Recuentos revelan mismos resultados y finalmente el Gobierno de Trinidad y Tobago asume el cargo

Keith Rowley, primer ministro de Trinidad y Tobago, se dirige a la asamblea en la Casa del Presidente en Puerto España, tras ceremonia de juramentación, 19 de agosto de 2020. Captura de pantalla tomada de la transmisión en vivo de TV6 de la ceremonia.

Nueve días después de las elecciones generales en Trinidad y Tobago, realizadas el 10 de agosto, el Gobierno del país finalmente prestó juramento.

La Comisión de Elecciones y Circunscripciones (EBC) dio a conocer sus resultados preliminares que mostraban que el gobernante Movimiento Nacional Popular (PNM) había ganado con 22 escaños parlamentarios. El partido opositor Congreso Nacional Unido (UNC) logró 19 escaños y sostuvo que había habido irregularidades y pidieron un nuevo conteo en varias circunscripciones.

La líder opositora Kamla Persad-Bissessar sugirió que la falta de observadores electorales internacionales era “probablemente un plan [para que el PNM] ganara las elecciones ilegalmente. Pero al final, los resultados del recuento solamente confirmaron los hallazgos iniciales del EBC.

Las afirmaciones de los candidatos opositores de que había firmas sospechosas en las cédulas de votación también quedaron en nada, lo que demostró que la postura del partido gobernante de que el sistema de contrapesos que rige el proceso electoral del país hace que sea “imposible hacer trampa en las elecciones de Trinidad y Tobago”.

Sin embargo, un escaño que ganó el UNC sigue en disputa. En una conferencia de prensa realizada el 16 de agosto, el doctor Keith Rowley, líder del PNM, reveló que su partido buscó asesoría legal de dos abogados, que recomendaron al PNM que la nominación del candidato de UNC, Barry Padarath, ganador del escaño de la circunscripción de Princes Town, “no cumple con los requisitos legales y es totalmente invalida”.

El PNM había cuestionado la legitimidad de la nominación de Padarath antes de las elecciones. Rowley dijo que el partido no seguiría con el asunto judicialmente, pues el litigio “no era gratis ni barato ni estaba libre de riesgos”, pero sentía que era importante llevar el asunto a la atención nacional.

Rowley señaló que PNM acumulaba gastos legales de 23 millones de dólares trinitenses (poco más de 3.4 millones de dólares estadounidenses) en respuesta a la decisión del UNC de impugnar judicialmente los resultados electorales de 2015. El gasto de EBC asciende a cerca de 14 millones de dólares trinitenses (cerca de dos millones de dólares estadounidenses).

El doctor Rowley dice que brindará a EBC una copia de la opinión legal para que determine su posición en el asunto, y además asesoró al presidente.

Por su parte, Padarath dijo que el primer ministro Rowley que llevara el asunto a los tribunales o que “se quedara callado”, postura que el abogado Justin Phelps refutó:

We should be expecting more from our leaders than arguments that say ‘We have a legal right to do it’. We should be asking be them to account for the implications of exercising it, for the benefits which it could bring, for the reasons why they intend to exercise it.

Deberíamos esperar más de nuestros líderes que argumentos que digan ‘Tenemos el derecho legal de hacerlo así’. Deberíamos pedir que se responsabilicen por las consecuencias de ejercer el derecho, por los beneficios que puede traer, por las razones por las que tienen la intención de ejercerlo.

Mientras avanzaba el recuento, voces el partido UNC empezaron a pedirle a Persad-Bissessar que reconociera los resultados, lo que finalmente hizo el 16 de agosto. En su discurso, dijo que ya no se permitiría “que la describieran como obstruccionista […], excusa para que el Gobierno no avance”.

También habló de la necesidad de “respetar las opciones políticas de cada quien sin invocar ni incitar que la raza divida a nuestro pueblo”. Los dos principales partidos políticos han lanzado insultos raciales durante años, pero el UNC ha sido muy criticado por el tono de su publicidad de campaña antes de las elecciones, que para muchos era ofensiva hacia los negros.

Sobre los pedidos del interior de su partido de que renunciara como líder política, Persad-Bissessar dijo: “Huir no es una opción en este momento”, con lo que puso fin a toda especulación de que permitiría que la derrota electoral la hiciera cambiar de opinión. Sin embargo, el UNC tiene programadas elecciones internas en 2021 para determinar a los futuros líderes del partido.

La ceremonia de juramentación del primer ministro Rowley y su nuevo gabinete se llevó a cabo el 19 de agosto en la Casa Presidencial en la capital, Puerto España.

Tradicionalmente, la oposición presta juramento en la primera sesión del nuevo mandato parlamentario. Padarath presto juramento al cargo, tras ser elegido por la circunscripción de Princes Town por un margen de 6572 votos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.