- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Devastada cima de colina en la región minera de jade de Myanmar sigue albergando a decenas de familias pese al peligro

Categorías: Asia Oriental, Myanmar (Birmania), Desarrollo, Economía y negocios, Medio ambiente, Medios ciudadanos
[1]

Muchos habitantes siguen viviendo cerca del lugar de los deslizamientos de julio en la región minera de jade del estado de Kachin. Foto de Zaw Zaw / The Irrawaddy.

Este artículo [1] de Nan Lwin Hnin Pwint y Zaw Zaw es de The Irrawaddy, sitio web de noticias independiente en Myanmar, que se edita y reproduce en Global Voices como parte de un acuerdo para compartir contenido.

Luego del mortal deslizamiento de tierra [2] de julio en la región minera de jade de Hpakant, en el estado que Kachin, que casó la muerte de casi de 200 buscadores de oro, las autoridades locales emitieron una advertencia a todas las casas cercanas cerca de la mina colapsada de mudarse lo más rápido que pudieran.

Pero 77 hogares ignoraron la advertencia y se quedaron en la zona. Forman la aldea Hka Kyan, ubicada justo encima de la pendiente donde ocurrió el deslizamiento el 2 de julio cerca de una antigua mina de jade en la aldea Waikhar de Hpakant.

Según testigos, un montículo de tierra de desechos de aproximadamente 30 metros de altura, cayó dentro de un lago formado por agua que había llenado una cantera en desuso. Una enorme ola descadenada por el deslizamiento cayó sobre otras pendientes cercanas y arrastró a los buscadores de oro informales que trabajaban ahí. The Irrawaddy vio varios deslizamientos posteriores en la mina que fueron resultado del colapso inicial.

En 2009, Hka Kyan y sus alrededores eran zonas de colinas boscosas. Pero ahora, la zona está despojada de árboles y parece un paisaje lunar con áridas pendientes de hasta mil íes de altura (300 metros).

[1]

Pese al peligro de más deslizamientos de tierra, muchas personas siguen viviendo en la zona minera de jade de Hpakant del estado de Kachin. Foto de Zaw Zaw / The Irrawaddy.

Funcionarios de la administración general de la municipalidad de Hpakant realizaron una encuesta tras el desastre, y pidieron a 77 casas en Hka Kyan que se reubicaran en cuanto fuera posible, y advirtieron que sus casas estaban en riesgo de quedar destruidas en los deslizamientos.

Ahora, los lugareños viven con temor y ansiedad tras la muerte de casi 200 vecinos de la noche a la mañana. Le contaron a The Irrawaddy que no pueden dormir bien por temor a que los arrastre un deslizamiento de tierra si llueve durante la noche.

Sin embargo, no pueden ir a otro lugar ni comprar otra casa en otro lugar. Esperan que el Gobierno y las empresas mineras asuman responsabilidad y los evacúen a tiempo.

[1]

Muchos habitantes de la zona minera de Hpakant en el estado de Kachin dicen que no pueden reubicarse pese a la tragedia ocurrida en su comunidad en julio. Foto de Zaw Zaw / The Irrawaddy.

[1]

La operación minera de jade ha transformado Hka Kyan y sus alrededores que alguna vez estuvieron cubiertos de bosques. Foto de Zaw Zaw / The Irrawaddy.

[1]

En el deslizamiento de tierra de julio murieron casi 200 buscadores de oro locales. Foto de Zaw Zaw / The Irrawaddy