Ataque informático de Anonymous revela datos ocultos del Gobierno sobre casos de COVID-19 en Nicaragua

Foto: Max Pixel, con licencia CC0 dominio público.

El 17 de agosto, Anonymous, grupo descentralizado de ciberataques realizó una acción en los archivo del Ministerio de Salud de Nicaragua. Los 400 archivos filtrados revelaron un excedente de 6245 casos positivos de COVID-19 en Nicaragua de los que el público no tenía conocimiento. El anuncio lo hizo en Twitter un autoidentificado miembro de Anonymous con el nombre de Lorian Syrano.

Los nicaragüenses en Twitter respondieron con entusiasmo al ataque con la etiqueta #OpNicaragua. Desde el inicio de la pandemia, las autoridades de Nicaragua han sido señaladas por su falta de claridad sobre los datos de COVID-19 y su negativa a volver a ordenar un confinamiento.

Anonymous reveló que en mayo, el número conocido de pruebas positivas de COVID-19 era 98.80 % más alto que el informado por el ministerio: 1332 casos en vez de 16. La tendencia continuó los meses siguientes. Al 24 de julio, parece que un total de 6245 casos positivos quedaron sin ser informados al público.

También parece que la cantidad de casos positivos es una de las mayores en el mundo, con casi el 56 % de pruebas positivas para COVID-19. Álvaro Ramírez, exdirector de epidemiología del Ministerio de Salud, explicó en una entrevista con Confidencial que eso se debe al hecho de que las pruebas se hacen principalmente a personas hospitalizadas o quienes presentan síntomas.

Ya antes de la filtración, crecían las sospechas sobre la exactitud de los datos oficiales de COVID-19. Por ejemplo, un observatorio ciudadano voluntario, compuesto de médicos, investigadores, ingenieros, expertos informáticos y comunicadores, informó que la cantidad de muertes sospechosas de relacionarse con el COVID-19 es casi 20 veces mayor que los datos publicados por el Ministerio de Salud.

Para Álvaro Ramírez, los archivos filtrados confirman que el Gobierno escondía datos a propósito, y dijo:

…el hecho de que esta información estaba ahí, que llegaba todos los días a la presidencia, y que por cualquier razón, que no la vamos a entender fácilmente, ellos (Daniel Ortega y Rosario Murillo) decidieron mentir a la población, y cambiar los datos, y poner datos diferentes.

El Gobierno, encabezado por el presidente Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo, había afirmado en mayo que esas personas sufrían de neumonía y no de COVID-19. En mayo y junio, se multiplicaron alarmantes informes sobre entierros ocultos. La periodista Lucydalia Baca Castellón tiene la esperanza de que la condicionalidad de los préstamos internacionales obligará pronto al Gobierno nicaragüense a tomar medidas “responsables y transparentes” con respecto al COVID-19.

El 18 de agosto, Anonymous publicó un avance de los archivos filtrados:

Saludos al régimen dictatorial de Ortega. Tal vez hemos estado desaparecidos un tiempo, pero nuestra lucha nunca se ha detenido.

¡El Ministerio de Salud de Nicaragua (MINSA) ha sido atacado! Ya viene la descarga de datos filtrados.

Anonymous, como muchos opositores al Gobierno, comentaristas y medios nicaragüenses, se refiere al gobierno de Ortega como “dictatorial” por sus rasgos autoritarios, prácticas de censura, y corrupción. Según el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, Ortega cometió crímenes contra la humanidad contra opositores políticos en los levantamientos contra el Gobierno en 2018.

El 21 de agosto, Lorian Synaro publicó el enlace en el que afirman que se puede descargar toda la base de datos del Ministerio de Salud de Nicaragua y otros 400 archivos:

¡El Ministerio de Salud de Nicaragua (MINSA) ha sido atacado!  ¡Montones de datos privados, documentos y toda la base de datos filtrados! Las mentiras del Gobierno ya no quedarán más en secreto.

Descargar —> https://mediafire.com/file/12v1r8lrzao1lu1/MINSA_DATABASE.zip/file

*Leer el artículo de abajo.

No es la primera vez que Anonymous ataca el gobierno de Ortega. A lo largo de 2018, el año de las protestas contra el Gobierno y posterior represión gubernamental, Anonymous sacó de línea los sitios web de medios controlados por el Gobierno y la Policía. En abril de 2020, Lorian Syrano atacó el Banco Central de Nicaragua, canales de televisión estatales, la Policía Nacional y otros sitios web institucionales en protesta por el manejo del Gobierno del COVID-19. El Gobierno adquirió software para proteger los sistemas de cómputo por el valor de 916 000 córdobas (aproximadamente 26 300 dólares).

En mayo, Syrano siguió sacando de línea a sitios web de ministerios.

No se puede llegar a este sitio web.
———–
El Banco Central de Nicaragua, el Ministerio de Economía y la Unidad de Análisis Financiero del Gobierno no están accesibles en línea!

El 19 Digital, el mayor medio digital de noticias con vínculos cercanos con el Gobierno no informado de ninguno de estos incidentes, a pesar de que abundan los informes de noticias más recientes del Ministerio de Salud. Por su parte, el Ministerio de Salud tampoco ha respondido a los ataques.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.