Acusan a Policía de Hong Kong de reescribir la historia para reprimir la disidencia política

Turbas irrumpieron en la estación de metro de Yuen Long, 21 de julio de 2019. Captura de pantalla de un video viral en Twitter.

Lam Cheuk-ting, legislador de Hong Kong, fue arrestado el 26 de agosto junto con otras 12 personas en un caso relacionado con un incidente de turbas ocurrido el 21 de julio 2019 en una estación de metro suburbana de la ciudad.

En una rueda de prensa del 26 de agosto, el superintendente de la Policía, Chan Tin-chu, dijo a los reporteros que el incidente se consideraba un “enfrentamiento entre rivales iguales” de protestantes vestidos de blancos y de negros. Esa interpretación contradice la opinión, ampliamente difundida, de que el incidente fue un ataque a los pasajeros y a las personas que vestían de negro, color asociado a las protestas gubernamentales, por parte de un grupo de personas vestidas de blanco que apoyan a la postura oficial del Gobierno.

El incidente del ataque de turbas de Yuen Long en julio de 2019 es uno de los acontecimientos más significativos que sacudieron el territorio durante las protestas contra la ley de extradición de China de 2019. La ausencia de la Policía durante el ataque minó la credibilidad de las autoridades policiales, y finalmente radicalizó a los manifestantes que llegaron a creer que la Policía estaba en combinación con la turba vestida de blanco.

Si bien numerosos videos y reportajes en directo desde el lugar del ataque muestran que más de un centenar de personas, vestidas de blancos y armadas, atacaban indiscriminadamente tanto a los pasajeros del metro como a los manifestantes que regresaban de una manifestación masiva en la isla de Hong Kong, el superintendente acusó esos reporteros de estar parcializados y ser engañosos.

Rol de la Policía de Hong Kong en el ataque de la turba

Sin embargo, la emisora pública Radio Television Hong Kong (RTHK) reconstruyó el acontecimiento y ha mostrado cómo la Policía de Yuen Long se hizo de la vista gorda ante el ataque planeado:

El informe de RTHK menciona unas imágenes de las cámaras de vigilancia y testimonios de un consejero del distrito de Yuen Long y de varias víctimas del ataque, e indica que la Policía ya conocía del ataque del 21 de julio. Incluso cuando un centenar de hombres vestidos de blanco empezaron a reunirse fuera de la estación de metro de Yuen Long sobre las 18:00 horas y atacaron a un chef de un restaurante alrededor de las 21:45 horas, la Policía de Yuen Long no hizo nada para dispersar a la turba.

Recién alrededor de las 23:20 horas, unos 40 policías antidisturbios llegaron a la estación y, para entonces, la turba blanca ya se había ido. A las 00:27 horas, mientras la Policía desalojaba la estación, la turba de blanco irrumpió de nuevo y comenzó a golpear aleatoriamente a los civiles con barras de meta. Luego se retiraron a un pueblo cercano, pero de nuevo la Policía no hizo nada para detenerlos.

Sin embargo, Chan insistió en que la Policía actuó rápidamente en 18 minutos al recibir las llamadas de emergencia. Su afirmación contradice los informes policiales anteriores, que indicaban claramente que la unidad policial tardó 39 minutos en responder las llamadas.

Además, Chan desestimó la acusación sobre la colusión entre las triadas y la Policía en relación con el ataque:

Ahora, la Policía de Hong Kong dice que un agente antidisturbios “empujó a un hombre con camiseta blanca” en vez que “darle una palmadita en el hombro”, en Yuen Long a pocas horas del ataque de la turba el 21 de julio. Bueno, dejemos que la imagen hable por sí sola (la voz de fondo es del entonces asistente del comandante del distrito, Yau Nai-Keung).

Víctimas convertidas en alborotadores

La versión de la Policía de la historia niega la responsabilidad de las autoridades en el incidente y, ahora, lo está utilizando como arma para perseguir a los disidentes políticos, como señala Ray Chan, otro legislador demócrata:

La Policía de Hong Kong se basó en el informe de un supervisor “independiente” que enmarca el ataque de los matones del 21 de julio como una “pelea de pandillas que involucra… a ambos lados”. Los críticos han descartado el informe como un encubrimiento, pero ahora la Policía lo está usando como arma para respaldar las falsedades.
—————
Ahora, la Policía de Hong Kong se ha convertido descaradamente en el Ministerio de la Verdad, propaga mentiras para lograr los objetivos políticos de desprestigiar a los viajeros y legisladores implicados en la noche oscura de Yuen Long y para protegerse a si misma de una infame reputación, la mafia de Yuen Long y las turbas de las barras. Protestas de Hong Kong.

Durante la rueda de prensa, el policía Chan también acusó a Lam Cheuk Ting de incitar al conflicto, pero no explico cómo lo hizo.

Según el video de Lam grabado el 21 de julio, cuando llegó a la estación de metro de Yuen Long alrededor de las 22:45 horas, una mujer ya había sido herida por un hombre vestido de blanco dentro de la estación. Luego volvió a las puertas y advirtió a la turba que pronto llegaría la Policía. Después, la turba blanca saltó las puertas e invadió la zona de los andenes.

Otro testigo capturó ese momento: Gwyneth Ho, periodista de Stand News, estaba grabando y transmitiendo en directo cuando los hombres en blanco invadieron los andenes del metro. Luego la golpeó un hombre vestido de rosa. En vez que condenar al agresor, la Policía cuestionó la presencia de la periodista, la acusaron de exacerbar los conflictos a través de sus transmisiones en directo “parcializadas” y sugirieron que “hacer una transmisión en directo no exonera de delitos”:

En este hilo, analizaremos siete preguntas que surgen de la conferencia de prensa del superintendente Chan Tin-chun sobre el arresto de 13 personas en relación con “disturbios” en Yuen Long el 21 de julio de 2019.

1. Es un “enfrentamiento” entre “rivales similares” y…
————–
Las autoridades de Hong Kong dijeron que las noticias en directo del ataque [en la estación de metro de] Yuen Long estaban parcializadas y que se tergiversaron.

Miren ustedes mismos las imágenes de la entonces reportera de The Stand News, Kwai Lam Ho, a quien golpearon y lastimaron.

La Policía también dijo que no fue un ataque indiscriminado ya que ambos lados coincidían por igual. Advertencia de palabras groseras.

Alrededor de las 22:10 horas, unos 10 minutos antes de que la Policía llegara a la estación de Yuen Long, el propio Lam Cheuk Ting fue golpeado y quedó herido cuando la turba entró en la zona de los andenes. Pese a ser una víctima del ataque, ahora la Policía lo ha etiquetado como alborotador. Lo Kin-hei, vicepresidenta del Partido Democrático, destacó lo absurdo del arresto de Lam:

Este es Cheuk Ting Lam el 21 de julio.

Llamó a la Policía antes de dirigirse a Yuen Long.
La Policía no llegó.
Transmitió en directo desde la estación de Yuen Long y lo atacaron.
La Policía no llegó.
Luego informó a la Policía.
La Policía lo rechazó.

Ahora, la Policía lo detiene por participar en un motín.

El bando demócrata celebró una rueda de prensa conjunta en la que condenó a la Policía por reescribir la historia del ataque de la turba.

Wu Chi-wai, presidente de los demócratas de Hong Kong, ha acusado a la Policía de “reescribir la historia” del ataque de Yuen Long del 21 de julio.

Dijo que el incidente demuestra que el Gobierno de Hong Kong y la Policía están “indefensos”. También pide a los hongkoneses que vistan de negro mañana como señal de protesta.

En un estado en el que las autoridades están tan obsesionadas con el control de la “verdad”, la memoria de la gente se convertirá en el lugar más importante para buscar justicia, como señaló la abogada de derechos humanos Sharon Hom:

Otros videos de Yuen Long del 21 de julio de 2019.
—————
La justicia no se extinguirá para siempre en Hong Kong. Nuestra responsabilidad es recordar, preservar las pruebas y ser testigos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.