. Y no importa dónde estemos hoy, al oír esos coros nos paramos y cantamos toda la letra que sabemos de memoria.

Bektour Iskender, director y capacitador de medios de Kirguistán, recuerda:

Я открыл для себя Цоя относительно поздно — только в 2002 году, в возрасте семнадцати лет. К тому времени я уже довольно детально изучил англоязычный рок 1960-х и 1970-х, а рок на русском языке мне почему-то был не очень интересен. Пожалуй, Цой и “Кино” стали первыми русскоязычными музыкантами, которые мне действительно очень понравились.

Descubrí a Tsoi algo tarde, en 2002, cuando tenía 17 años. Para entonces, había estudiado con detalle rock en inglés de las décadas de 1960 y 1970 , y por alguna razón, la música en ruso no me atraía. Tsoi y Kino fueron los primeros músicos en ruso que me gustaron.

Pero la leyenda de Tsoi transciende las frontera del mundo rusoparlante. En 1989, en plena perestroika, a Kino se le permitió ir a Occidente para actuar. Joël Bastenaire, productor musical que se describe como experto en Rusia y Asia, organizó la gira de Tsoi en Francia, y en 2012 escribió un largo ensayo llamado “La imagen del cuerpo de Tsoï” sobre la experiencia en un tiempo en que pocos en Occidente asociaban la Unión Soviética con músicos subterráneos rebeldes:

On voit là ressurgir ici la même fascination qui est déjà à l’œuvre dans le public du groupe Kino à partir de l’année 1987. Le mystère tient à la fascination qu’exerce la plastique de Tsoï. Le corps d’un fauve, d’un félin : aucune lourdeur dans la pose, extraordinaires vivacité et souplesse, innocence du chat jouant avec une ficelle. Il suffit de revoir la scène de l’idylle sur la mer d’Aral, quand Victor poursuit puis dépasse Smirnova dans les traces desséchées d’un camion puis monte sur le bateau par la chaîne d’ancrage et finit par grimper sur le mât.

Acá se puede ver la misma fascinación ya existente en la audiencia de Kino desde 1987. El misterio yace en la fascinación que inspira el lenguaje corporal de Tsoi. El cuerpo de un animal salvaje, un felino, nada de pesadez en su postura, una vivacidad y flexibilidad extraordinarias, la inocencia de un gato que toca algo de cuerdas. Solamente se debe revivir esta idílica escena por el mar de Aral, cuando Viktor persigue y alcanza a la actriz Smirnova en las huellas secas de las ruedas de un tractor, luego trepa a un bote con una cadena de ancla y termina trepando por el mástil.

En una conversación con Global Voices, Bastenaire recuerda el encuentro entre Tsoi y Occidente:

La tournée a eu lieu en avril 89, pour la promotion de l’album “Dernier des Héros” que j’ai d’abord fait paraître en France deux semaines avant le Printemps de Bourges, festival auquel nous avions associé KINO et deux autres groupes. Les « gens » de St Pétersbourg le savent tous, ils se sont arrachés les images et les bribes de films.  En province et en Asie centrale, ces faits ont été occultés par l’aura du film Igla de Nougmanov qui, en voulant faire de Victor une icône, a travesti sa vraie nature et son histoire de rocker urbain. Le film est « bon » en ce qu’il a de vrai malgré le scénario convenu.

Tsoï a toujours dit que mon Dernier des héros était le meilleur mix et a demandé que l’album de l’automne 1990 soit mixé en France avec moi. C’est pour cela que j’ai fait l’album noir avec les 3 musiciens immédiatement après son décès. J’ai influé sur le travail de trois morceaux, dont le hit Kukushka.

Tsoï n’a pas aimé ses tournées en Occident, il attendait plus ce ce qui était programmé au Japon et en Corée du Sud vers octobre 1990 ou mars 1991. Il n’a pas aimé la morgue des journalistes français.

La gira tuvo lugar en abril de 1989, para la promoción del álbum “Último héroe” que publiqué por primera vez en Francia dos semanas antes del festival Primavera de Bourges, al que habíamos asociado a Kino y a otros dos grupos. La gente de San Petersburgo lo sabe, hicieron todo lo posible para conseguir imágenes y material de la película. En las provincias y en Asia Central, estos hechos se vieron ensombrecidos por el aura de la película de Nougmanov, Aguja, que, al querer convertir a Viktor en un icono, disfrazó do su verdadera naturaleza y su historia de rockero urbano. La película es “buena” en el sentido de ser un guion convencional.

Tsoï siempre dijo que “Último héroe” fue la mejor mezcla y pidió que el álbum se mezclara en Francia en el otoño de 1990. Por eso hice el “Álbum negro” con los tres músicos inmediatamente después de su muerte. Influí en la obra en tres temas, incluido el éxito Cucú.

A Tsoï no le gustaban sus giras por Occidente, le interesaba más lo que se planeaba en Japón y Corea del Sur alrededor de octubre de 1990 o marzo de 1991. No le gustaba la arrogancia de los periodistas franceses.

Hasta ahora, se sigue tocando la música de Tsoi y sigue inspirando a músicos contemporáneos, como se ve en la presentación especial del DJ Hem con ocasión del cumpleaños de Tsoi, el 21 de junio de 2020:

Como dice Iskender:

Я слушаю периодически. Мне нравится, что слова многих песен актуальны и сегодня — особенно, в период, когда в постсоветское пространство вернулось столько проблем, которые, казалось, останутся в советском прошлом. Но моя самая любимая песня — это малоизвестная “Я иду по улице“. С виду она кажется простой — парень идёт по улице один, одетый в зелёный пиджак и в новом галстуке. Но потом ты понимаешь, что в этом всём и есть бунт — он одет не так, как было принято.

Escucho a Tsoi con frecuencia. Me gusta que las letras de muchos de sus hijos sean relevantes hoy en día, cuando tenemos muchos problemas en el mundo posoviético que pensábamos que habíamos dejado en ese mundo. Mi canción favorita es “Я иду по улице” [Camino por la calle]. Parece ser una canción simple, un hombre camina por la calle solo, con un chaleco verde y una corbata nueva. Pero entonces entiendes que esta es precisamente su rebelión, no está vestido de una manera considerada apropiada entonces.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.