- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Desinformación sobre Belarús se difunde en los Balcanes a través de portales en línea y redes sociales

Categorías: Europa Central y del Este, Belarús, Macedonia, Serbia, Activismo digital, Economía y negocios, Gobernabilidad, Medios ciudadanos, Periodismo y medios, Política, Relaciones internacionales
[1]

Manifestantes en Minsk, 14 de agosto de 2020. Foto de Melirius vía Wikipedia (CC BY-SA 4.0).

Este artículo se basa en el reportaje de la Agencia de Noticias Meta.mk [2], un proyecto de la Fundación Metamorphosis y socio de contenido de Global Voices. 

La reciente inestabilidad política en Belarús ha estado acompañada de un aumento de la desinformación sobre el país, difundida a través de los canales que ya habían estado activos en difundir las narrativas propagandísticas características de los ejércitos de troles a favor del Kremlin.

Difundir miedo sobre una intervención militar rusa

Meta.mk informó [3] que, justo antes de la protesta democrática sin precedentes del 16 de agosto [4], las redes sociales y los servicios de mensajería se vieron inundados de videos de transportes militares con afirmaciones de que las tropas rusas habían ya entrado o “trataban de entrar” en Belarús. Los verificadores de hechos de Belarús las desmintieron rápidamente por ser desinformación.

Franak Viačorka, analista de Minsk, miembro no residente del Centro de Eurasia del Consejo Atlántico y vicepresidente de DigiKomNet [5], asociación internacional de profesionales de la esfera digital, rebatió esas afirmaciones.

Muchos canales de Telegram distribuyeron videos de vehículos blindados rusos y autobuses llenos de soldados que se desplazaban a Belarús o ya en Belarús. Hemos verificado la información y es engañosa. Sin embargo, estemos atentos de todos modos.

Las conclusiones de Viačorka fueron confirmadas por sus colegas rusos, es decir el Equipo de Inteligencia de Conflictos [7], que analizaron un video que presuntamente mostraba a los rusos en movimientos y descubrieron que en verdad eran paracaidistas bielorrusos operando bajo una orden del presidente Aleksander Lukashenko.

Estamos siguiendo de cerca las acusaciones de la participación rusa en Belarús, por favor publique fotos o videos si los tiene.
————–
Ayer, apareció un video que mostraba un convoy BTR-80 APC dentro de Belarús, que algunos manifestaron que son rusos. Creemos que en verdad se trataba de paracaidistas bielorrusos que iban de Vitebsk a Hrdono según la orden televisada de Lukashenko del día anterior.

Esta desinformación fue alimentada por la noticia de que el presidente ruso Vladimir Putin había ofrecido ayuda militar [10] a Lukashenko para ayudar a sofocar las demostraciones contra el fraude electoral; Rusia alegó que las protestas eran el resultado de una presión externa [11] contra Belarús. Finalmente, no alcanzó su objetivo ya que el temor a una invasión rusa no suprimió la protesta en Minsk, que se dice fue la mayor de la historia del país.

¡La marcha de la libertad de Belarús es la mayor reunión de la historia del país!

Aclaman a Lukashenko, bondadoso líder del “paraíso” económico

Meta.mk también informó [14] sobre otro tipo de desinformación difundida por periódicos en línea serbos, como Glas-javnosti [15]Nacionalist [16] y Nacional Online [17] con titulares como “Los hechos sobre Belarús que no sabías…”, que luego se difundieron ampliamente a través de las redes sociales y aplicaciones para móviles, como Viber.

Estas representaciones de Belarús como “paraíso” económico gobernado por Lukashenko (también escrito como Lukashenka [18]) desde 1994, fueron desmentidas por el servicio serbio de verificación de hechos fakenews.rs [19].

La creación de una imagen de Belarús como una nación de orden, paz y prosperidad, sin mencionar ninguna fuente que respalde sus afirmaciones, fue muy parecida a los relatos del pasado [20] sobre la prosperidad del pueblo libio bajo el destituido dictador Muammar Gaddafi, difundidos por los ejército de troles apoyados por los rusos [21].

Algunas de estas afirmaciones eran casi poéticas, como que las calles de Minsk están tan bien mantenidas que “uno puede caminar por ahí usando solo calcetines blancos que permanecerían perfectamente limpios”, o escandalosamente optimistas, como la afirmación de que la esperanza de vida en el país era de 104,5 años.

Fakenews.rs contraatacó con una serie de hechos fáciles de conseguir sobre Belarús de fuentes creíbles. Por ejemplo, los datos oficiales [22] indican que la esperanza de vida en el país era de 74.5 años en 2018, como casi el resto de Europa Oriental.

Una de las grandes afirmaciones desmentidas fue que en Belarús la gasolina es más barata que el agua, o que un litro de gasolina cuesta solo 0.14 dólares estadounidenses. Fakenews.rs descubrió que en realidad el precio era de 1.78 rublos bielorrusos [23] (unos 0.72 dólares estadounidenses). Por el contrario, el precio de una botella de agua [24] era de un rublo, es decir la mitad del precio de la gasolina.

Los medios nacionalistas serbio afirmaron falsamente que el estado bielorruso brinda a las parejas recién casadas un subsidio de 64 000 dólares estadounidenses para comprar un apartamento a un precio promedio de 5000 rublos bielorrusos (poco menos de 2000 dólares estadounidenses). En realidad, no hay pruebas de este regalo de boda por parte del Estado. Además, el precio real de un apartamento [25] es mucho mayor que 2000 dólares. Como mucho, eso podría costar un apartamento de pocos metros cuadrados en las afuera de la capital, Minsk [26], o de propiedades un poco más grandes en ciudades más pequeñas, como Homiel [27].

Además afirmaron, otra vez sin ninguna prueba, que cada ciudadano bielorruso recibe un subsidio estatal anual de mil dólares.

Esta lista de supuestos beneficios brindados por el régimen de Lukashenko incluía la presentación falsa del PIB per cápita de Belarús como 14 192 dólares, mientras que los datos del Banco Mundial [28] muestran que era de 6173 dólares en 2019, y la presentación falsa de sueldos de enfermeras y maestros como varias veces más altos que los 390 [29] y 460 dólares [30] que en realidad reciben por mes.

Hubo desinformación también sobre la facilidad de iniciar un negocio en el país, con la afirmación que las empresas de nueva creación reciben subvenciones estatales de 20 000 dólares. Es otra mentira, ya que el Ministerio de Trabajo y Políticas Sociales [31] afirma que estas subvenciones varían de 2800 a 3800 dólares y solo está disponible para pocos centenares de solicitantes al año.

Una afirmación importante fue que la la educación en el extranjero, los medicamentos y la energía eléctrica son gratuitos gracias a los subsidios estatales: es falso. No todos los estudiantes pueden obtener becas para estudiar en el extranjero, son muy pocas las medicinas gratuitas, o, mejor dicho, que no pagan directamente los pacientes en algunas farmacias. Además, los ciudadanos bielorrusos pagan la energía eléctrica [32] de su bolsillo.

En contraste con el declive demográfico en los Balcanes [33], se afirmó que la población bielorrusa se triplicó bajo el mandato de Lukashenko. Sin embargo, los datos del Comité Nacional de Estadística [34] del país mostraron que en 1994, cuando llegó al poder, la población era de unos 10.25 millones de habitantes, mientras que los datos preliminares de 2020 muestran que el número actual es de unos 9.4 millones.

Culpan a la OMS y al Banco Mundial de ser entrometidos de Occidente

Otro tipo de desinformación vinculó la crisis política en Belarús con algún tipo de conspiración relacionada con la pandemia de COVID-19. Vistinomer (es decir “medidor de la verdad”), servicio macedonio de verificación de hechos, detectó [35] que estas afirmaciones se están difundiendo a través de las redes social en Macedonia del Norte.

Por ejemplo, en un artículo publicado en Facebook [36], complementado con una foto de Lukasheno en uniforme militar, difundió la afirmación infundada de que la campaña para destituirlo fue instigada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya que él había rechazado sus “sobornos” de entre 82 y 110 millones de euros (unos 97 y 130 millones de dólares) para llevar a cabo un “escenario italiano de coronavirus”, sin ninguna explicación de lo que ese escenario habría supuesto.

En la misma publicación, se presentó a Lukashenko como un líder de la integridad por haber supuestamente rechazado una “subvención de inversión no reembolsable de 500 millones de dólares del Banco Mundial” a cambio de unirse a la campaña mundial sobre los peligros inexistentes de COVID-19 y el innecesario distanciamiento social.

La OMS se presentó como una organización que difunde enfermedades y no una que trata de prevenirlas y combatirlas. Belarús ha sido miembro de la OMS [37] desde su independencia de Rusia a principios de la década de 1990, y en julio de 2020, concertaron acuerdos de colaboración bienal [38]. A finales de ese mismo mes, la OMS prestó ayuda humanitaria a Minsk [39].

Belarús también ha cooperado [40] con el Banco Mundial durante décadas. Contrariamente a las afirmaciones de rechazar la ayuda de esta institución, Belarús exigió una mayor proporción del dinero destinado a combatir las consecuencias del COVID-19, un préstamo de 900 millones de dólares [41] en vez de 500 que ofreció el banco. Esos fondos siguen sin estar disponibles para el país ya que el presidente Lukashenko no estaba dispuesto a aceptar condiciones adicionales para obtener un préstamo extranjero [42].

Haz clic aquí para más informaciones sobre la crisis en Belarús [43]