Psiquiatras colombianos y chilenos abogan por cuidar la salud mental evitando la sobreexposición de COVID-19 a las noticias (falsas)

Foto de Pexels, con licencia de Pexels.

Claudio Gonzalez, chileno que vive solo en Punta Arenas, en el extremo sur de Chile, se siente angustiado sobre su futuro. Extraña el contacto humano y pasar tiempo con sus seres queridos. Cuando se siente desesperado, toma medicinas para la depresión aunque no tiene prescripción. Mientras el COVID-19 sigue propagándose, los expertos en salud mental se han preocupado por su impacto en la salud mental de las personas. Noticias falsas, información equivocada y teorías de la conspiración aumentan la ansiedad, según informan.

Ya en mayo, el grupo de Objetivos Sostenibles del Desarrollo de Naciones Unidas enfatizó that “Aunque la crisis de la COVID-19 es, en primera instancia, una crisis de salud física, también tiene en sus entrañas una gran crisis de salud mental, si no se toman medidas”.

En Chile, Daniela Salinas, psicóloga de la Universidad Mayor en Santiago, estudió el impacto de la pandemia en la salud mental de los chilenos. Halló que el 66 % de encuestados habían tenido reacciones ansiosas durante el confinamiento y and 40 % mostró síntomas depresivos. El estudio también halló que ha habido un aumento de consumo de drogas, alcohol y tabaco, con aumentos de hasta 14 % en el caso de los cigarrillos.

De otro lado, el psiquiatra chileno Juan Carlos Almonte dijo a Global Voices que observó que los universitarios han cambiado dramáticamente sus patrones de sueño: ahora duermen desde las 5:00 o 6:00 de la mañana hasta el mediodía, lo que les impide interactuar con sus parientes y recibir apoyo de la familia para sus ansiedades.

Almonte no recomienda la automedicación de medicación psicotrópica, que se prescribe para largos periodos de tratamiento. También cree que las campañas públicas de salud mental se deberían centrar en acciones no farmacológicas.

La ansiedad y la depresión se ven estimuladas por noticias relacionadas con el COVID-19, pero también pueden empeorar por la información equivocada o el consumo excesivo de noticias, según los expertos.

La colombiana Salome Castro notó el comportamiento ansioso de su padre de 80 años después de estar expuesto a noticias en televisión y radio. Además, en su opinión, los medios sociales se usan como canal para emocional catarsis y expresión durante la crisis. Por eso presta atención a los contenidos que revisa. Claudio Gonzalez, el chileno de Punta Arenas, también prefiere seguir a médicos de emergencia en Facebook, que sabe que publican información confiable y actualizada. Su televisor se descompuso el 19 de marzo, lo que le dio algo de alivio.

El psiquiatra colombiano Edwin Herazo dijo a Global Voices que la información equivocada aumenta el riesgo de tener miedo: sugirió enfocar las noticias de manera crítica y no emotiva.

El también psiquiatra Fernando Valadez explica que la ansiedad provoca adición a la información, y que esta adición causa ansiedad. “Es un mal hábito que la gente debe romper, para lo que debe ser consciente de cuánto tiempo pasa en línea en  de tener rutinas saludables como ejercicio y descanso”, dijo a Global Voices. Por su parte, Adalberto Campo, psiquiatra colombiano, agregó que las autoridades de salud deben dar seguimiento a las noticias falsas en medios sociales.

Una guía realizada por la Universidad de Chile insiste en que la cobertura de los medios es fundamental para la salud mental. El contenido claro y confiable puede ayudar a que las personas autorregulen su comportamiento. Además, las personas deberían leer los consejos de la OMS, y tener una exposición mínima a las noticias, que las pone ansiosas e intranquilas.

COVID-19 impactó en Chile y Colombia en términos de pérdida de vidas –la cifra de muertes es de 11 442 y 20 348 respectivamente, según cifras oficiales– y también económicamente, con inseguridad laboral y falta de acceso a alimentos.

Un estudio de la organización privada Profamilia publicado en mayo mostró que la rabia, la tristeza, el nerviosismo y la ansiedad debidos a la recesión económica prevalecen entre los colombianos ,y el 56 % teme caer en depresión. El Colegio de Psicólogos de Colombia exigió una estrategia nacional al Gobierno para responder al estrés, el temor y la ansiedad causados por la pandemia, como sugirió la OMS.

Por lo tanto, según los psiquiatras, una mentalidad saludable es fundamental para lidiar con la pandemia. Al comienzo del periodo de confinamiento, la ingeniera colombiana Rosi Gaviria escuchaba a los políticos pero cambió a científicos, médicos y datos de la OMS para evitar teorías de la conspiración, noticias falsas y negación, dijo a Global Voices.

De otro lado, el abogado colombiano Roberto Uribe tiene a medios noticiosos conocidos y respetables médicos como principales fuentes, e ignora opiniones que carecen de bases científicas, médicos que ofrecen curas milagrosas y “periodistas que presentan información antigua como si estuviera actualizada”, dijo a Global Voices.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.