Publicación islamofóbica en Facebook conduce a violencia mortal en Bangalore

Image via Pexels by Pixabay. Free to use CC0

Imagen vía Pexels de Pixabay. Uso libre (CC0)

Una provocadora publicación en Facebook generó violentos enfrentamientos entre manifestantes y policías en Bangalore el 11 de agosto, con el resultado de tres muertos y docenas de heridos.

La publicación se refería a presuntos delitos sexuales contra una menor y se consideró una calumnia contra el profeta Mahoma. La publicación, ya eliminada, la hizo P Naveen, sobrino de Srinivas Murthy, político del opositor partido Congreso Nacional Indio (INC).

Poco después de la publicación, una turba protestó afuera de la casa de Murthy, ubicada en la aldea de Devarajeevanahalli, en una zona rural de Bangalore (oficialmente conocida como Bengaluru).

La turba también intentó incendiar dos estaciones policiales. Cerca de 60 policías quedaron heridos, junto con varios manifestantes.

Las imágenes de la destrucción se difundieron ampliamente en línea, lo que generó reacciones como este tuit de  Jiten:

Tres muertos en disparos contra la Policía en Bengaluru en medio de violencia por publicación en Facebook.
Violencia en Bengaluru: Manifestantes incendiaron 24 autos y rodearon la casa de un parlamentario en la capital de Karnataka
.
————–
Qué está ocurriendo… cómo pueden destruir propiedad pública. Por qué india no puede ser estricta con estos matones.

Los enfrentamientos pasaron a ser protestas a gran escala en otras dos aldeas en Bangalore, KG Halli y DG Halli (Halli significa “aldea” en cannada). Poco después, el Gobierno estatal impuso un toque de queda en la zona. La Policía arrestó a más de cien personas.

Los medios sostienen que algunos manifestantes pertenecían al Partido Socialdemócrata de India, grupo político islámico.

Uno de los arrestados fue Sayyad Nadeem, mecánico de 24 años que murió de COVID-19 mientras estaba en custodia. Tras su arresto, ingresó al Hospital Bowring en la ciudad de Bangalore después de que se quejó de dolor en el pecho y dificultad para respirar. Murió pocos días después, según la Policía. Su prueba de COVID-19 resultó positiva.

BS. Yeddyurappa, jefe de Gobierno del estado de Karnataka, donde se ubica Bangalore, instó a las autoridades a tomar estricto acción contra quienes participan en las protestas. Agregó que el gobierno del Partido Popular Indio (BJP) “no toleraría tales provocaciones ni rumores”.

Aunque la Constitución de India es democrática y secular, la violencia entre sus comunidades hindúes y musulmanas han asolado el país mucho tiempo. En años recientes, el problema ha empeorado con la información equivocada en línea y las campañas de acoso.

En 2020, más de 50 personas murieron durante los disturbios en la capital, Nueva Delhi, luego de las protestas contra la controvertida ley de enmienda de ciudadanía. La mayoría de las victimas eran musulmanas.

Durante los recientes disturbios en Bangalore, al menos cinco reporteros fueron atacados por manifestantes y la Policía, como lo relata NewsLaundry.

El periodista Nolan Pinto destacó denuncias de violencia policial:

Comisionado de Policía de Bangalore, tu Policía me golpeó en la cabeza con un poste aunque gritábamos que somos reporteros. A Prajwal Manipal lo golpearon en la espalda. ¡¡¡Tuvimos que huir de la Policía para salvarnos cuando no estaba la turba!!

Gracias al periodista Yasir Mustaq por los primeros auxilios.

El periodista Arun Dev informó cómo la violencia impactó a los ciudadanos comunes y corrientes de Bangalore que no tenían relación con los manifestantes ni con el sobrino del parlamentario

Ella es Ranjitha. Su casa está al lado de un edificio comercial en Kaval Byrasandra, con una pared medianera que la turba quemó. Dice que cuando el bar se quemaba, su familia y ella se encerraron y apagaron las luces.
————–
Aunque está cerca de la casa de Naveen, que publicó el contenido despectivo, el bar no era propiedad de nadie directamente relacionado con él. Fue un acto de vandalismo. A los ocupantes del bar los hicieron salir antes dee incendiar el bar.

El juego de las culpas — y reacciones

Luego de la violencia, numerosos grupos de derecha en medios sociales sostuvieron que la publicación de P Naveen era una respuesta a alguien llamado Adyar Basheer Adyar, que supuestamente publicó comentarios despectivos contra la diosa hindú Lakshmi.

Pero una investigación de AltNews, organización de verificación de datos, estableció que estas afirmaciones eran falsas. AltNews demostró que la publicación contra los hindúes de Basheer era de 2018, y que P Naveen nunca respondió; las dos imágenes se habían modificado para sustentar esta falsedad.

Ciertamente, la publicación de Basheer tuvo como resultado una acción policial en su contra en 2018.

Muchos condenaron la violencia de parte de grupos musulmanes, como la periodista Anusha Ravi Sood:

A la violencia en Bangalore la noche del martes se le está dando rápidamente un color de ‘dalit contra ‘musulmanes’, mientras que las publicaciones provocadoras que iniciaron la violencia se dejan de lado. Que se presione esta narrativa en un momento en que el país ha visto cómo ambas comunidades se unen en muchos asuntos como el Registro Nacional de Ciudadanos y la enmienda de la ley de ciudadanía.

Swara Bhaskar, actor de Bollywood, tuiteó su condena a la violencia:

¡No hay excusas para la violencia ni los incendios! No, ¡¡los sentimientos heridos no son excusa!! Muy condenable la violencia de vándalos musulmanes en Bangalore. Solamente muestra el fanatismo religioso es un flagelo en todas las  comunidades. Los culpables deben comparecer ante la justicia. ¡Qué vergüenza!

La parlamentaria india Shashi Tharoor destacó un tuit del usuario indio Muhammad Nuammir que muestra a musulmanes que protegen un templo en Bangalore con una cadena humana:

Esta es la belleza de India.

Los musulmanes crearon cadena humana para cuidar el templo en Bangalore durante la violencia.

Estén tranquilos, hagan la paz.
—————–
Se debe encontrar, arrestar y dar castigo ejemplar a quienes incitaron y perpetraron los disturbios en Bangalore. Pero no se equipara con toda una comunidad más que [decir que] matones y justicieros vigilantes representan a todos los hindúes. Esto también ocurrió en Bangalore:

De todas maneras, las cuentas de derecha siguen difundiendo una narrativa falsa:

Violencia en Bangalore. Musulmanes, hicieron estos disturbios por un insulto al profeta Mahoma. Ahora, qué podemos hacer con ustedes. Ustedes insultaron nuestra tierra. Estos fueron disturbios planificados por musulmanes. El musulmán insultó primero, y luego responden a la foto del profeta que publicó Naveen.

Sandhya Subedi, que vive fuera de India, exigió castigo para los manifestantes violentos:

Estimado primer ministro de India, por favor, ¡castigue a los manifestantes violentos de Bangalore de la manera más estricta posible! Una publicación en Facebook se debe responder con una publicación en Facebook, ¡nadie tiene el derecho de crear disturbios ni matar por una publicación en Facebook! ¡Esta intolerancia se debe condenar!

Ante la situación, Tejasvi Surya, parlamentario de Bangalore del BJP, recomendó al Gobierno de Karnataka que siguiera el modelo de Yogi Adityanath de Uttar Pradesh y confiscara las propiedades de los manifestantes violentos como una manera de compensar la pérdida de propiedad pública. Esta es una medida que los activistas indios ven como sesgada contra las minorías, que contribuye a reprimir protestas contra asuntos legítimos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.